RFID: la evolución en la captura de datos

RFID: la evolución en la captura de datos

La tecnología de identificación automática, que permite capturar y almacenar datos, revoluciona la logística de las empresas al simplificar sus procesos.

Primero fue el código de barras, el que marcó una primera generación en soluciones de captura de datos, aportando ventajas como la reducción de costos logísticos, la posibilidad de acceder a información sobre el comportamiento del consumidor y la reducción de errores, entre muchos otros beneficios. Pero la tecnología siguió avanzando y llegó una segunda generación en captura de datos: RFID (Radio Frequency IDentification).

RFID es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remotos que usa dispositivos denominados transpondedores o tags RFID, los cuales pueden adoptar diversos formatos, como ser etiquetas, tarjetas, etc. El propósito fundamental de la tecnología RFID estransmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante ondas de radio.

Las tecnologías RFID se agrupan dentro de las denominadas Auto ID (automatic identification), porque generan una identificación automática del producto.

Pablo Martínez, especialista en RFID de symbAR, una de las empresas que conforma Grupo Hasar, explica que a diferencia del código de barras, RFID es una tecnología que permite leer varios ítems en simultáneo, y sus principales beneficios incluyen:

  1. Automatización de procesos como la identificación de producto, contabilización, seguimiento y ruteo de cualquier producto
  2. Reducción de costos operativos
  3. Mejoras en la administración del stock en depósitos
  4. Reducción de errores
  5. Incrementos en la rentabilidad de los negocios
  6. Mejora la calidad de servicio al cliente, entre otros.

Por ejemplo, si necesito hacer control de inventarios diariamente, lo que más me genera valor es la tecnología RFID”, planteó Martínez. “Es muy útil la aplicación de esta tecnología, también en donde hay rotación de productos y quiebres de stock, como así también, para la automatización de procesos en plantas y en logística: se registra el movimiento de mercancía sin ser necesaria la utilización de lectores de códigos de barras, permitiendo una identificación unívoca: cada producto tiene un código único en el mundo”.

“No hablamos de ‘las latas de tomates’, sino que cada lata de tomate tiene un cdela opara el comercio internacional. latas de tomates, sino, que cada lata de tomate tiene un c RFID lee la cantidad de producyódigo único, y esto es fundamental para el comercio internacional”, continuó.

Te puede interesar  G Data presentará sus nuevas soluciones para empresas en CeBIT 2016

¿Cómo funciona?

La identificación del producto se realiza colocándole un tag de RFID de tipo pasivo. A través de una antena se irradia una señal de radio frecuencia y el tag (que contiene un chip y una antena) produce una señal como respuesta con su número de identificación. Se dice que el tag es “pasivo” porque no tiene batería para operar, pero genera “energía” en respuesta a la frecuencia que emite la antena del lector. De ahí que sea más económico y discreto, porque no utiliza baterías.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Logo YoungActionNet
Estos son los 10 emprendedores jóvenes de 2016

5 mujeres y 5 hombres, provenientes de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, del Maule y Metropolitana, son los ganadores de...

Cerrar