Visión de futuro: tendencias en la industria logística y cadenas de suministro

Visión de futuro: tendencias en la industria logística y cadenas de suministro
La expansión acelerada del comercio electrónico creó oportunidades para que los proveedores de logística crecieran, si lograban enfrentar los desafíos del momento.

La aceleración en las inversiones en tecnología está impulsando la eficiencia de la industria logística.

La industria de la logística mantiene a la sociedad en movimiento: garantiza que los fabricantes puedan obtener las materias primas que necesitan y que sus productos lleguen a manos de los consumidores que los desean.

Teniendo en cuenta las perspectivas para esta industria, Adecco Argentina lanzó el estudio global “Visión de futuro: Logística y cadenas de suministro en 2023 y años siguientes”, acerca de la industria y sus tendencias.

Los resultados arrojan que ninguna industria puede sobrevivir sin una afluencia regular de nuevos talentos y la logística no es la excepción. El sector necesita darse cuenta que el mundo en general está cambiando. Sin embargo, se ha enfrentado a una interrupción significativa en los últimos años, con la pandemia de COVID-19 y la invasión rusa de Ucrania, ejerciendo una fuerte presión sobre las cadenas de suministro y la capacidad de las empresas de logística para funcionar eficientemente.

Al mismo tiempo, la expansión acelerada del comercio electrónico creó oportunidades para que los proveedores de logística crecieran, si lograban enfrentar los desafíos del momento. Es así como los procesos de producción y entrega se volverán más desafiantes a medida que los requerimientos aumenten, el número de pasos incremente y se sumen intermediarios.

Los gerentes de la cadena de suministro, junto con profesionales en logística, cuentan con la capacidad para manejar procesos complejos, pero deben estar preparados para profundizar en la complejidad de las operaciones de la cadena de suministro durante este año 2023 y en un futuro.

Tendencias en logística y cadenas de suministro

Las tendencias actuales en logística tienen sus raíces en las restricciones impuestas durante la pandemia. Ahora, con la complejidad resultante, es más importante que nunca planificar y pronosticar, con apoyo de la tecnología. A partir del estudio que realizó Adecco Argentina se identificaron 6 tendencias:

  1. Aceleración en las inversiones en tecnología: se están logrando resultados a partir de la eficiencia que se consigue mediante la incorporación de automatización, inteligencia artificial/aprendizaje automatizado (AI/ML), análisis de datos avanzados, robótica y otras tecnologías.
  2. Las estrategias ESG (de gobierno ambiental, social y corporativo) ocuparán un lugar central. Los gobiernos exigen cada vez más que las empresas puedan validar que sus cadenas de suministro sean sostenibles y éticas.
  3. Revisión de las cadenas de suministro: KPMG determinó recientemente que más de dos tercios de las organizaciones piensan que cumplir con las expectativas de sus clientes en cuanto a los tiempos de entrega será fundamental para la estructura y el flujo de sus cadenas de suministro dentro de los próximos 12 a 18 meses. Habrá que tomar decisiones difíciles con respecto a las colaboraciones actuales, las ubicaciones de los almacenes y personal, mientras que las cadenas de suministro se volverán más complejas.
  4. Expansión de la logística elástica: satisface una necesidad al permitir que las cadenas de suministro se expandan o contraigan de acuerdo con la demanda del mercado.
  5. Atracción de talento y retención de personal: la industria logística está plagada de altos índices de rotación pero, como se prevé que la industria crezca en los próximos años, las organizaciones necesitan una fuerza laboral confiable y estable para aprovechar al máximo las oportunidades que se avecinan. Trabajar en la fidelización al abordar las necesidades y aspiraciones del personal también hará que la empresa sea más atractiva para potenciales postulantes calificados.
  6. Diversidad e inclusión: la plantilla del sector es mayoritariamente masculina y de edad madura. Esto significa que los empleadores deben mirar más allá de sus grupos de contratación tradicionales y buscar activamente la diversidad que aportan los grupos minoritarios, tales como las personas neurodivergentes, los refugiados del cambio climático o de zonas de conflicto.

¿Cómo abordar la complejidad sin descuidar el negocio?

Una solución pueden ser los Servicios Especializados, que aportan flexibilidad y facilidad a la gestión de procesos auxiliares. El outsourcing puede hacer que la mejora continua sea más manejable. Contratar a una agencia provee acceso a las soluciones actuales de contratación, totalmente digitales y con capacidad de respuesta desde el inicio, lo que ayuda a causar una excelente primera impresión con los candidatos.

De igual forma, pueden brindar acceso a sistemas de nómina que facilitan métodos de pago innovadores, como pago al final del turno; conocimiento actualizado de D&I; experiencia con ESG para que sea más fácil comprender las regulaciones. Todas estas funciones se pueden subcontratar a través de proveedores, que cuentan con las herramientas necesarias para abordarlas de manera efectiva.

De acuerdo con un reporte de Deloitte, las reducciones de costos siguen siendo el principal impulsor de los Servicios Especializados, pero ya no son la única razón para subcontratar. El uso de la subcontratación para acceder a habilidades externas muestra que el empleador está comprometido con la mejora y no tiene miedo de pedir ayuda.

Según una encuesta de Gartner Inc dirigida a líderes de la cadena de suministro sobre la aceleración de la industria, el 50% espera que la complejidad aumente en los próximos cinco años en la mayoría de los aspectos del modelo operativo. Si bien los modelos operativos complejos dificultan la coordinación y reducen la agilidad y la resiliencia, también aumentan las opciones disponibles para solucionar las interrupciones.

Aún cuando los líderes de la industria deben promover el desarrollo de ideas innovadoras para maximizar el valor del negocio, tienen en claro que deben aceptar la complejidad en el futuro. También reconocen que el aumento de la complejidad hace que sea más difícil mantener la confiabilidad, los costos bajos, los niveles de servicio y la satisfacción del cliente. Para solucionarlo, se necesita un enfoque estructurado, que separe la complejidad que agrega valor de la que pesa sobre los resultados.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)