Aprendizaje corporativo: las preferencias laborales de cada generación

Aprendizaje corporativo: las preferencias laborales de cada generación
La personalización es clave para el compromiso.Annee Bayeux, Chief Learning Strategist de Degreed
Al igual que la Generación X, los milenials quieren estar informados sobre cómo el aprendizaje mejorará sus perspectivas profesionales.

Degreed comparte las diferentes motivaciones y expectativas de las generaciones actuales en la fuerza de trabajo.

Hoy tenemos varias generaciones trabajando al mismo tiempo, con aspiraciones, perspectivas y necesidades muy diferentes. No es de extrañar que algunas generaciones no se vean exactamente de la misma manera.

Sin embargo, tenemos que encontrar formas de coexistir y trabajar juntos de manera eficaz, y los líderes del aprendizaje tienen un papel importante que desempeñar en la creación de un lugar de trabajo multigeneracional sin fisuras. ¿Por qué? Porque el aprendizaje es una de las pocas cosas que atraviesa todas las edades y generaciones – todos necesitamos desarrollar habilidades, independientemente de la etapa en la que nos encontremos en nuestras carreras. Es un factor de igualdad en muchos sentidos y un puente que puede tenderse entre generaciones.

Los mejores responsables de formación descubrieron hace mucho tiempo que la personalización es clave para el compromiso. Y esto es especialmente cierto cuando se desarrolla un programa que atiende tanto a la Generación X como a la Generación Z. Son grupos tan diferentes que un enfoque de talla única fracasará rápidamente. No se puede hacer que un millennial encaje en una estrategia diseñada para un boomer”, afirma Annee Bayeux, Chief Learning Strategist de Degreed.

A continuación, ella comparte las diferentes motivaciones y expectativas de las generaciones actuales en la fuerza de trabajo:

Los baby boomers se guían por las credenciales: los boomers son, en general, una generación muy formada en el sentido tradicional, por lo que valoran los logros y las credenciales. Quieren aprender de expertos contrastados y buscarán instituciones respetadas y de alto nivel en las que estudiar. Prefieren asistir a cursos presenciales, pero ya están acostumbrados a utilizar el aprendizaje en línea y las nuevas tecnologías en el entorno híbrido actual. Dicho esto, esta generación puede definirse realmente como alumnos complacientes – están acostumbrados a que se les diga qué tienen que aprender y cuándo tienen que hacerlo.

Su zona de confort se encuentra realmente en el liderazgo de mando y control y en la formación de cumplimiento. Tienden a centrarse en el aprendizaje que les ayuda a hacer mejor su trabajo hoy, en lugar de aprender a prepararse para el próximo cambio. En general, esta generación se considera más rígida en su identidad laboral y puede tener dificultades para cambiar rápidamente de puesto o de empleador. También hay que tener en cuenta que, tras la pandemia, los boomers se están jubilando a niveles récord, lo que está provocando una especie de ‘fuga de expertos’ en muchas organizaciones.

La Generación X quiere el control: la Generación X está llegando a la mitad de su carrera profesional. Crecieron con padres trabajadores y son la primera generación que se encuentra en peor situación que sus padres en cuanto a la preparación para la jubilación. A esta generación no le gusta la microgestión y por eso prefiere un plan de aprendizaje más autodirigido. También buscan información y práctica, más que pura teoría, y quieren saber exactamente cómo les beneficiará el aprendizaje. No les intimidan las nuevas tecnologías, son pragmáticos y comprenden la necesidad y la importancia de la formación para el cumplimiento de la normativa, pero quieren que el departamento de AyD haga el aprendizaje fácil y accesible, para que puedan dirigirlo ellos mismos.

Los milenials recurren a sus iguales: los milenials crecieron con padres sobreprotectores y la opinión de su familia es fundamental para ellos. Al igual que la Generación X, quieren estar informados sobre cómo el aprendizaje mejorará sus perspectivas profesionales. Los milenials también son aprendices sociales, crecieron con las redes sociales y se dejan influir más por otras personas sobre lo que deben aprender. Entienden el poder de la inteligencia colectiva y el trabajo en equipo, por lo que su aprendizaje refleja este estilo. Esta generación es conocida por tener una capacidad de atención corta, de unos 12 segundos. Esto hace que les guste especialmente el aprendizaje a pequeña escala y la gamificación, que hace que el proceso sea más interactivo y dinámico.

Son un grupo que espera que la tecnología esté presente en toda su vida. Por ello, los responsables del aprendizaje deben invertir en tecnologías que satisfagan estas expectativas. Sin embargo, esto debe complementarse con cierto contacto personal, que la generación sigue valorando. Los milenials están muy centrados en el desarrollo profesional y ven los puestos de trabajo como una oportunidad para aumentar sus habilidades y perspectivas. Un impresionante 87% de los milenials considera que las ‘oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional’ son importantes para ellos en un trabajo. Esta es una gran noticia para los líderes de aprendizaje, ya que tienen un grupo de personas ya comprometidas y ansiosas que están listas y esperando para mejorar sus habilidades.

La Generación Z exige lo digital: la Generación Z está entrando ahora en el mercado laboral. Tienen una clara aversión a la formación de cumplimiento y esperan que el liderazgo les explique la relevancia de lo que están aprendiendo. En particular, a la Generación Z tampoco le importan mucho las credenciales y los logros académicos tradicionales, como ir a la universidad. Necesitan un sentido de finalidad en su aprendizaje, especialmente cuando se trata de movilidad profesional. Esto supone un cambio con respecto a las generaciones anteriores, que sólo solicitaban un empleo si tenían todas las aptitudes necesarias.

La Generación Z espera que sus empleadores les preparen para la siguiente etapa. Ellos son nativos digitales, no recuerdan un mundo sin internet y sus expectativas en el lugar de trabajo lo reflejan. Sus tácticas de aprendizaje son sorprendentemente diferentes de los métodos de los boomers y la Generación X. La Generación Z quiere una experiencia de aprendizaje más inmersiva, en la que tengan el control de su propio aprendizaje, con experiencia práctica para respaldar los conocimientos teóricos. Sólo el 38% de la Generación Z prefiere aprender viendo (materiales de lectura, por ejemplo) y al 12% le gusta aprender oyendo (charlas o conferencias en línea).

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)