¿Por qué están desapareciendo las grandes empresas?

¿Por qué están desapareciendo las grandes empresas?
En estos 20 años, he podido ir viendo cómo las tecnologías impactan a las empresas.Pablo Iturbe, CEO Tigabytes

Sentimos que siempre estamos atrasados y muchas veces sentimos que llegamos tarde. Lamentablemente muchas veces no nos damos cuenta cómo la tecnología nos pueda ayudar.

Como pymes, siempre estamos pensando en qué es lo que tenemos que mejorar para crecer. Lamentablemente también estamos siempre pensando en cómo obtengo lo que me falta para llegar a fin de mes y pagar los sueldos, o las imposiciones, IVA, etc.

En estos 20 años, he podido ir viendo cómo las tecnologías impactan a las empresas, no sólo en Chile, sino que en el mundo. Pero no fue hasta cuando nació mi hija, en 2011, que tuve una reflexión importante.

Estaba pensando en cómo el mundo sería para ella en el futuro, cuando me di cuenta que cuando cumpla 18 años, estaremos en el año 2029 y lo más probable es que ella no tendrá que obtener una licencia de conducir, ya que para esa fecha los ¡autos se conducirán solos!

En esa época ya se hablaba de empresas que estaban anunciando pruebas para el 2025, o a más tardar 2030. Pero, hace unos meses Ford y Uber anunciaron que para el año 2020 ya tendrán vehículos (autos y camiones) que serán autónomos y sin manubrio.

Sin embargo, Tesla anunció que hizo su primera prueba de un camión el 24 de octubre que se condujo sin conductor por más de 150 Km en la carretera, e indicó que estarán listos con camiones autónomos durante el próximo año.

Entonces la pregunta es, ¿qué está pasando que empresas especializadas en el tema, están acortando el release de sus productos de manera tan drástica? (Si en el 2011, quedaban 19 años para contar con vehículos autónomos, hoy, 2016, deberían quedar 13 años, pero queda uno o en el peor de los casos, solo 4 años)

¿Cómo pasamos de 13 a 4 años? ¿Será que Google, Tesla, Ford, no saben de lo que hablan?

Una respuesta lógica se encuentra en la Ley de Moore, quien en 1970 predijo que el poder de cómputo se duplicaría cada 18 meses mientras que el precio se reduciría.

Por eso hoy tenemos computadores infinitamente más poderosos que los que se usaron para ir a la luna en los 60. Tienen todo el conocimiento humano acumulado de miles de años, se llaman “Smart phones” y los usamos para compartir fotos de gatos.

Te puede interesar  SecOps: sin miedo de acertar

Y, gracias al aumento de competencia, los precios ahora están bajando mucho más rápido, lo que a su vez acelera la innovación.

Hace rato que la velocidad en la cual adoptamos tecnología está acelerada. Pero ahora estamos subiendo en escala exponencial.

¿Qué tiene que ver esto con la pyme? La velocidad de adopción de tecnología en el usuario final está acelerada a tal velocidad que el ex-CEO de Cisco, John Chambers, anunció que para el 2025 el 40% de empresas grandes no van a existir.

Ya vemos que no existen Nortel, Blackberry, Blocksbuster… y la razón es que no van a poder adoptar tecnología suficientemente rápido para poder experimentar transformación digital, tan necesaria para competir.

Si vemos las “nuevas” grandes empresas son todas digitales: Uber, Netflix, Facebook, Google, etc. La suerte que tenemos como pymes es que nos movemos mucho más rápido y somos más ágiles.

La oportunidad está, en que por primera vez en la historia de la computación, podemos contar con tecnología que antes era tremendamente cara, por ende solo disponible para grandes empresas, y que ahora se ofrece a través de “La nube” por pocos pesos al mes.

Esto incluye Colaboración, Videoconferencia, CRM, ERP, BI, y un sin número de otras aplicaciones que si las usamos de manera inteligente, podemos optimizar nuestros procesos pudiendo ser más rentables y crecer más rápidos.

Y no es que la tecnología nueva sea “mejor” que la antigua. Una analogía posible de hacer en este caso, es que la tecnología actual es como la gente vivía antes, cuando habían caballos.

Las empresas de software tradicional han hecho el mejor caballo que existe en la historia, pero las tecnologías “nube” son el equivalente del auto.

Entonces la pregunta para nosotros pymes es, ¿En qué queremos andar, en un caballo o en un auto?

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


El número de potenciales ataques continúa creciendo

Actualizar la infraestrucutura de ciberseguridad aparece como uno de los principales hallazgos del reporte para la región de América Latina...

Cerrar