¿Por qué las empresas necesitan una nueva generación de CIOs?

¿Por qué las empresas necesitan una nueva generación de CIOs?
Las empresas ya no pueden permitirse un CIO que sólo sea bueno en software.Martín Colombo, Senior Regional director para Veeam Latinoamérica

La transformación digital es en realidad un proyecto de inversión para una empresa.

Coautor: Vladimir Klyavin, Director regional de Rusia y la CEI, Ucrania y Georgia en Veeam.

Cuando la pandemia se extendió por todo el mundo a principios de 2020, los virólogos y los representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijeron que habían advertido repetidamente del peligro inminente, pero que muy pocos los tomaron en serio. Los funcionarios, a su vez, reprocharon a la OMS su inadecuada preparación y la falta de medidas preventivas, a pesar de contar con presupuestos muy importantes.

Sin entrar en los pormenores de la política mundial, muchos afirman con certeza que los expertos perdieron la oportunidad de transmitir a los interesados lo crítico que era el problema y el peligro que conllevaba.

Una situación similar se observa a menudo en las empresas: la digitalización es una condición inevitable de supervivencia para cualquier empresa moderna de la que se habla mucho desde hace ya varios años, pero según un estudio internacional de Veeam, el 40% de las empresas mundiales aún carecen de las tecnologías necesarias para implementar una transformación digital completa. El 42% de los directivos citan como principal razón de esta falta de preparación para los retos de la nueva época la falta de cualificación y experiencia de los especialistas en TI.

Los profesionales de TI pueden argumentar esta afirmación, pero la realidad es que las empresas ya no pueden permitirse un CIO que sólo sea bueno en software y realice el control del servicio de asistencia. El mercado exige a las empresas una escala de transformación comparable a la revolución tecnológica. Como cualquier revolución, no sólo conlleva la sustitución completa de todos los procesos por otros nuevos o mejorados, sino también los elevados riesgos empresariales que plantea el entorno digital.

En estas condiciones, el CIO se convierte en un actor estratégico para la empresa siendo responsable de su seguridad, de la preparación para la digitalización -tanto en lo que respecta a la infraestructura como al rendimiento y la actitud del personal- y, por último, pero no menos importante, de la continuidad del negocio.

La transformación digital es en realidad un proyecto de inversión para una empresa. Para conseguir fondos para ello, el CIO debe hablar el mismo idioma que quienes los tienen. No sólo hablar, sino demostrar la conveniencia de sus iniciativas en categorías que entiendan, encontrar recursos humanos para su implementación y gestionar su progreso. Para desempeñar todas estas funciones con eficacia en beneficio de la empresa, el CIO debe ejercer varios papeles: líder, reclutador, evangelizador y defensor. Veamos cada uno de ellos con más detalle.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados