Predicciones a futuro de los CTO

Predicciones a futuro de los CTO
No todo volverá a ser como era y tenemos que adaptarnos a un ritmo al que nunca nos hemos visto obligados.Julio César Castrejón, Country manager para México de Pure Storage

El mundo ha cambiado y seguirá dando algunos giros inesperados mientras todos lidiamos con las consecuencias personales y profesionales de esta pandemia.

El mundo se enfrenta a nuevos desafíos, incluido un cambio abrumador, rápido y masivo en la forma en que trabajamos. Para empresas de todos los tamaños, la conmoción introducida por el COVID-19 es una oportunidad para reenfocarse en un futuro deseado, sentando las bases para una base digital sólida y flexible para reconstruir negocios en un panorama con nuevas demandas.

Todos sabemos que el mundo ha cambiado y seguirá dando algunos giros inesperados mientras todos lidiamos con las consecuencias personales y profesionales de esta pandemia. Muchas personas han sufrido los estragos de esta situación y la recuperación nos ha dado una idea y una conciencia del impacto y de cómo debemos manejar la nueva «normalidad». No todo volverá a ser como era y tenemos que adaptarnos a un ritmo al que nunca nos hemos visto obligados. Diferentes tendencias han tomado forma como parte de estos cambios:

Nuevas formas de inculcar la cultura: a medida que las organizaciones sigan teniendo una mayor fuerza de trabajo remota, necesitarán formas innovadoras de inculcar y mantener su cultura más allá de los límites del trabajo remoto. La necesidad humana de interacción en el lugar de trabajo también se convertirá en un foco importante.

Las pequeñas conversaciones nunca se han extrañado tanto, quizás siempre fueron menospreciadas. El funcionamiento de las organizaciones es mediante la interacción humana directa. Necesitamos asegurarnos de que el lugar de trabajo remoto esté equilibrado con las interacciones cara a cara que son clave para nuestro bienestar mental y, en última instancia, para una organización exitosa y saludable.

Seguridad y manejo de amenazas cibernéticas: es asombroso ver que ha habido incluso más atacantes malintencionados que intentan extraer dinero a través del rescate incluso antes del COVID-19, muchos de los cuales tienen como objetivo servicios esenciales. El impacto nunca ha sido mayor y los ataques anunciados públicamente son la punta de un iceberg muy grande.

En el futuro, las organizaciones considerarán los pasos de mitigación de ransomware esenciales para proteger su negocio y reputación. Probarlos puede volverse tan rutinario como probar las capacidades de recuperación ante desastres.

Repatriación de cargas de trabajo: cuando se produjo el bloqueo, todas las organizaciones del mundo intentaban gestionar una mayor carga de trabajo en condiciones de cuarentena. Significó que hubo un gran aumento en la adopción y el uso de la nube.

Yo iría tan lejos como para decir que muchos rotaron en exceso hacia la nube y reequilibrarán su uso a medida que las presiones de costos lleven a las personas a repatriar algunas de sus cargas de trabajo en las instalaciones. La necesidad de flexibilidad nunca ha sido tan grande para las organizaciones de apoyo que operan en circunstancias cambiantes.

Aumento del consumidor empoderado: la generación más joven tiene una nueva perspectiva sobre las empresas con las que se relaciona tanto como empleados como consumidores. Las empresas deben prestar atención e implementar una función para administrar la reputación de una empresa: un director de confianza.

El rol considerará la postura ética que adopta una empresa; cómo se trata a los empleados, con quién se hacen negocios y con quién no y cómo operan, ya sea abiertamente o no. Este rol actuará como la «conciencia» de la empresa con miras a hacer lo correcto.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados