Setsuna: la máquina del tiempo de Toyota

Setsuna: la máquina del tiempo de Toyota
Toyota seleccionó distintos tipos de madera para cada aplicación concreta.

El prototipo desafía la noción de que los autos tienen que ser únicamente productos industriales cargados con la tecnología más moderna.

El deportivo descapotable Toyota Setsuna fue concebido para encarnar el afecto creciente que los propietarios sienten por sus vehículos, y para mostrar cómo éstos siguen cambiando y ofreciendo un nuevo valor cuando se los trata con cariño a lo largo del tiempo.

El ingeniero de Toyota, Kenji Tsuji y su equipo han transmitido esas ideas a través del diseño del Setsuna.

La madera fue el material empleado para dar forma a este vehículo como modo de expresar la idea de que el amor crece con el paso del tiempo. El color y el tacto de la madera cambian a medida que se cuida. Responde directamente al cariño con que se trata. El Setsuna pasará una y otra vez de una generación a otra, y se transforma en un vehículo que pertenecerá únicamente a una familia. Los cambios físicos en el vehículo encarnan la naturaleza cambiante del vínculo con sus propietarios y representan los recuerdos del tiempo pasado juntos.

La aguja corta de la esfera de aluminio del indicador del tablero del Setsuna marca la hora del día- una vuelta son 24 horas-, mientras que la larga muestra el paso de los días- una vuelta son 365 días-. El contador con fondo negro y dígitos en blanco indica los años que pasan e indica el paso del tiempo a lo largo de la historia de una familia, mientras el Setsuna permanece a su lado.

Aunque el vehículo se transmita a nuevas generaciones, el contador sigue girando, y adquiere así un valor ligado a los recuerdos de cada familia. Esos recuerdos puntuales se van acumulando con el tiempo, y hacen que el vehículo sea cada vez más esencial y un querido miembro de la familia por derecho propio.

La idea de “la acumulación de momentos” se ha expresado a través de un emblema circular radial. El diseño evoca un reloj que muestra cada momento concreto, al tiempo que da la impresión de un momento que se abre como una flor. Refleja la esperanza de que la familia y el vehículo sigan creciendo juntos, igual que los árboles crecen más altos y fuertes anillo a anillo.

Cuidadosa selección de la madera adecuada para cada sección

A pesar de tratarse de un prototipo, el Setsuna ofrece el funcionamiento básico de un vehículo y puede circular, girar y frenar como un vehículo convencional. Para conseguirlo, Toyota seleccionó distintos tipos de madera para cada aplicación concreta- incluida una especialmente seleccionada para su uso en componentes-.

Para los paneles exteriores, se eligió cedro japonés, por la viveza y el refinamiento de su grano y su flexibilidad como material, para el bastidor fue seleccionado el abedul japonés por su gran rigidez, para el piso se optó por zelkova japonés, habida cuenta de su resistencia y excelente durabilidad, y para los asientos, fatsia japónica, por su suave textura.

Te puede interesar  UPS Worldwide Express Plus llega a más países del mundo

Para expresar plenamente la belleza de ciertas vetas de madera, se pueden intercambiar dos patrones distintos de cedro japonés para formar los paneles exteriores del Setsuna. Esos dos patrones son la veta recta, con el corte hacia el centro de los troncos, y el corte transversal, a la distancia adecuada del centro de los troncos. La veta recta da una impresión más formal, ya que se ven más nítidas y uniformes. Por el contrario, las vetas transversales son más suaves y más irregulares, con distintos tipos de líneas visibles en cada pieza de madera, lo que crea una impresión singular y amable.

Técnicas japonesas tradicionales de carpintería: okuriari y kusabi

Se utilizaron técnicas japonesas tradicionales como okuriari y kusabi para poder ensamblar la madera sin necesidad de clavos ni tornillos. Okuriari, que permite colocar y extraer los paneles exteriores sin utilizar ningún clavo, no solo incrementa la resistencia de las juntas, sino que también hace posible introducir cambios parciales en las juntas machihembradas o de cotana si las sujeciones se han desgastado.

Esto significa que se puede seguir utilizando el vehículo sin ningún procesamiento adicional de la carrocería principal. En las juntas con el bastidor, las espigas divididas se sujetan con espigas transversales que atraviesan varias piezas para sujetar el conjunto del bastidor. Este cuidado del detalle dispensado en la fabricación del Setsuna mediante técnicas de sujeción solo con madera es una faceta importante de su personalidad única.

Carrocería hecha de paneles de madera sustituibles

La carrocería del Setsuna está compuesta por 86 paneles hechos a mano. Se invirtió un tiempo considerable para pensar el diseño y la creación de cada panel desde el principio, y cada uno de esos paneles se desarrollará y cambiará de modo distinto a medida que el vehículo envejezca.

A la larga, cuando haya que hacer reparaciones, se pueden sustituir paneles concretos en lugar de tener que reemplazar toda la carrocería. Al mirar un panel que haya sido reparado, los propietarios podrán ver el rastro del trabajo que se ha realizado a mano, y pensar en los recuerdos que se han transmitido.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Mulesoft
MuleSoft Academy lanza su programa de capacitación profesional

Consiste en cursos de especialización que se desarrollarán a lo largo de todo el año para contribuir a la formación...

Cerrar