¿Por qué los CEOs también necesitan mentores?

¿Por qué los CEOs también necesitan mentores?
Es una práctica común dentro de las empresas tener programas de tutoría para sus empleados más jóvenes.

Hays México brinda 5 ventajas que un líder puede obtener al tener un mentor.

Ser el líder de una organización puede conllevar a menudo una vida solitaria. En la parte superior de la pirámide, es usual que los líderes sean demasiado orgullosos para pedir ayuda ya que pueden pensar que es un signo de debilidad. Otros simplemente no saben a quién recurrir. La verdad es que siempre vale la pena buscar una segunda opinión.

Es una práctica común dentro de las empresas tener programas de tutoría para sus empleados más jóvenes. Éstos están diseñados para ayudar a los recién incorporados para que se integren perfectamente al negocio, mientras desarrollan habilidades.

No obstante, ¿por qué limitarlo a los empleados más jóvenes? El 75% de las empresas a nivel mundial hacen uso de tutores o instructores, pero ¿cuántos de ellos son para beneficiar a los profesionales de alto rango dentro de una organización? Los directores tienen una gran responsabilidad de continuar con su desarrollo para el beneficio de las personas que lideran, afirmó Perry Timms, actual director de Personas y Transformación de Recursos Humanos (PTHR). “Un director que no aprende es como un nadador que no respira. Sólo puede aguantar la respiración durante un cierto tiempo antes de que todo se colapse“, explicó.

Con la tecnología cada vez más presente en los puestos de trabajo, se deben observar a las generaciones más jóvenes.

Después de todo, los líderes tienen que ser capaces de responder a las preocupaciones y relacionarse con gente de todas las edades dentro de su negocio, no sólo con los de estatus más alto.

Para dar un ejemplo, las redes sociales son un medio muy eficaz para optimizar la presencia y conectarse con otras personas.

Con esto en mente, Hays proporciona 5 ventajas que un líder puede obtener al tener un mentor:

  1. Consejos experimentados: Tener acceso a alguien que ha caminado todo el recorrido es un privilegio que pocos disfrutan. Un mentor con décadas de experiencia, se ha enfrentado a toda la gama de desafíos y fue testigo de muchas transformaciones en el mercado en los últimos años. Además, posee un conocimiento que no tiene precio, literalmente. La competencia a bajo costo, alta rotación de personal, la productividad, entre otras situaciones que enfrenta el negocio ya han sido superados con éxito por alguien en el pasado.
  2. Candidez: Normalmente, no es apropiado compartir los dilemas de negocios con un colega o familiar; ya sea porque el tema es demasiado sensible o confidencial. Los mentores ofrecen una sinceridad poco común que se puede utilizar como una caja de resonancia para todas las ideas y problemas. A veces, los mejores consejos son comentarios simples y directos.
  3. Acceso a una red más grande: Una ventaja extra de tener un mentor de alto nivel es la extensión de la red que están propensos a ofrecer. Si no son capaces de emitir una solución para una situación particular, entonces casi seguro que conocen a alguien que pueda hacerlo. Las redes como LinkedIn son ideales para conectar con los profesionales pertinentes. Sin embargo, sin una presentación formal o una referencia de un intermediario siempre existirá una falta de familiaridad.
  4. Perspectiva: Al tener a alguien que está en la recta final de su carrera, y que entiende de primera mano la presión, pueden realmente hacer que mejoren la toma de decisiones y llegar a juicios más justos. Los mentores son las figuras perfectas a recurrir en este tipo de situaciones, ya que, en primer lugar, están fuera del negocio, y por lo tanto pensarán más allá del corporativo. En segundo lugar, a diferencia de un pariente o amigo, van a ser capaces de empatizar con la situación y proporcionar asesoramiento pertinente y relevante.
  5. El crecimiento personal: ¿Cuánto tiempo, como líder, pasas perfeccionando tus propias habilidades y centrándote en tu propio desarrollo? Probablemente no mucho. Es comprensible que el principal objetivo sea garantizar que todos los demás están cumpliendo con su potencial, sin embargo, es también responsabilidad asegurar que estás proporcionando al equipo la dirección más explícita posible. El mentorpuede, a través de compartir sus propias historias, proporcionar apoyo que será de beneficio personal incalculable.
Te puede interesar  Mitos y realidades de comprar y vender en línea

Nunca se es demasiado veterano

En conclusión, nunca se es demasiado mayor para aprender algo nuevo o para beneficiarse de la ayuda. Un líder puede tener unos conocimientos muy extensos pero lo que importa es que se esté constantemente desafiándose para aprender y preguntarse, ¿Qué pasará? y ¿Qué hay después? tanto en términos de su propia evolución como de la empresa.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Educación IT
Argentina, semillero de programadores

Más de 125.000 programadores argentinos trabajan para empresas extranjeras, mientras que otros directamente se radicaron en el exterior.

Cerrar