Los teléfonos inteligentes hacen menos eficientes a los trabajadores

Los teléfonos inteligentes hacen menos eficientes a los trabajadores
En la investigación, contrario a lo esperado, la ausencia de los teléfonos inteligentes no puso nerviosos a los participantes.

Según investigación del Kaspersky Lab, los trabajadores son 26% más productivos sin sus smartphones.

Aunque los teléfonos inteligentes ayudan a mantenerse en contacto con colegas, estar al tanto de la bandeja de entrada y completar tareas urgentes al desplazarse de un lugar a otro, en realidad hacen menos productivos a los trabajadores cuando se encuentran en sus escritorios, según un experimento psicológico encargado por Kaspersky Lab a las universidades de Würzburg y Nottingham Trent.

El experimento descubrió una correlación entre los niveles de productividad y la distancia existente entre los participantes y sus smartphones. Cuando se les privó del teléfono inteligente, el rendimiento mejoró 26%. El experimento puso a prueba el comportamiento de 95 personas con edades comprendidas entre 19 y 56 años en laboratorios de las universidades de Würzburg y Nottingham Trent. Se tuvo cuidado de equilibrar las condiciones experimentales y de género en los dos sitios.

Los investigadores pidieron a los participantes realizar una prueba de concentración bajo cuatro condiciones diferentes: con su teléfono inteligente en el bolsillo, en su escritorio, guardado bajo llave en una gaveta y retirado de la sala por completo. Los resultados obtenidos son significativos: los más bajos se registraron cuando el smartphone estaba en el escritorio, pero con cada capa adicional de distancia entre los participantes y sus teléfonos inteligentes, el rendimiento de la prueba se incrementó. En general, los resultados de las pruebas se elevaron 26% más cuando los dispositivos fueron retirados de la habitación.

Contrario a lo esperado, la ausencia de los teléfonos inteligentes no puso nerviosos a los participantes. Los niveles de ansiedad fueron constantes en todos los experimentos. Sin embargo, en general, las mujeres se mostraron más ansiosas que sus homólogos masculinos, lo que llevó a los investigadores a concluir que los niveles de ansiedad en el trabajo no se ven afectados por los teléfonos inteligentes (o la ausencia de ellos), pero pueden verse afectados por el género.

Estudios anteriores han demostrado que, por una parte, estar separados de nuestros teléfonos inteligentes tiene efectos emocionales negativos, como el aumento de la ansiedad, pero, por otra parte, los estudios también han demostrado que un smartphone puede distraernos cuando está presente. En otras palabras, tanto la ausencia como la presencia del dispositivo inteligente podrían afectar la concentración.Jens Binder de la Universidad de Nottingham Trent

En resumen, los resultados de este estudio indican que es la ausencia, más que la presencia, de un teléfono inteligente lo que mejora la concentración”, añadió Astrid Carolus de la Universidad de Würzburg.

Te puede interesar  38% de las organizaciones financieras no distingue entre un ataque y la actividad normal del cliente

Los resultados del experimento se correlacionan con los de una encuesta anterior llamada “Digital Amnesia at Work” (Amnesia digital en el trabajo). En este estudio, Kaspersky Lab demostró que los dispositivos digitales pueden tener un impacto negativo en los niveles de concentración. Se demostró, por ejemplo, que escribir notas en dispositivos digitales durante las reuniones disminuye el nivel de comprensión de lo que realmente sucede.

Si bien la prohibición de dispositivos digitales en el lugar de trabajo no es realmente una opción, estos resultados, en combinación con los obtenidos en Digital Amnesia at Work, ofrecen a las empresas una visión sobre cómo mejorar su productividad.

En lugar de esperar el acceso permanente a sus smartphones, la productividad de los empleados podría aumentarse si dedican un “tiempo libre a su teléfono inteligente”. Una forma de hacer esto es hacer cumplir las “normas para las reuniones”, como las de no usar teléfonos ni computadoras en el ambiente normal de trabajo”, comentó Daniel Molina, director General para los Mercados Estratégicos de América Latina de Kaspersky Lab.

Las empresas también deben estar conscientes de que, en el panorama empresarial conectado de hoy, la disminución de los niveles de concentración puede ser un problema de seguridad. Los ataques avanzados dirigidos, por ejemplo, solo pueden ser descubiertos si los empleados están alertas y observan cualquier contenido inesperado e inusual en el correo electrónico. Por lo tanto, es vital que las empresas desarrollen procesos de seguridad, incluso sesiones de entrenamiento para aumentar el estado de alerta de los empleados, independientemente si los empleados utilizan o no sus teléfonos inteligentes en el trabajo”, concluyó.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Mariano Amartino es el nuevo director de Startups de Microsoft América Latina

El ejecutivo liderará el área encargada de impulsar la innovación de proyectos tecnológicos en toda la región.

Cerrar