Telemedicina e interoperabilidad: dupla del desarrollo tecnológico en salud

Telemedicina e interoperabilidad: dupla del desarrollo tecnológico en salud
La utilidad de la telemedicina la conocemos hace tiempo pero se hizo más evidente por la crisis.Alfredo Almerares, Physician executive InterSystems Chile

La crisis vino a resolver el contacto entre clínico y paciente soportado por una plataforma tecnológica.

La pandemia reafirmó la importancia de la interoperabilidad en la salud. Las contingencias suelen ser un impulsor de las tecnologías médicas, no solo informáticas, históricamente ha sido así. Sin embargo, el gran avance con esta pandemia ha sido, justamente, lo vinculado a las tecnologías de información y al flujo de ésta, ya que es lo que permite tomar decisiones adecuadas y reaccionar a tiempo. En Estados Unidos, por ejemplo, en el punto máximo de la pandemia el 69% de atenciones fueron en forma virtual (hoy solo es del 20%).

Si bien el mundo está cambiando, se observan necesidades similares en lo referente a la salud y en este sentido la telemedicina permite dar continuidad a la atención sin requerir la presencia física para ciertas atenciones.

Pero para que ésta sea efectiva se requiere de la interoperabilidad, ya que no se puede entender de forma aislada de la telemedicina. Es más, la finalidad de ésta se ve limitada por la falta de interoperabilidad, ya que no permite fluidez en los tiempos de respuestas, como sería entre la realización de un examen y sus resultados, por ejemplo, o hacer un adecuado seguimiento de los pacientes, clave sobre todo en pandemia.

Sin duda, acceder a la telemedicina se hace más difícil en lugares donde no está implementada una plataforma tecnológica que permita la emisión de una ficha electrónica, o contar con portales adecuados para la interacción con pacientes y acceso a registros clínicos en línea, por nombrar algunos.

Pero de todas formas se debe trabajar en la maduración de la tecnología, para que ésta no se realice por plataformas que no son las más adecuadas para ello. Las interacciones deberían darse por medio de un clínico entrando a un portal y el paciente accediendo por medio de esa misma plataforma a su información de salud.

La utilidad de la telemedicina la conocemos hace tiempo, pero se hizo más evidente por la crisis, ya que vino a resolver el contacto entre clínico y paciente soportado por una plataforma tecnológica. Lo que ahora nos toca es brindar la posibilidad de que la telemedicina persista y sea una alternativa más instaurada para avanzar en esta transformación, porque la tecnología ha estado disponible para ello.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados