Competencia y despliegue de infraestructura: condiciones para el desarrollo del sector

Competencia y despliegue de infraestructura: condiciones para el desarrollo del sector
Los retos estructurales amenazan la plena recuperación y desempeño en el corto y mediano plazos.

De acuerdo con The CIU, el sector registra una recuperación en su dinamismo al crecer 16,2% durante el 2T-2021.

En México, las proyecciones económicas apuntan a una recuperación del dinamismo del aparato productivo nacional que impulsó el crecimiento del sector de las Telecomunicaciones durante el segundo trimestre de 2021 (2T-2021), mismo que continuará en esta trayectoria procíclica en la prospectiva para el año en su conjunto.

En sesión con miembros del IDET, The Competitive Intelligence Unit (The CIU) presentó su cuantificación y perspectivas económicas acerca del desarrollo del sector, el cual ha amortiguado la caída de la economía nacional.

Al respecto, durante el 2T-2021, los ingresos de las empresas de telecomunicaciones crecieron a un ritmo de 16,2% muy cercano al que lo hizo el PIB (19,6%), al contabilizar $130.334 millones (mdp) por la provisión de servicios a los hogares y unidades económicas del país.

Un elemento que amenaza la plena recuperación de estos mercados es la marcada y constante reconcentración de ingresos a favor del Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones (AEP-T, América Móvil), que apunta a la necesidad de actualizar y robustecer la regulación asimétrica para balancear el mercado.

Al 2T-2021, el AEP-T concentra 57 de cada $100 que se generan en el sector, una proporción 1,5 puntos porcentuales superior a la registrada un año atrás.

Pese a ingresar esta contabilidad, en 2020 tan sólo invirtió una razón de tan sólo 21,9% del total de recursos dedicados al despliegue y desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones.

La continua reconcentración en ingresos del AEP-T es más evidente en el mercado móvil en el que la participación al 2T-2021 (72,8%) es prácticamente la misma que registraba (73,0%) cuando fue declarado AEP-T en el 1T-2014.

A lo anterior, se suma la reconcentración de márgenes operativos a favor del AEP-T. De acuerdo con The CIU, en términos del EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) el operador registra un nivel 8,4 veces superior al segundo operador del mercado, al alcanzar los $29.450 mdp durante el 2T-2021, tan sólo 2,1% menor al registrado al inicio de la preponderancia.

A pesar de esta incapacidad del marco regulatorio para reconfigurar la estructura del mercado hacia un escenario de competencia efectiva, hoy son notorios elementos en el Proyecto de Paquete Económico para el ejercicio 2022 que merman el potencial de avanzar hacia esta asignatura pendiente, así como la plena cobertura y acceso universal a las Telecomunicaciones.

El primero de ellos, es la persistencia en mantener elevados cargos e, incluso, la creación de nuevos cargos, por la explotación del espectro radioeléctrico que han provocado que operadores del mercado hayan optado por la devolución de frecuencias.

Además de ello, representa un contrasentido al cometido de gestación de competencia efectiva y escenario de cobertura universal, la dedicación de menos recursos (0,4% inferiores a 2021 en términos reales) contemplados para el Instituto Federal de Telecomunicaciones durante 2022 y, al mismo tiempo, asignar montos significativamente superiores a instancias que carecen de un proyecto y lineamientos concretos para cumplir con su propósito.

Estos son los casos de la Coordinación de la Estrategia Digital Nacional y CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos que recibirán 177,5% y 202,1% más presupuesto que en 2021, respectivamente.

Paralelamente, la persistencia del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicable a las Telecomunicaciones contraviene el mandato constitucional y se suma a las barreras referidas para alcanzar la plena conectividad en el país.

A partir de todo lo anterior, si bien las perspectivas económicas sectoriales de The CIU son alentadoras, los retos estructurales en materia de competencia y desarrollo de infraestructura amenazan la plena recuperación y el óptimo desempeño de las Telecomunicaciones en el corto y mediano plazos.

La persistencia de elevados cargos por el espectro radioeléctrico, así como la excesiva concentración de mercado a favor del AEP-T, inhiben mejores condiciones de cobertura, calidad y asequibilidad para los usuarios mexicanos.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados