Red Hat se sumó al Plan Azurduy para colaborar en la formación de mujeres en tecnología

Red Hat se sumó al Plan Azurduy para colaborar en la formación de mujeres en tecnología

La empresa colabora con la Fundación EIDOS en la formación tecnológica de madres jóvenes.

Red Hat decidió sumarse al Plan Azurduy para respaldar el sueño de las miles de madres jóvenes que se acercan a EIDOS para iniciar su formación en capacidades tecnológicas. Según Plan Azurduy, “el 67% de los jóvenes argentinos que no estudian ni trabajan son mujeres que cuidan a sus hijos, hermanos o adultos mayores” y “casi el 35% de las mujeres ocupadas se encuentran en condiciones de informalidad”.

Sin embargo, la falta de presencia femenina en posiciones laborales destacadas no siempre responde a prohibiciones explícitas sino a dificultades, en  muchos casos personales, que surgen en los primeros años de la profesión y truncan la carrera laboral de muchas de ellas.

Por este motivo, desde Fundación EIDOS y Red Hat se han propuesto trabajar sobre esas primeras etapas y el inicio de la formación profesional de chicas jóvenes, apoyando a aquellas que son madres, para aumentar el protagonismo femenino en el sector tecnológico donde “las mujeres representan, en promedio, entre el 10% y el 20% de las plantillas de empresas informáticas del país”.

Esta iniciativa no se trata de una acción aislada de Red Hat, sino que forma parte de un programa amplio que la empresa de tecnología lleva adelante como parte de sus programas de cultura abierta con el objetivo de promover la participación y el liderazgo de las mujeres en el sector tecnológico.

La misión es brindar apoyo a todas aquellas jóvenes que puedan transformarse en fuente de inspiración, superando los obstáculos que se presentan en el camino del crecimiento personal y el desarrollo profesional.

Al respecto, Lorena Martin, Latam Diversity and Inclusion Lead de Red Hat, indicó: “Valoramos enormemente la diversidad desde la concepción como empresa. Nuestro modelo de negocios está basado en el aporte que miles de comunidades globales y diversas hacen para el desarrollo de productos open source. A nivel de cultura organizacional, mantenemos la misma filosofía y creemos que cuánto más potenciamos a las comunidades, en este caso de mujeres, más fortalecemos nuestro espíritu de innovación. Por eso nos enorgullece ser parte de Plan Azurduy”.

Ahora, como parte de ese plan, dos ingenieras de Software de Red Hat asistieron en calidad de speakers a un evento que Plan Azurduy organizó para inspirar a otras mujeres y lograr que se sumen a trabajar en la industria tecnológica, siendo protagonistas de su futuro.

Durante el evento, Florencia Fotorello, Senior Software Maintenance Engineer de Red Hat y Victoria Martínez, Business Development Manager de la compañía, contaron sus recorridos laborales y los desafíos que enfrentan día a día al desempeñar cargos técnicos, del mismo modo que lo realizaron otros directivos de TI de distintas industrias y estudiantes de carreras tecnológicas próximas a graduarse.

Te puede interesar  Mercado Libre cierra un nuevo año de crecimiento en América Latina

A lo largo de la jornada, las ingenieras de Red Hat respondieron preguntas, compartieron experiencias y despejaron inquietudes ante los asistentes, acompañadas por los capacitadores de EIDOS.

En cada una de las charlas, Fotorello y Martínez coincidieron en la necesidad de formarse constantemente, con el fin de estar preparadas para las oportunidades y afrontar los retos que surgen durante la dinámica laboral.

En este sentido, las ingenieras de Red Hat aclararon que en una industria tan desafiante como la tecnológica, que evoluciona a un ritmo vertiginoso y está sujeta a transformaciones constantemente, la formación no sólo implica haber adquirido los conocimientos técnicos necesarios.

La templanza para tomar decisiones te permite entender que las decisiones difíciles no son las que se toman entre una opción buena y una mala, sino entre dos opciones buenas o entre dos opciones malas”, explicó Fotorello.

Al respecto, Martínez, agregó: “También se trata de que podamos aceptar al error como parte del proceso de crecimiento. Hay que dejar de dramatizar los errores, entender que quizás una decisión correcta hoy, ya no lo es el día de mañana, y que arriesgar es algo positivo. La innovación es siempre consecuencia de un equipo que decidió arriesgar y avanzar por un camino en el que nadie se había animado antes”.

Por este motivo, durante la jornada se reflexionó detenidamente sobre el concepto de “Huellas”, una metáfora que sirvió para entender que cada trayectoria se edifica a partir de la consecución de pequeños pasos y que, además, cada decisión que se tome (aunque se la crea accesoria o circunstancial) se transformará en una guía para el futuro profesional y determinará las próximas iniciativas, creando a largo plazo el recorrido laboral de cada uno.

Desde Plan Azurduy queremos visibilizar las historias de esas mujeres que trabajan en el mundo digital para animar a otras a que sigan ese mismo camino, que está lleno de oportunidades. Las mujeres tienen mucho para aportar al sector, que será más innovador y disruptivo si logra conformar equipos cada vez más heterogéneos”, concluyó Valentina Guffanti de Plan Azurduy.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Drones y la gestión de activos físicos sin mando

Actualmente, el uso de los drones se ha extendido a edificios y estructuras tanto gubernamentales como privadas.

Cerrar