Supply Chain: cómo lograr la resiliencia

Supply Chain: cómo lograr la resiliencia
La resiliencia se debe aplicar y conectar con la base de todos los procesos de la empresa.Rubén Belluomo, gerente Comercial de Infor Cono Sur

Un supply chain resiliente se basa en tres características: visibilidad, inteligencia y un ecosistema conectado digitalmente.

Los últimos tiempos han demostrado más que nunca la importancia de la resiliencia en el supply chain. Las organizaciones que ya eran resilientes tanto en sus redes tecnológicas como en sus operaciones superaron mejor los tiempos turbulentos de la pandemia del COVID 19. Para otros, ha sido una fuerte advertencia de la necesidad de cambiar.

En la medida que se intenta rearmar, re-desarrollar y regenerar el negocio, todas las organizaciones cuentan con la posibilidad de reflejar y decidir para estar mejor preparadas. Este es el punto en que las organizaciones de todos los mercados verticales deben reconocer que se debe desarrollar la resiliencia; una función que se debe aplicar y conectar con la base de todos los procesos de la empresa.

Pero antes de considerar la naturaleza de la resiliencia se debe decidir qué significa la palabra “cambio” en sí misma para poder entender las distintas formas en que se manifiesta. Al nivel de fuerza mayor, existen cambios catastróficos repentinos, como los que experimentamos en el 2020 y los eventos de “cisne negro” que causan disrupción en los supply chain, como los barcos de carga hundidos, un huracán o quizás un incidente de contaminación. Estos, son poco frecuentes y no amenazan la visibilidad a largo plazo del negocio como lo hacen las fuerzas del mercado y las fluctuaciones de las tendencias comerciales.

A más largo plazo, cuando surge la amenaza de contar con los recursos estratégicos esenciales, el cambio ocurre en una forma que puede llevar al cierre del negocio. Saber cómo y cuándo ocurre el cambio (y en qué formato sucede) puede ayudar a desarrollar supply chains resilientes que pueden impulsar las actividades operacionales ahora, con un ojo constante de cada factor variable que puede impactar en el negocio de mañana.

Características de un supply chain resiliente

Un supply chain resiliente se basa en tres características: visibilidad, inteligencia y un ecosistema conectado digitalmente. Para verlos con mayor profundidad, nos referimos a:

Visibilidad punta a punta en tiempo real: en un modelo de negocio tradicional, una empresa basa su visibilidad solo en lo que los proveedores informan. Sin embargo, los supply chain en red basadas en la nube brindan la posibilidad para que todas las partes puedan visualizar e interactuar chequeando la orden en tiempo real.

Toda la información relacionada con las transacciones del supply chain, los movimientos, fluctuaciones de precio, etc deben estar disponibles todo el tiempo, en tiempo real ya que sin estos datos y sin datos de super alta calidad no es posible impulsar el supply chain y aprovechar la tecnología de machine learning (ML).

Inteligencia en la identificación de causa raíz: los algoritmos del software ayudan a detectar los eventos que pueden causar temas disruptivos . Es en este momento que podemos profundizar en las causas raíz detrás de cada evento, se debe entender el porqué de esta situación. Conocer la diferencia entre una falta causada por un cambio en las demandas del mercado, y la escasez que resulta porque un barco con containers que no llega al puerto es fundamentalmente importante.

La verdadera inteligencia surge de poder agrupar los distintos eventos que ocurren en diferentes sitios relacionados con el supply chain global de las organizaciones. Si la empresa puede descubrir la causa raíz de los distintos temas operacionales, luego podrá resolverlos en forma más rápida.

Capacidad excepcional para ejecutar en un ecosistema digitalizado: un supply chain inteligente y resiliente puede procesar miles de variables y fuentes de datos en una única plataforma basada en la nube para ayudar al negocio a avanzar fluidamente. El ecosistema del supply chain digital funciona a velocidades mucho más allá de la capacidad humana, ayudando a las partes a conectarse y trabajar en forma colaborativa sobre fechas, tiempos, ordenes de transporte, financiamiento y demás temas.

Cuando todas las partes abren una porción de sus propios sistemas en forma adecuada, las decisiones se toman más rápidamente con mayor precisión y menos incertidumbre. Lo más problemático es el hecho de las incertidumbres que pueden crear contingencias y costos.

En el futuro inmediato, cada vez más acciones dentro de los supply chains digitales resilientes se realizarán en forma autónoma por agentes y algoritmos inteligentes. Las redes del supply chain físicos y las financieras reflejarán la inteligencia de automatización que ya se aplica en manufactura por medio de las prácticas Industria 4.0.

Si ahora estamos en la etapa 1.0 de la automatización, entonces el negocio irá aumentando los algoritmos inteligentes en el futuro. Una empresa que sabe cuándo y dónde está la inteligencia, no es sólo inteligente, también es resiliente. Comienza a tomar decisiones basadas no solo en el precio a corto plazo, disponibilidad del suministro y demanda del mercado sino también en la longevidad del negocio. La auténtica verdad es que desarrollar supply chains capaces de ser resilientes a los cambios “normales” permitirá adaptarse a acontecimientos disruptivos, aun cuando deban ajustarse a una “nueva normalidad” totalmente diferente.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados