Microsoft y Red Hat expanden las posibilidades en la era de la nube híbrida

Microsoft y Red Hat expanden las posibilidades en la era de la nube híbrida
Carlos Bustos, Country Manager de Red Hat, junto a Oliver Alexander Flögel, Country General Manager de Microsoft.

En el contexto del Red Hat Forum Santiago 2016, las compañías realizaron un handshake simbólico para sellar la alianza de ambas en relación con el desarrollo de la nube híbrida.

Hoy se observa que cada vez más empresas optan por esquemas híbridos de cómputo en la nube, lo cual obedece a la versatilidad que les ofrece el tener lo mejor de los dos mundos: efectividad para tratar datos sensibles para el negocio, por un lado, y altos niveles de rendimiento y escalabilidad, por el otro.

La nube se afianza cada vez más como un componente principal en las estrategias TI. De acuerdo con IDC, en la conformación de estrategias para los dos años siguientes, 70% de los usuarios empresariales de nube se enfocan en el modelo híbrido.

Microsoft y Red Hat son dos compañías que apoyan la nube híbrida. Ambas se enfocan en proveer flexibilidad, seguridad rigurosa y ambientes operativos de clase empresarial, y proveer una oferta de nube unificada, consistente e híbrida, que abarca opciones de nube privada, alojada (hosteada) y pública, tanto IaaS como PaaS. Y esto es algo que no pueden ofrecer sus competidores.

Por otro lado, son testigos de que una inmensa mayoría de las organizaciones basan sus operaciones en un ambiente tecnológico heterogéneo, que utiliza lo mismo que Linux que Windows. En la complejidad de entornos diversos, todas sin excepción buscan conformar un ecosistema consistente, que facilite la estabilidad de procesos y operaciones. Atributos de grado empresarial como confiabilidad, seguridad en entornos de misión crítica o soporte integral son también temas prioritarios para ellas.

Las compañías están seguras de que la interoperabilidad es un motor para el crecimiento. Enfocados en esto, cooperan con múltiples comunidades de código abierto, y Azure ha soportado múltiples distribuciones de Linux por casi tres años. Asimismo, es conocido el liderazgo de Red Hat en este segmento, y su plataforma es utilizada alrededor del mundo.

Ambas compañías saben lo que las empresas buscan y juntos se los entregan. Entre los elementos clave de la alianza que benefician a las empresas destacan: soluciones Red Hat disponibles de manera nativa para clientes de Microsoft Azure, soporte de grado empresarial integrado que abarca ambientes híbridos y gestión unificada de cargas de trabajo a través de los desarrollos de nube híbrida.

Gracias a esta alianza que entrega el mejor despliegue de arquitecturas y plataformas tecnológicas disponible en el mercado, sus clientes pueden moverse libremente entre el entorno cloud y sus centros de datos, y tener la flexibilidad de integrar datos on-premise con cargas de nube, así como de operar bajo su distribución favorita de Linux mientras disfrutan de la agilidad de negocios y los beneficios que Azure les brinda.

Te puede interesar  Schneider Electric se asocia con Microsoft para acelerar el desarrollo de aplicaciones abiertas de IoT 

Se trata de una alianza que va más allá de la capa del sistema operativo y hace de Azure la nube más abierta y flexible de la industria. Con la retroalimentación de clientes mutuos como base, de esta alianza surgen soluciones reales que consideran elementos como interoperabilidad, integración, apertura y nuevas tecnologías.

También para los desarrolladores, ISVs y socios de negocio, las tecnologías de Red Hat y Microsoft juntas abren una nueva escala de oportunidades para el desarrollo de una nueva generación de aplicaciones, al proveerles opciones diferentes para crear escenarios híbridos y extender el alcance de todas las partes involucradas. Ahora, estos jugadores pueden habilitar en Azure aplicaciones basadas en Red Hat, y soportar en Enterprise Linux y OpenShift aplicaciones basadas en .NET. Por todo lo anterior, esta unión entre Microsoft y Red Hat, anunciada en noviembre pasado, marca un antes y un después, si bien por años han sido socios en certificación y soporte de Enterprise Linux en Hyper-V y Windows Server sobre Enterprise Virtualization.

La alianza potencializa aún más a toda organización en busca de una mayor flexibilidad y capacidad de elección para optimizar los alcances de su base tecnológica en una era en la que una de cada cuatro máquinas virtuales de Azure corren sobre Linux y donde las empresas están ávidas de mayores niveles de colaboración entre los diversos participantes de la industria TI, así como integración entre sus diferentes tecnologías y plataformas.

Las empresas seguirán operando en ambientes heterogéneos, y la complejidad seguirá siendo parte del día a día de quienes sostienen los hilos del negocio a través de las TI. De esta forma, Microsoft y Red Hat colaboran a través de una oferta única que expande sus posibilidades de elección y los niveles de flexibilidad que pueden encontrar en la tecnología.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


La transformación de la venta minorista

La cuarta encuesta anual a CEOs de retail a nivel global señala que la transformación digital se ha apoderado firmemente...

Cerrar