Se inauguró el Aula Digital de Educación Tecnológica más austral del mundo

Se inauguró el Aula Digital de Educación Tecnológica más austral del mundo
El Aula Digital les permite a los jóvenes que viven en la Antártida complementar los programas educativos regulares con herramientas y contenidos avanzados.

A través de la firma de un acuerdo entre el Comando Conjunto Antártico y ASUS, Banghó, BenQ, Intel, Microsoft y PC Arts, está en funcionamiento un Aula Digital de Educación Tecnológica en la Antártida.

Por primera vez en la historia del país, los 19 jóvenes argentinos que viven y estudian en la Antártida Argentina cuentan con un Aula Digital Tecno-Robótica de última generación. Este hito es posible gracias al acuerdo de articulación público-privada celebrado entre el Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR) y las empresas ASUS, Banghó, BenQ, Intel, Microsoft y PC Arts, que equiparon la Base Esperanza con el aula tecnológica más austral del mundo.

El Aula Digital les permite a los jóvenes que viven en la Antártida complementar los programas educativos regulares con herramientas y contenidos avanzados: programación, robótica, impresión 3D, manejo de plataformas de comunicación y acceso virtual a información, entre otras.

Fundada en 1952, la Base es hoy una estación científica que alberga alrededor de 60 personas, entre ellas 19 jóvenes de entre 3 y 21 años que cursan sus estudios primarios, secundarios y universitarios en la escuela N° 38 “presidente Raúl Ricardo Alfonsín”, institución que este año celebra 25 años desde su inauguración.

Desde el lado de ASUS, participaron a través de la donación de 25 equipos para los 16 jóvenes y profesores que forman parte de la institución. Se trata de 23 equipos del modelo BR 1100 y 2 del modelo ASUS X515 EA. Por sus funcionalidades, ambos modelos presentan grandes beneficios para el segmento educativo.

En ASUS producimos tecnología para impactar de forma positiva en la vida de las personas. Es por eso que decidimos sumarnos a este proyecto, uniéndonos como socios estratégicos de primera línea como Banghó, BenQ, Intel y Microsoft, y junto al Comando Conjunto Antártico trabajamos desde hace varios meses en la concreción de este proyecto que tiene la innovación en educación como bandera”, comentó Andrés Lee, gerente de Producto de ASUS Argentina. “Esta iniciativa representa un hito en nuestra historia y nos permite seguir apostando por el sector educativo, un área en la que trabajamos con gran interés para seguir impulsando la digitalización de las personas e impulsar su crecimiento”.

Innovación como bandera: qué equipos y softwares conforman el Aula

Por parte de ASUS, fueron destinadas a este proyecto 25 notebooks, de las cuales 23 son de su línea educativa: 18 ASUS BR1100C y 5 ASUS BR1100F. Este modelo es ideal para estudiantes porque está certificado con estándares de grado militar, lo que significa que son equipos resistentes a temperaturas extremas, golpes, caídas, choques, derrames o rasguños. Además, poseen paragolpes de goma y sus puertos son ultra resistentes.

Por otro lado, para docentes fueron enviadas 2 ASUS Laptop X515, equipos producidos en suelo argentino, potenciados por un procesador Intel Core i5, gráficos Intel UHD, 8 GB de memoria y 256 GB de almacenamiento. Banghó Max L5 también fueron destinadas para uso docente. Estas notebooks de 15,6 pulgadas cuentan con un procesador Intel Core i5 de 11va generación, una placa de video Intel UHD, 8 GB de memoria y 240 GB de SSD. Además, poseen bisagras 180° para que sea más sencillo para los maestros compartir pantalla con sus estudiantes.

BenQ aportó un Proyector Interactivo de Tiro Ultra Corto (MW855UST+) ideal para ámbitos educativos. Este producto posee una unidad óptica totalmente sellada y filtro contra polvo. Además, su diseño requiere una distancia de tan solo 8 cm de la pared para proyectar una pantalla de 86 pulgadas, lo que ayuda a mejorar la colaboración entre estudiantes en el aula. Por otro lado, la empresa también donó un Módulo Lápiz Interactivo BenQ PW31U y un Módulo Táctil Interactivo PT20, que permiten que las imágenes puedan ser proyectadas en una superficie plana, para poder trabajar sincrónicamente sobre la misma pantalla.

Un router Access Point Mythware con frecuencias de 2,4 y 5 GHz también formará parte del aula, que contará con licencias de Manejo del Salón de Clase para alumnos y docentes. Este software facilitará al profesor/a el control y administración del aula, así como también la supervisión de actividades y la comunicación y colaboración entre grupos.os estudiantes antárticos más pequeños ya tienen a disposición 2 Kits Matatalab Pro Set, herramientas que los ayudará a despertar su imaginación y desarrollar habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico a través de juegos prácticos.

Por otra parte, los alumnos más avanzados recibieron 3 Kits de robótica Arduino UNO R3, que incluyen más de 200 componentes, para que sea más sencillo su primer acercamiento a la programación. A esto se le suma una impresora 3D Weedo F152S, un equipo capaz de crear objetos de 205 x 185 x 195 mm de manera fácil y segura.

El aula también cuenta con 1 mueble móvil de almacenamiento y carga, con capacidad para 30 equipos de 15,6 pulgadas. Este producto posee una tecnología de circuito electrónico de encendido y carga y una ventilación distribuida para evitar sobrecalentamientos.

Este proyecto tiene como misión establecer un ambiente de innovación que maximice los resultados de aprendizaje y prepare a los estudiantes para el futuro. Es por eso que el programa Skills for Innovation impulsado por Intel, fue implementado con el fin de empoderar a los educadores en la adopción de estas tecnologías para crear experiencias de aprendizaje innovadoras que involucren activamente a los estudiantes a través de un enfoque basado en las habilidades y respaldado por la tecnología.

En sintonía, Microsoft Argentina llevó a cabo un proceso de formación para los educadores que se encuentran en la Antártida, que consta de dos talleres con el fin de apoyar su desarrollo profesional en la aplicación de los recursos tecnológicos que potencien el desarrollo del pensamiento computacional y las metodologías de educación remota.

El primero es Microsoft Teams, un taller que tiene énfasis en su uso pedagógico en el aula: el desarrollo de materias mediante la creación de canales, promover la colaboración utilizando documentos compartidos y el análisis y estudio de escenarios educativos. En el mismo, se realizó la integración de las nuevas aplicaciones, llamadas Learning Accelerators, las cuales promueven la lecto-escritura, el pensamiento matemático, la resolución de problemas, el trabajo colaborativo, la integración de material y recursos audiovisuales con Stream, entre otras.

El segundo taller está orientado al desarrollo del pensamiento computacional de los estudiantes de la Antártida mediante el uso de los simuladores Microbit y Arcade para el desarrollo de fundamentos en programación por bloques de la plataforma Microsoft MakeCode. Con Microsoft Microbit se busca apoyar el desarrollo de proyectos STEM, impulsando el desarrollo de habilidades productivas mediante la creación de videojuegos con Arcade.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)