Pandemia y nuevas razones para sumarse a la Nube

Pandemia y nuevas razones para sumarse a la Nube
Las empresas reconocen que necesitan contar con mayor agilidad en su infraestructura para ser competitivas.Rubén Belluomo, gerente Comercial de Infor Cono Sur

En un mundo donde es cada vez más necesario ser competitivo, existen más razones para considerar la tecnología.

Originalmente, la computación en la nube se promovía considerando una propuesta simple y tentadora, mover los gastos de capital a gastos operativos, y en consecuencia brindar flexibilidad operacional y financiera para las empresas. Esto era y sigue siendo un enorme beneficio.

Sin embargo, a medida que atravesamos la pandemia de COVID, las empresas reconocen que necesitan contar con mayor agilidad en su infraestructura para ser competitivas ahora y en un futuro incierto. Como resultado el software empresarial basado en la nube ha debido evolucionar para permitir respuestas más rápidas a las necesidades de los clientes.

Para que las organizaciones sobrevivan, el sector de TI debe transformarse en un generador de ingresos. El alcance del área de TI se está expandiendo más allá del rol de mantener el equipamiento funcionando, en un área que encuentra formas para monetizar los datos y es un producto adicional para los clientes. Los CIOs del 2025 tendrán mayores responsabilidades estratégicas en un ámbito mayor en las empresas, buscando nuevas maneras de generar ganancias con productos y servicios.

Las empresas piden cada vez más de sus departamentos de TI. Cuando los recursos de TI se dedican solo a mantener la infraestructura existente y las soluciones “on premise”, se estancan en el modo operacional defensivo. Como resultado, el equipo lucha para superar los temas básicos y apoyar iniciativas más estratégicas que puedan facilitar el cambio organizacional. Las empresas del software en la nube deberán asumir las tareas del día a día de la gestión del software y el CIO se focalizará en dedicar su tiempo a iniciativas de valor agregado en la organización.

Beneficios de apostar a la nube

Las soluciones basadas en la nube permiten que las organizaciones tomen riesgos, buscando nuevas oportunidades de negocios sin agregar costos en la infraestructura. Se puede aprovechar una nueva e innovadora funcionalidad en una forma más rápida y económica que nunca. Si la iniciativa resulta ser un éxito, se puede escalar fluidamente a una audiencia mayor. Si falla, el proyecto puede rápidamente cerrarse. Este nivel de flexibilidad permite que las empresas generen una cultura más conductiva para la implementación de ideas nuevas e innovadoras en la organización.

Para muchas organizaciones, los mercados emergentes y los lugares remotos son la nueva frontera empresarial. Poder capitalizar estas oportunidades puede resultar complejo y caro. Lograr los conocimientos técnicos y el equipo necesario instalado para establecer operaciones es una tarea que requiere dedicación junto con variables como ¿qué conocimiento es necesario para apoyar los sistemas empresariales o qué tipo de nuevas normas o requisitos se deberán cumplir?

Las soluciones basadas en la nube permiten a las empresas establecer una nueva presencia rápidamente o expandir operaciones existentes en virtualmente cualquier región sin tener que físicamente estar allí, lo que minimiza la inversión de capital y el riesgo.

Con oficinas remotas operado junto con otras unidades de negocios, las soluciones en la nube facilitan compartir información cualquiera sea el lugar. Además, una solución robusta en la nube soporta múltiples monedas e idiomas lo que hace que la localización sea más fácil.

Mantenerse alineado con respeto a los continuos cambios en el software, seguridad y reglamentaciones es algo complejo, manual y caro… pero las empresas deben hacer todo lo posible para cumplir. En un mundo SaaS basado en la nube, las actualizaciones de seguridad y del cumplimiento pueden conocerse inmediatamente apenas se anuncian. Esto brinda beneficios de costo y riesgo, especialmente para organizaciones que operan en varios países con distintos requisitos de cumplimiento de normas.

En cualquier economía, las paradas significan pérdida de ingresos. Las empresas no pueden contar con aplicaciones críticas offline. Si un cliente no puede hacer negocios con una empresa, la competencia rápidamente lo reemplazará. En un mundo siempre online es imperativo seguir esta tendencia.

Las soluciones modernas en la nube están disponibles todos los días, 24 horas al día, sin importar donde están ubicados los empleados, ni qué dispositivos usan. Las empresas en la nube implementan equipos mucho más confiables que lo que las empresas tendrían en sus soluciones “on premise” logrando un nivel de conexión difícil de igualar.

Con menos riesgos, mayor colaboración y productividad los empleados con soluciones en la nube hacen mejor su trabajo, en forma más rápida y flexible. Irónicamente, implementan soluciones en la nube para lograr una facilidad de uso y funcionalidades que no consiguen de su propio departamento de TI.

Estas aplicaciones, si no son usadas adecuadamente sin contar con la infraestructura de seguridad y protocolos adecuados puede exponer a la empresa a riesgos innecesarios, robo de propiedad intelectual, pérdida de datos y hasta daños a la reputación. La solución es usar las aplicaciones adecuadas que ayuden a hacer mejor el trabajo, en forma más rápida y colaborativa.

Como beneficio adicional, cuando la organización logra flexibilidad en toda la empresa y la capacidad de colaborar, puede responder al cambio de necesidades del mercado en forma fluida, creciendo y expandiendo el negocio aprovechando las nuevas oportunidades, idealmente antes que la competencia.

La nube ha sido siempre financieramente tentadora, y en un mundo donde es cada vez más necesario ser competitivo, existen más razones para considerar la tecnología y evaluar cómo puede hacer la diferencia.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados