Erasmo Rojas

Director de América Latina y el Caribe en 4G Americas

En el mercado de las telecomunicaciones, Erasmo Rojas es un referente ineludible. Como incansable viajero por Latinoamérica, lleva las novedades acerca del mundo móvil -especialmente sobre la familia de tecnologías 3GPP- a todos los países de la región.

En su rol de evangelizador establece reuniones con representantes gubernamentales, lideres corporativos, especialistas técnicos, fabricantes, analistas del mercado y prensa especializada para actualizarlos sobre los últimos desarrollos en la industria inalámbrica.

Si bien reside en las tierras tejanas del oro negro, gran parte del año se encuentra en algún país al sur de los Estados Unidos con la importante labor para 4G Americas de liderar la conversación sobre tecnologías inalámbricas y movilidad, tanto desde el punto de vista tecnico y legal como aquel relacionado con el marketing y la comercialización.

Al margen de sus tareas, es un deportista todo terreno y sin importar la cargada agenda de trabajo, siempre tiene tiempo para llevar adelante su rutina de ejercicios diarios en cada ciudad que visita.

Nacido y formado en Colombia, obtuvo un título de BSEE en Ingeniería Electrónica de la Universidad Distrital de Bogotá, un Master of Science en Telecomunicaciones de la Universidad de Colorado y un MBA en Administración y Marketing Internacional de la Southern Methodist University de Dallas.

Tiene un tono tranquilo al hablar y sus claras explicaciones pueden ser tan largas o cortas como el interlocutor con quien se encuentre necesite. Revela la serenidad que sólo tienen los que saben de que hablan y no deja pregunta sin responder.

De acuerdo a los datos de 4G Americas, actualmente un 80% de las operaciones móviles regionales corresponde a conexiones 2G y recién en cinco años las de 3G superarán el 60%. ¿Cuáles son entonces los tiempos y formas de implementación de tecnología 4G que preven en la región?

En América Latina 4G realmente comenzó hace 18 meses, a finales de 2011, y a la fecha hay 20 redes comerciales de LTE en servicio, tanto para aplicaciones móviles como fijas. Se está usando LTE para servicios móviles en un 90% pero también para servicios fijos.

LTE comenzó como una tecnología de nicho, a diferencia de lo que sucedió en la transición de 2G a 3G porque en aquel momento tenían ciertas bandas de espectro y en esas bandas lanzaban sus redes.

Hoy en día en América Latina y Caribe hay 5 bandas de espectro donde funcionan 20 redes comerciales y no hay una escala en cuanto a bandas de espectro. Hay en servicio bandas bajas de 700 MHz y altas de 2,5 GHz.

Los operadores están tratando de buscar aplicaciones para posicionar 4G. ¿Cómo le dices al usuario que 3G es diferente a 4G? Ese es el desafío que los operadores tienen en este momento.

La banda ancha móvil es el mecanismo de crecimiento en el futuro. A finales de 2012, el 80% de las suscripciones era de voz en América Latina y el Caribe, pero en cuatro años -a fines de 2017- la voz va a representar poco más del 30% en suscripciones.

O sea que el gran movimiento va a venir del lado de los datos y de la combinación de 3G y 4G, donde 3G va a representar más del 60% de las suscripciones de datos y LTE será un nicho que rondará el 7 por ciento.

¿4G es solamente LTE o incluye WiMax y otras tecnologías?

En América Latina el 96% de las suscripciones son 3G, WiMax menos del 1% y las otras tecnologías (como CDMA) tienen el 2% y ese margen está reduciéndose. iDEN también tiene menos del 2 por ciento.

Cuando hablamos de tecnologías 4G hablamos de LTE y WiMax móvil pero esta última la puedes contar con los dedos de una mano, no llega a 50 mil suscripciones; es para zonas rurales siempre y cuando los operadores -por cuestiones de precios y de terminales- no lo comiencen a cambiar por LTE.

¿A qué obedece tanta lentitud en el paso de 2G a 3G y de esta última a 4G?

Al nivel de inversiones. Las redes LTE son redes nuevas, no son híbridas como fueron las de 3G que son redes para voz y datos. Las redes LTE están diseñadas exclusivamente para datos en su aplicación inicial; después vendrá la voz sobre LTE. Es un diseño diferente donde todo está montado sobre Protocolo de Internet, todo es paquetes; la voz es paquetizada.

Entonces se diseña esta tecnología pensando en la fuerte demanda de datos que venía y lo único que se puede reusar son algunos sitios, algunas torres, pero ya es una red que se parece más a una de computadoras; es una red basada en servidores, de topología mucho más plana. Y como está montada sobre un nuevo espectro, eso implica gastos en cuanto a antenas, a terminales, una infraestructura nueva.

Los operadores de 4G -con muy pocas excepciones- son nuevos. Se están convirtiendo de 2G y 3G a 4G y los operadores de 4G tienen que monetizar 3G de alguna manera y deben saber como van a financiar la red de cuarta generación.

Normalmente los países y sus gobiernos piden dinero por el espectro con un valor bastante alto. A excepción de países como Brasil, todos están pidiendo que se pague el ciento por ciento al comienzo y eso encarece el precio para el usuario. Realmente la inversión es alta en 4G comparada con 3G porque son dos redes muy diferentes.

Te puede interesar  4G Americas evoluciona para llamarse 5G Americas

En la región ¿Quiénes están invirtiendo en 4G o en actualizar sus redes 3G?

Los grandes operadores que tienen espectro disponible ya lo están haciendo. La pauta sobre la inversión en 4G realmente la marcan los gobiernos. Es el gobierno quien determina que se va a subastar un nuevo espectro.

La red LTE se ha lanzado en nuevas bandas de espectro pues las actuales que se usan para 2G y 3G ya tienen suficiente congestión con los usuarios que hay. Es entonces que los gobiernos lanzan nuevas bandas de espectro y en ellas se van a dar los servicios.

América Latina es una región de economía de escala y hay tres operadores que tienen cerca de las dos terceras partes de todos los usuarios: América Móvil -dueña de Claro- tiene el 35% de todas las suscripciones de la región y opera en 17 países; Movistar -Telefónica- tiene el 26% y está en 13 países y Telecom Italia -con Personal- tiene el 13%. Esos tres operadores ya suman más del 70%.

Los que están invirtiendo en este momento son los operadores grandes como América Móvil. En Brasil, Telefónica invierte pues por ley les tocaba hacerlo con Vivo, al igual que a Telecom Italia con TIM. Los operadores grandes son los que realizan inversiones, no vemos operadores pequeños invirtiendo porque las inversiones son realmente grandes.

¿En qué países es necesaria esa inversión?

En Brasil por ley. ¿por qué por ley? porque ellos se dieron cuenta de que con los eventos deportivos comprometidos el negocio ya no pasa por hablar sino por el video, es el mensaje multimedia, es datos, es streaming de alta definición.

Y por eso los problemas que está teniendo actualmente. En julio de 2012 se realizó la subasta para 4G y recién en octubre se firmaron los contratos -y mientras no se firmasen los contratos no se era dueño del espectro- pero además, el cronograma de implementación de redes no se cambió -siguió siendo abril de este año- por lo que tenían seis meses para montar las redes y ahora ya están en servicio las cuatro redes grandes en LTE.

Nuestro concepto es que Brasil es el único país de la región que tiene un caso de negocios perfecto para LTE porque tiene que entregar estas imágenes del deporte. En mi concepto este es el país que va a catapultar LTE; después van a venir países que por su comportamiento son líderes en tecnología como Chile.

Brasil es el país en la región que tiene más penetración de banda ancha móvil (más o menos un 36%), luego viene Chile con un 35%, aunque ellos tuvieron un problema porque hace cuatro años subastaron la banda de 1,7/2,1 -que creemos es la misma que se va a subastar en Argentina- pero la política de Chile era abrir el mercado a nuevos jugadores y no entró nadie nuevo. Si lo hicieron Nextel y VTR (operador de televisión fija) y eso privó a los chilenos de tener LTE por varios años.

En 2012 subastaron la red de 2,6 GHz (2,5 como se la conoce) y el 27 de junio se lanzó la primera red LTE. Chile es el país de la región que tiene el ARPU más alto. Por eso pienso que estos países son los que van a desarrollar más casos de negocios.

Con 3G y 4G el comportamiento en la región no ha cambiado. Hemos visto que cuando un operador lanza 3G pero los otros operadores no lo hacen, los usuarios no se animan, piensan: \”si esto es tan bueno, ¿dónde están las otras opciones?\” y también vimos mercados en los que lanzan simultáneamente 3G y 4G y esos mercados se disparan.

Como Brasil, caso que se replica en Chile, pues ahora lanza Claro, luego vendrá Movistar y más adelante Entel seguramente. Cuando hay competencia de tecnología los usuarios se animan porque hay más oferta.

El caso contrario es el de Colombia, donde el único operador que llegó fue uno estatal (UNE). Ellos lanzaron la red en junio de 2012 y un año después no tienen ni 100.000 usuarios. ¿La razón? no hay otras redes en el país, es una red exclusiva y los usuarios no se animan, no hay competencia.

¿A qué usuario hay que apuntar para que 4G tenga sentido como negocio?

La experiencia en Estados Unidos es que 4G ha sido adoptado por el sector de entretenimiento. El usuario de 4G es el que quiere hacer videos, bajar películas de alta definición, mandar archivos muy pesados y bajar cosas de YouTube; esa ha sido la aplicación inicial.

El usuario de 4G es aquel usuario de 3G que quiere (o necesita) más velocidad; el que quiere hacer las cosas más rápido y con cierta continuidad y regularidad. Para él tiene sentido 4G.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Progress nombró a Mitch Breen como director de Ingresos

Anteriormente colaboró en Oracle y EMC y es reconocido como autoridad en ventas, experiencia del cliente y canales.

Cerrar