¿Sabe cómo premiar a los más productivos y castigar a los que no producen?

¿Sabe cómo premiar a los más productivos y castigar a los que no producen?
Es importante entender que debe felicitar en público y reprender en privado.

Performia Colombia da a conocer consejos para el manejo de personal en su empresa.

¿Ha visto usted que los jefes sobrecargan de trabajo a los que más producen porque saben que sí entregan el resultado esperado y a tiempo; y asignar pocas responsabilidades y tareas a los menos productivos, porque simplemente no cumplen con las expectativas? Eso es castigar altas estadísticas y premiar bajas estadísticas.

De acuerdo a la ley natural del universo, uno obtiene lo que constantemente premia con su atención, eso quiere decir que si uno premia bajas estadísticas, eso es lo que va a obtener. Los más productivos odian las injusticias y más si se dan cuenta que los jefes de la organización no valoran realmente el trabajo de los que más producen. Por lo general, los líderes en las empresas cuando hacen esto, suelen hacerlo de forma inconsciente”, expresó el director de Performia Colombia, Jairo Pinilla.

Los más problemáticos roban mucha atención

Ha notado usted que algunos empleados demandan mucha atención y otros casi no se sienten. Generalmente, los que no dan problemas son los más productivos, lo que hacen es resolver situaciones incluso sin que usted se entere, hacen actividades y diligencian sin o con poca supervisión o presión externa.

Por otro lado, están los que les pasa de todo, se enferman, se accidentan o tienen la justificación perfecta para explicar porque no hicieron el trabajo. Son muy buenos con sus historias, pero el trabajo no está bien hecho, no se entrega completo o muchas veces fuera del tiempo estipulado. En este caso, usted invierte mucho de su tiempo en estas personas intentando ayudarles, haciendo el trabajo que estos no hicieron, resolviendo problemas que estos ocasionaron o que simplemente debieron haber resuelto, y se olvida de dar su atención a quienes más aportan porque considera que no lo necesitan. Esto es castigar altas estadísticas y premiar bajas estadísticas.

¿Qué hacer con el trabajo cuando una persona no lo hace?

Muchos gerentes cuando ven que un empleado es muy diligente y otro no produce lo que debería, terminan recargando a los mejores porque saben que ellos siempre van a entregar el resultado esperado a tiempo. Entonces, los que no hacen el trabajo terminan más cómodos, con menos responsabilidades y por supuesto más felices. Y los más productivos, cansados y con ganas de irse, porque al parecer, demostrar competencia hace que tengan que hacer el trabajo de otros. Esto también es castigar altas estadísticas.

Te puede interesar  El 50% de los padres sabe poco o nada sobre las actividades de sus hijos en Internet

Muchas veces los líderes y jefes toman estas actitudes de forma inconsciente y sin mala intención, tratando de resolver los problemas de la empresa. Lo que no saben es que están agudizando el problema, haciendo que los más productivos se quieran ir y los menos competentes se quieran quedar, y al final esto repercute negativamente en la organización.

¿Qué hacer para mejorar esto?

Lo primero que tiene que tener presente es que debe felicitar en público y reprender en privado. Entregue toda su atención a los mejores, recompense la buena gestión de sus empleados, felicite e incluso dé algún premio que puede ser algo sencillo, lo importante es el detalle, esto con el fin de que las personas sepan que usted está feliz por el buen trabajo y que realmente le importa su equipo.

Cuando tenga gente improductiva, ignórela, no escuche las justificaciones y el porqué no hicieron el trabajo. Saber esto no sirve de nada, haga que las personas desarrollen un plan de trabajo y produzcan y si no tienen buenos resultados debe tomar decisiones. Recuerde que para ayudar a una persona lo primero es que esta ponga de su parte, y que genuinamente quiera ser mejor, observe el proceder de su equipo y recuerde que sus estadísticas son el mejor indicador para conocer realmente a cada empleado.

No olvide que lo más importante de una empresa es su talento humano, son las personas quienes llevan al éxito o al fracaso a cualquier organización sin importar qué tan grande sea. Entonces saber manejar adecuadamente el personal con base en sus resultados es fundamental para la vida de cada institución”, concluyó Pinilla.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


EMC da un salto cualitativo en el almacenamiento empresarial

VMAX basado íntegramente en tecnología flash escala hasta cuatro petabytes; ofrece un proceso de otorgamiento de licencias radicalmente simplificado y...

Cerrar