Resucitar una PC: 7 maneras de revivir una computadora moribunda

Resucitar una PC: 7 maneras de revivir una computadora moribunda
La manera profesional de revivir una PC consiste en hacer una instalación limpia.Sandro Villinger, Consumer Marketing & Product Strategy de Avast

Si su computadora lleva varios años de uso y anda lento, una instalación limpia suele devolverle la vitalidad.

Hoy en día, comprar una PC más nueva y mejor no siempre tiene sentido. A menos que se dedique de lleno a la ingeniería de software, la edición de videos en 4K o a los juegos, una PC de 4 o 5 años de antigüedad suele ser suficiente para el uso cotidiano.

Pero una computadora puede volverse lenta (y lo hará). El secreto para mantenerla en funcionamiento es limpiarla del polvo, real y digital, que acumuló durante años. Incluso si ya adquirió una computadora portátil nueva o una PC de alta gama, hágame caso y conserve la vieja. Todavía tiene vida útil, en especial si quiere dársela a alguien más.

¡Quite toda la chatarra de su PC!

La manera profesional de revivir una PC consiste en hacer una instalación limpia (lea más abajo). Aquí es donde arrasa con todo: demoler para construir. Lamentablemente, esto requiere un trabajo pesado, ya que hay que reinstalar todos los programas y volver a ajustar las configuraciones.

Avanzaremos con precisión quirúrgica. Los siguientes pasos serán como un bisturí que lo ayudará a eliminar cuidadosamente aquellas cosas que ralentizan la máquina.

Paso 1: desinstale programas olvidados

Primero lo primero: haga un inventario de todos los programas que haya en su PC o laptop, y defina qué se utiliza y qué no. Antes de desinstalar un programa, asegúrese de que no lo necesita. Cuando elimina un programa, no hay vuelta atrás.

Lamentablemente, no puede hacer esto sin una herramienta. Mi recomendación es AVG TuneUp. El Administrador de desinstalación integrado identifica aquellos programas que no se han usado en mucho tiempo y solo están ocupando espacio en el disco duro.

Después de descargar la herramienta, ábrala, vaya a la sección Liberar espacio y pulse en la opción Desinstale los programas que no se utilizan.

La siguiente pantalla muestra una lista de todas las aplicaciones instaladas. Aunque esto también lo puede hacer con Windows, allí no tiene la opción de filtrar las aplicaciones que están en desuso. Pulse Filtrar en la parte superior derecha y seleccione una de las opciones.

La herramienta realiza un inventario de su PC y le muestra cuántos días hace que no se utilizan los diversos programas. Lo que es mejor, mide el “uso” según el tiempo de encendido de la computadora. Así, no toma en cuenta las vacaciones o los días en que estuvo apagada. De modo que, si solo utilizó la laptop 32 días en los últimos tres meses, cuenta 32 días y no, 90.

En mi experiencia personal, los programas se pueden eliminar sin problema si no se utilizaron en más de 60 días porque, ¿para qué necesitaría un programa que no ha abierto en más de dos meses? Para eliminarlo, selecciónelo y haga click en Desinstalar.

Paso 2: actualice los controladores

Créalo o no, en su computadora hay algo más instalado que Windows, aplicaciones y juegos. Son los “controladores” o “drivers”. Estos programitas garantizan que las diversas partes del dispositivo funcionen juntas. Sin embargo, si los drivers están desactualizados, lo que es muy común, es posible que no pueda aprovechar todo el potencial de su computadora. Consulte este artículo sobre la actualización de los drivers donde explicamos cómo se hace.

Paso 3: desfragmente el disco duro

Hace rato que no oía esto, ¿no? bien, la desfragmentación sigue siendo importante si usa una PC con una unidad de disco mecánico tradicional, lo que es muy probable si está leyendo este artículo. Mientras que las computadoras nuevas vienen con almacenamiento flash (SSD), las unidades más viejas aún usan discos mecánicos agrupados en clústeres. Si guardó y eliminó muchos archivos y programas en el disco, los bits y bytes estarán desordenados.

Para el disco mecánico es difícil volver a ordenar todo, y esto ralentiza la computadora. Una herramienta de desfragmentación (como la que trae AVG TuneUp) vuelve a reunir todas estas piezas para que la PC las pueda leer de un tirón. Si quiere tener más información sobre la desfragmentación y cómo hacerla en forma manual, consulte este artículo.

Paso 4: en la medida de lo posible, actualice el hardware

En muchos casos, se puede mejorar significativamente el rendimiento de la PC agregándole más RAM, un disco más rápido o tarjetas gráficas mejores. Yo recomendaría:

Propietarios de laptops: la mayoría de los componentes de una laptop no se pueden eliminar físicamente ya que están soldados a la placa base. No obstante, hay tres áreas que sí se pueden actualizar. Primero, si tiene una unidad mecánica antigua (ver más arriba), consiga una unidad SSD. Pude restaurar una antigua computadora portátil Dell reemplazando la vieja unidad HDD con una SSD por solo $ 100.

Los beneficios fueron increíbles: arrancaba 10 veces más rápido y todos los programas se ejecutaban mucho mejor. Prácticamente, fue como tener una laptop nueva. Algunas portátiles también permiten agregar RAM. Pero solo lo recomendaría si tuviera menos de 4 GB. Pasar de 4 a 8 o 16 GB realmente no hace diferencia si no se ejecutan programas muy pesados, como son PhotoShop o los juegos.

Propietarios de PC: aquí es donde se pone interesante. Una de las ventajas de esa enorme y tosca caja que tiene debajo de su escritorio es que es sumamente actualizable. Por ejemplo, conseguí esa PC para juegos con una rara forma triangular de Alienware, la Area 51-R2.

A pesar de que la mía era una gran máquina, me asusté ante una con mejores especificaciones y me quedé con una configuración “media”: una CPU Core i7 de 3.6 Ghz (¡bien!), 16 GB de RAM (¡bien!), una tarjeta gráfica GeForce 970 (¡podría ser mejor!) y un disco duro mecánico de 1 TB (¡tendría que ser mejor). Los juegos se ejecutaban bien, pero en seguida me encontré de regreso en la Edad de Piedra con la unidad mecánica: tardaban muchísimo en cargarse. Y Windows también demoraba mucho.

Te puede interesar  IoT y las tendencias de comunicación del mercado empresarial

Además, cuando conectaba la computadora a un proyector 4K, se hacía evidente que la tarjeta gráfica 970 solo sirve para juegos en Full HD (para los que no son jugadores, “Full HD” no es tan bueno como 4K, aunque use la palabra “Full”). Alcanzaba una velocidad ridículamente baja de 7 cuadros por segundo en mi juego favorito: Witcher 3.

Así que primero la actualicé con una unidad SSD SanDisk Extreme Pro de 480 GB increíblemente rápida (se puede conseguir por menos de $ 200) antes de comprar dos tarjetas gráficas NVIDIA Titan X que, al momento de escribir este artículo, son las GPU más rápidas disponibles para nosotros, los simples mortales. El resultado: Windows 10 se carga en menos de 8 segundos y todos los juegos más nuevos, incluso Witcher 3, Battlefield 1 y Deus Ex Mankind Divided se ejecutan en una configuración ULTRA real con una resolución de 4K. Es una maravilla visual.

Para hacerla corta: invierta en el hardware existente antes de comprar una PC nueva. Debe tener en cuenta estos cuatro aspectos:

  • CPU: Si tiene una CPU más vieja (Core i3/i5/i7 de 1° o 2° generación, o incluso una Core 2 Duo), tal vez sea hora de actualizarla. En muchos casos, solo será posible si reemplaza la placa base completa, dado que la que tiene seguramente contará con una ranura de CPU diferente o no será compatible con las CPU más modernas. Posiblemente en otro artículo ahondaremos en el tema de la CPU y la maraña de ranuras. Por ahora, solo recomiendo esto a los usuarios exigentes con su equipo.
  • RAM: ¿tiene menos de 4 GB de RAM? Tal vez sea conveniente aumentar a 4 GB o más.
  • GPU: si es un jugador o profesional del video, y actualiza una tarjeta gráfica de hace 2 o 3 años, puede llegar a duplicar o triplicar el rendimiento. Por ejemplo, adquirí una GeForce 670 GTX en 2012 para una PC más vieja. Cuando actualicé la misma máquina a una 970 (por el mismo precio) a fines de 2014, los juegos se ejecutaban 2,5 veces más rápido en una configuración de mayor calidad.
  • Disco duro: actualmente, las unidades SSD son económicas y fáciles de instalar. Si aún tiene una vieja unidad mecánica, esto será lo que produzca el mayor impacto en el rendimiento.

Paso 5: elimine el polvo

Si los ventiladores de su PC o laptop estuvieron moviendo el aire en el sistema durante varios años, lo más probable es que las pelusas se hayan multiplicado dentro del dispositivo. Estas tienden a ralentizar, e incluso detener, los ventiladores, lo que genera problemas de calentamiento, que a su vez deterioran el rendimiento o provocan errores frecuentes.

Por eso es que a menudo abro mi PC y laptops, y los limpio con aire comprimido que catapulta las pelusas fuera de los sistemas (si lo va a hacer, tenga una aspiradora a mano).

Paso 6: consiga periféricos nuevos

Aunque a veces tengan un efecto más psicológico que real, un mouse o un teclado nuevos o mejores pueden agilizar el trabajo. Reemplace ese viejo mouse de 3 botones que vino con su PC con un mouse Logitech o Microsoft, y verá cómo aumenta muchísimo su productividad (¡y su diversión!). Yo pasé de un pequeño mouse de laptop al Logitech MX Master. Es como la diferencia entre el día y la noche. Cliquear y jugar se vuelve más preciso. Y divertido.

Si puede, y quiere, consiga un monitor y parlantes nuevos para completar la “experiencia informática”. Aunque su computadora de escritorio (o portátil) tenga cinco años, si la rodea de tecnología del 2016, ya no sentirá que tiene que reemplazarla.

Paso 7: utilice nuestro actualizador de PC patentado

Por último, tal vez haya muchos programas que debe utilizar todos los días. Pero estos también pueden ralentizar el sistema. En AVG, desarrollamos una tecnología llamada Program Deactivator (que forma parte de AVG TuneUp) para usar en estos casos especiales. Básicamente, pone los programas en modo suspendido hasta que los necesite, y así elimina la ralentización que provocan.

Solo tiene que ir a Apagar programas y buscar todos aquellos que afectan el rendimiento de su PC.

Cuando lleva el interruptor a la posición Suspender, se detiene toda la actividad desarrollada en segundo plano y que no necesita en ese momento (y se vuelve a activar cuando sí la necesita). Sin estas tareas pesadas, la PC funcionará casi tan bien como cuando era nueva y los juegos se ejecutarán más rápido.

Paso extra (para exigentes): instalación limpia

Si su computadora lleva varios años de uso y anda lento, una instalación limpia suele devolverle la vitalidad. Por ahora: guarde sus archivos, limpie el disco duro (asegúrese de hacer una copia de resguardo de todos los datos importantes antes) e instale Windows 7, 8 o 10 desde una unidad USB de arranque. Luego, reinstale sus programas, y configure todo como lo desee.

Última recomendación

Este artículo cubre los aspectos básicos. Esperamos haberle ahorrado algo de dinero al conservar su vieja PC (al menos hasta que baje el precio de esa sofisticada Ultrabook a la que le echó el ojo). Vuelva a consultar esta categoría de “Performance” para encontrar más información sobre cómo optimizar su computadora y mantenerla ágil.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Dozzent, una app ideal para La Noche de los Museos

La herramienta permite acceder a los museos más reconocidos, además, a través de la app, los usuarios obtienen las audioguías...

Cerrar