Interoperabilidad: lo que el sistema de salud debe tener en cuenta para mejorar significativamente

Interoperabilidad: lo que el sistema de salud debe tener en cuenta para mejorar significativamente
no sólo beneficia a pacientes y médicos sino también al resto de miembros del sector salud,.Juan Carlos Escamilla, gerente comercial de Infor Chile

Una de las grandes complicaciones del sistema de salud en Chile, es el déficit de médicos especialistas y su distribución a lo largo del país.

De los 40.733 médicos cirujanos (medicina general) inscritos en el Registro de Prestadores Individuales de la Superintendencia de Salud a octubre de 2016, más del 50% poseen al menos una especialidad, de los cuales el 47% se encuentra centralizado en la Región Metropolitana.

Además, esta distribución no cubre necesariamente las prioridades de la población, sino que los profesionales se concentran en las instituciones que más incentivos les entregan, en especial en lo que a beneficios económicos se trata. Como consecuencia, se ocasiona una carencia en los establecimientos públicos, que son los que atienden mayor cantidad de pacientes y cuentan con menores capacidades de pago.

Las falencias tecnológicas en el sector salud son un común denominador en la mayoría de los países latinoamericanos. Esto sumado a que dichos países cuentan con presupuestos menores lo que hace difícil contar con un servicio de primer nivel. Cada país depende de su administración para generar estos cambios y, en el caso de Chile, hay varios aspectos que deben ser contemplados para mejorar los estándares de atención y mostrar buenos resultados.

La implementación de los registros electrónicos se está abandonando, luego de un largo y arduo proceso de adopción. Contar con los datos registrados de los pacientes es solo la mitad de la batalla, pues si se mantienen aislados, esos documentos son simplemente una versión digital de una hoja de papel. La verdadera importancia de esta tecnología es la habilidad de poder compartirse y analizarse para el beneficio del paciente y de la investigación médica. Sin embargo, las clínicas y hospitales tienden a usar aquellos sistemas que no permiten compartirse a nivel general, lo que limita el conocimiento que se podría obtener de las experiencias con pacientes anteriores y actuales.

Te puede interesar  Koch confirmó inversión de más de u$s 2 mil millones en Infor

Hay que tener en cuenta que la interoperabilidad no sólo beneficia a pacientes y médicos sino también al resto de miembros del sector salud, como enfermeras, personal administrativo y financiero, ya que optimiza los tiempos laborales y las gestiones que se realizan durante el mismo.

Por último, se debe tener en cuenta que la población que asiste a clínicas y hospitales en general, está muy a la vanguardia de los avances tecnológicos y quieren tener el acceso a toda la información.

Con los sistemas disponibles actualmente, se pueden observar de manera remota los detalles del historial clínico, los registros de los médicos que han atendido a determinado paciente, las fórmulas que han sido recetadas y su vigencia, permitiendo que las clínicas y hospitales estén disponibles para las personas que realmente lo necesitan.

Las herramientas ya existen; sólo hace falta determinación para integrarlas y así poder cubrir las necesidades médicas de la población.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


“Iluminación inteligente” logra un ahorro de energía del 73,7% en plazas de Vitacura

Carabineros también valoró este proyecto destacando que ayudará a la prevención de delitos.

Cerrar