Cambiando el mundo con aplicaciones

Cambiando el mundo con aplicaciones
El cambio climático es una amenaza para el crecimiento económico y la reducción de la desigualdad.Gabriela Retamosa, líder Ecosistema de Desarrolladores, IBM Sudamérica

Este es el cuarto año del desafío liderado por David Clark Cause, Naciones Unidas, la Fundación Linux e IBM.

Se abre el desafío global Call for Code que invita a los desarrolladores del mundo a crear aplicaciones de código abierto para combatir los problemas más grandes de la humanidad.

En 2021, la invitación está abierta para hacer frente al cambio climático que, en América Latina y el Caribe, sigue siendo una amenaza para el crecimiento económico y la reducción de la desigualdad según el BID.

El desafío tiene énfasis en tres áreas

  1. Agua limpia y saneamiento: el agua es un requisito para la vida en la tierra y según CEPAL, el cambio climático está poniendo en peligro la disponibilidad de agua en Latinoamérica. Desde soluciones inteligentes para pequeños agricultores hasta reciclaje, la tecnología puede tener un impacto significativo en la disponibilidad de agua y su consumo.
  2. Cero hambre: de acuerdo con las Naciones Unidas, el hambre en América Latina y el Caribe afectó a 47,7 millones de personas en 2019 y para 2030, podría afectar a casi 67 millones de personas. Usando los datos de su entorno, las comunidades pueden mejorar la resiliencia de los cultivos y el rendimiento de sus sistemas de producción de alimentos sostenibles. Más cultivos significan un mejor acceso a los alimentos.
  3. Producción responsable y consumo verde: para 2028, Latinoamérica representará más del 25% de las exportaciones mundiales de agricultura y pesca, según la OCDE-FAO. Sin embargo, la región debe cambiar la forma en que usa los recursos naturales para no poner en peligro cómo comeremos en el futuro. La tecnología puede ayudar de muchas maneras, desde recomendaciones sobre eficiencia energética hasta rastreo de huella de carbono. Con información podemos hacer más y mejor con menos.

Este es el cuarto año del desafío liderado por David Clark Cause, Naciones Unidas, la Fundación Linux e IBM al que se han sumado más de 400.000 desarrolladores y solucionadores de problemas de 179 países, creando más de 15.000 aplicaciones para abordar el impacto de desastres naturales, la salud de los socorristas y COVID-19 con tecnologías disruptivas como Red Hat OpenShift, IBM Cloud, IBM Watson, IBM Blockchain, datos de The Weather Company y recursos o APIs de aliados como Intuit y New Relic.

¿Por qué participar?

Lo más importante del desafío, es que las soluciones ganadoras no sólo reciben un incentivo económico que corresponde a u$s 200.000 para el primer lugar, sino también, el apoyo de IBM, expertos técnicos y aliados del ecosistema para incubar estas aplicaciones y abrir su código para que cualquier comunidad en necesidad pueda aprovecharlo alrededor del mundo.

Además, con recursos como los “starter kits”, los desarrolladores pueden centrar sus esfuerzos en la mitigación de los problemas. Cada kit incluye una descripción de la solución, un diagrama de arquitectura, un tutorial con el código para iniciar y materiales de referencia para ayudarles a empezar en pocos minutos.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados