Retos y oportunidades de la norma IFRS17 en Chile

Retos y oportunidades de la norma IFRS17 en Chile
La norma ha significado muchos retos, revisando el modelo de negocio actual de las empresas del sector.Julian Corredor, Risk Business Manager for LATAM de SAS

La oportunidad de aumentar la transparencia, generará a su vez una interesante apuesta para aumentar la rentabilidad de las aseguradoras.

Hace poco más de un año se publicó la norma IFRS17 que regula contratos de seguros, pero el impacto real de esta norma en Chile todavía es desconocido. Su uso efectivo será en enero del 2022, por lo que los retos y oportunidades para los contratos de seguros todavía son muchos. 

El impacto que esta norma tendrá en los procesos de negocio y gestión de información de las empresas de seguros, es algo que no todos tienen presente. La ley genera cambios fundamentales para el reconocimiento, medición, presentación e información a revelar de los contratos de seguro.

Debido a que esta norma significa que las empresas del sector asegurador tienen ahora una única metodología estándar para reportar su información financiera, una buena pregunta podría ser ¿cuál es el estado actual de su implementación? O ¿cuál sería la mejor ruta crítica de cara al 2022?

A modo de resumen, la norma ha significado muchos retos, principalmente revisando el modelo de negocio actual de las empresas del sector: se impactan los procesos informáticos, técnicas actuariales, generación de reportes y gestión de riesgos; además de un cambio significativo en la coordinación de las gerencias, ya que ahora debe existir una comunicación permanente entre las áreas de finanzas, contabilidad, actuaria y TI.

Debido a que en Chile las compañías de seguro representan un eslabón clave en el funcionamiento del sector financiero, este cambio en manejo de información y la preparación de los sistemas al interior de las empresas, genera la dificultad de saber adecuarse a las exigencias de estos nuevos estándares.

Lo cierto es que las empresas aseguradoras enfrentan nuevas reglas para preparar sus estados financieros, y requieren de soluciones tecnológicas que les facilite realizar los nuevos procesos que exige la regulación integrándose al ecosistema de herramientas con que las empresas del sector cuentan, tales como herramientas actuariales y sistemas contables. Todo esto bajo un esquema tecnológico en el cual se garantice los procesos trazables, auditables y con capacidades de segregación de funciones, permitiendo así elevar al máximo el nivel de gobierno corporativo.

El aspecto positivo de este cambio, es que los analistas e inversionistas del sector asegurador van a poder tener una mirada totalmente diferente de esta industria. Los contratos estandarizados, así como la uniformidad de la contabilidad de seguros, son un ejemplo de una futura mejor compresión de la información financiera.

La oportunidad de aumentar la transparencia, generará a su vez una interesante apuesta para aumentar la rentabilidad de las aseguradoras, teniendo una solvencia como empresa mucho mejor a las actuales.

Ahora la pregunta fundamental es… ¿Estamos listos para la IFRS17?

Por sobre todas las cosas esta pareciera ser la interrogante clave. A pesar de que el objetivo principal es aumentar la transparencia de la industria mejorando la comparabilidad de los estados financieros entre las organizaciones, cualquiera que sea el enfoque de cumplimiento de la IFRS 17, este tendrá un impacto importante en el desempeño financiero, los procesos operativos, el procesamiento de los datos y el desempeño de los sistemas.

Entonces, ¿cómo están reaccionando las aseguradoras a esta nueva norma? A nivel global, hacia finales de 2018, el 65% de las grandes aseguradoras mostraron avances en la implementación de la norma IFRS17 e IFRS9, así como también en el diseño de su aplicación. Esto es clave ya que en Chile la mayoría de las compañías aseguradoras del país son propiedad de extranjeros, los cuales van a tener que adoptar metodologías internacionales para poder entregar sus reportes financieros a sus casas matrices.

Por el momento se continúa trabajando para estar listos para 2022. Muestra de esto es que casi la mitad de las empresas anticipa realizar inversiones adicionales (24%) o reemplazar completamente sus sistemas y procesos actuales (23%), por lo que aprovechar las oportunidades que este cambio trae no es un reto imposible de lograr.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Cooperación para fortalecer las TICs en Argentina

Enacom y Ericsson sellaron una alianza público-privada con el objetivo de promover evaluaciones de implementación de nuevas tecnologías.

Cerrar