Eficiencia y modernidad: claves de la tecnología en la infraestructura de nuestras ciudades

Eficiencia y modernidad: claves de la tecnología en la infraestructura de nuestras ciudades
Es hora de que las empresas realicen las inversiones necesarias para revitalizar la infraestructura.Paulo Padrao, VP Sola Infor.

Las últimas semanas Santiago fue foco del caos, dejando en evidencia la escasa preparación que existe a nivel de infraestructura.

En dos ocasiones observamos cómo sus principales arterias se convirtieron en verdaderos ríos, afectando no sólo la vida normal de sus habitantes sino también su productividad. Sin embargo, nuestra realidad no está alejada de las grandes potencias. Por ejemplo, Estado Unidos pierde cinco mil millones de horas al año por mala infraestructura, debido a que en promedio cada estadounidense gasta cerca 38 horas en tráfico durante un año, perdiendo una importante proporción de tiempo de productividad.

Para solucionar esto, los norteamericanos deberán desembolsar una suma realmente importante. Según la American Society of Civil Engineers, al país del norte le costará más de 3,3 trillones de dólares mantener la infraestructura existente en sus ciudades, sin considerar el intento por modernizarlas acorde al nuevo siglo.

De esta manera, para evitar este tipo de problemas en Santiago, se hace imperante garantizar la detección temprana de las reparaciones necesarias, para prolongar así de mejor forma la vida de su infraestructura, y la mejor manera de hacerlo es invirtiendo en tecnología para la gestión de activos físicos, ya que brinda la visibilidad sobre el mantenimiento predictivo.

Esta tecnología tiene la ventaja de ayudar a priorizar los proyectos basándose en los riesgos y capacidad crítica, para invertir mayores fondos para mejoras de capital en la forma más eficiente posible. En este proceso encontramos cinco pasos importantes que se podrían aplicar en Santiago: crear un inventario de cada activo existente, identificar los proyectos viables, definir los criterios de prioridades, determinar los proyectos considerando sus categorías y modelar los efectos de la inversión.

Te puede interesar  ¿Jugamos un juego? Una pregunta SIEM-ple

Junto con esto, también se pueden utilizar prácticas de mantenimiento modernas, como los reemplazos basados en el estado o en el desempeño. En un escenario de transporte, por ejemplo, los transformadores se deberían reemplazar basándose en la edad, cualquiera sea el estado de ellos.

La infraestructura es vital para el éxito colectivo de la comunidad y es hora que tanto empresas públicas como privadas realicen las inversiones necesarias para revitalizarla, las que sin duda debieran considerar el uso de nuevas tecnologías para crear una eficiencia sustentable, inherente a la gestión moderna de los activos físicos. En este punto se debe considerar a la generación de los millennials, ya que será quien utilice estas mejoras, las que se deben considerar el respeto por el medio ambiente, la tecnología y el uso de la bicicleta.

El sistema actual está empezando a fallar, pero nunca es demasiado tarde para cambiar el rumbo hacia la eficiencia y modernidad.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


cableaado-estructurado
Cómo pensar el cableado estructurado en la infraestructura de los edificios inteligentes

Furukawa ofrece una solución para edificios comerciales fundamentada en las normativas tia 568c. Una solución disponible para la construcción de...

Cerrar