¿Cómo Cloud Computing afecta a las personas y a las organizaciones?

¿Cómo Cloud Computing afecta a las personas y a las organizaciones?
Para las organizaciones, la computación en la nube significó una gran mudanza al permitir algunos desafíos.

Según Comstor, las mudanzas traídas por la tecnología impactan en las interacciones y relaciones de trabajo.

Comstor explica cómo Cloud Computing afecta a las personas y a las organizaciones. Los beneficios de la transformación digital para las empresas, representada por la computación en la nube son innegables.

Entre estas se destaca la posibilidad de mayor competitividad, aumento de la productividad, mayor agilidad en procesos, crecimiento de cuentas y eficiencia operacional.

El concepto de nube trabaja sobre todo en técnicas de computación que dependen de recursos compartidos por Internet. Por ese motivo, los recursos necesariamente son ingresados remotamente en locales de hospedaje por un gran público entre funcionarios, proveedores y otros tantos usuarios que reciben permiso para ingresar a las aplicaciones y al software, las cuales necesitan para sus actividades.

Es evidente, por tanto, una gran interacción entre computadoras, Internet y el uso de computación en la nube en situaciones en que muchas veces los propios individuos no las realizan de manera consciente.

Un buen ejemplo de eso, es el uso de servicios de e-mail, como Gmail de Google, que permite una organización y un acceso online, sin software específicos que sobrecarguen el dispositivo físico.

Eso sin mencionar los servicios de almacenamiento en la Nube con sus innumerables proveedores, como OneDrive, Google Drive, y Dropbox, entre otros.

Una forma muy interesante tanto para programadores como para desarrolladores es la utilización de GitHub, una plataforma de programación que permite que cada programador guarde individualmente sus códigos online en un espacio de trabajo exclusivo.

Ese recurso facilita también la programación en equipo, una vez que varios programadores que actúen juntos en un mismo proyecto puedan guardar versiones de sus trabajos, los cuales son ingresados por otros usuarios autorizados, sin que eso cause trastorno a los desarrolladores o detenga el trabajo en ejecución.

Para las organizaciones, la computación en la nube significó una gran mudanza al permitir algunos desafíos, sobre todo en lo que se refiere a la infraestructura física de los equipos, que fueron enfrentados de forma escalonada, atendiendo a sus necesidades estacionales o de crecimiento.

Esto se debió a que, en el modelo tradicional, la empresa realizaba la compra de un software para ser usado tanto en las operaciones de la empresa como también por el equipo.

Quedaba bajo responsabilidad de la organización también la compra de equipos, servidores, etc, para que todas las funcionalidades de las aplicaciones trabajen correctamente. En muchos de los casos, únicamente los equipos robustos y caros conseguían ejecutar estas aplicaciones, limitando la flexibilidad del software.

El impacto de ello para la empresa era un esfuerzo considerable para la solución de problemas técnicos, con la contratación de personal especializado para ese tipo de tareas. En tanto, la Computación en la Nube usa un abordaje diferente.

Te puede interesar  El desempleo ha bajado desde que inició el año en Colombia

Al utilizar modelos de Software as a Service (SaaS), Infraestructure as a Service (IaaS) y Platform as a Service (PaaS), que son tecnologías centrales de Cloud Computing, hoy es posible para las empresas contratar ese servicio, actuar sin necesidad de adquirir y renovar periódicamente las licencias de uso para programas o invertir gran parte del presupuesto en recursos computacionales y de mantenimiento.

Con la nube, todo queda bajo la responsabilidad del proveedor de servicios en la nube, que debe garantizar su funcionamiento 24 horas por día y con una ventaja más: la empresa sólo paga por los recursos usados.

La relación con el trabajo también fue modificada y la movilidad para los colaboradores es una palabra clave. A través de la autorización, la organización es capaz de ingresar al software necesario en su día a día de gestión y trabajo en equipo, además las aplicaciones disponibles para atender sus necesidades.

En este caso, los equipos necesitan tener conexión a internet y una computadora o dispositivo para ingresar a esos ambientes y realizar su trabajo.

El impacto de la nube en el día a día de las organizaciones también afecta su cultura, sobre todo los procesos de trabajo. En ese nuevo sistema, aumenta la responsabilidad de los individuos, una vez que la computación en la nube permite el trabajo remoto, estableciendo nuevas relaciones.

Por otro lado, una desventaja del modelo debe ser mencionada: esta elimina la mano de obra, aquella que sería necesaria para mantener el software y hardware en funcionamiento correcto.

Por último, pero no menos importante, está cuestión de la seguridad digital permeando todas esas interacciones. Especialistas afirman que la seguridad de la Computación en la Nube depende mucho de la seguridad del servidor en la nube.

De esa forma, es necesario estar atento a los niveles de seguridad implementados por el servidor de los proveedores de estos servicios. Los que usan algoritmo de criptografía de alta tecnología en la computación de la nube son denominados como los más seguros.

El almacenamiento de datos e informaciones confidenciales deben ser confiados a los servidores de almacenamiento en la nube que son considerados seguros.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Cómo evitar ser víctima de correos o sitios falsos en internet

ESET acerca tips para identificar la veracidad de correos y sitios web y así evitar caer en los engaños planeados...

Cerrar