El liderazgo y los milenials: potencializando el éxito intergeneracional

El liderazgo y los milenials: potencializando el éxito intergeneracional
En relación a su jefe ideal, buscan una persona que sea un mentor más que un jefe.Adriana Pineda, Senior Consultant en Hays Mexico

El mundo laboral está siendo sacudido por una nueva generación de jóvenes profesionales más demandante y con altas expectativas respecto a su carrera.

De acuerdo con Harvard Business Review -las personas nacidas entre 1977 y 1997- representarán más de la mitad de empleados para el año 2020. Actualmente en México, ésta es una realidad.

La generación milenial ve el trabajo como una parte clave de su vida, no como algo separado. Por lo mismo, buscan puestos laborales que sean personalmente satisfactorios en donde el propósito sea mayor.

De acuerdo con el estudio #DNAmilenial Survey 2017, realizado por Hays México, 7 de cada 10 candidatos encuestados piensan en su jefe directo al considerar una nueva oportunidad laboral. Las expectativas para los empleadores actuales son altas, al igual que los estándares que se ponen a sí mismos. Mantenerlos comprometidos es la clave para que sus resultados sigan siendo sobresalientes.

En relación a su jefe ideal, buscan una persona que sea un mentor más que un jefe. Alguien que pueda identificar sus fortalezas y las impulse a generar un plan de carrera con tiempos cortos de crecimiento, alguien que demuestre sabiduría y puedan admirar más que imponer objetivos, con características más humanistas que se preocupe también por su personal y no solo lo vea como trabajador.

Atrás quedó el rol de jefe tradicional que imponía únicamente sus propias ideas, ahora se espera que se preste a una relación mucho más cercana.

Ante este panorama, en Hays México ofrecemos los 3 puntos principales que ellos esperan de los jefes ideales, de las compañías y del aprendizaje laboral en un puesto de trabajo con el objetivo de que los líderes actuales cuenten con tips para entender cómo son, cómo piensan y qué buscan para fungir como mentores efectivos, sin drenar su energía, y al mismo tiempo, mantener su Top Talent.

¿Qué esperan los milenials de…?

Los milenials, conocidos a veces como narcisistas, constantemente son percibidos por sus jefes como difíciles de manejar, con una falta de compromiso y atención al detalle, pero sobre todo que sienten el derecho de tener todo lo que quieran, cuando así lo deseen.

Hoy, los líderes y en parte responsables del desarrollo y crecimiento de esta generación siguen cuestionándose, ¿qué quieren?. Además de trabajar en un lugar con un “propósito mayor” y prestaciones que vayan más allá de lo establecido (ejemplo: gimnasio, chef en el trabajo) parece que siguen descontentos.

En parte, las deficiencias y retos que presenta esta generación se deben a los huecos en educación que vienen desde los padres hasta las universidades en donde se enseña que se puede tener todo lo que deseen.

Sin embargo, la clave está primero en el porqué, cómo y qué quieres a lograr (The Golden Circle Theory).Tanto para ellos como para los líderes, existen un par de retos donde ambos cuentan con áreas de oportunidad para mejorar su comunicación y convivencia.

Para los milenials:

  1. Apertura: para evitar la frustración y desmotivación, además de proponer y querer romper paradigmas constantemente, el reto para los milenials es entender las estructuras y estrategias de las empresas, aprovechando la experiencia de otras generaciones para poder ser más eficientes y aprender; no siempre hay que descubrir el hilo negro de todo.
  2. Control de la tecnología: con los avances tecnológicos muchos de ellos olvidan la importancia de investigar, encontrar fundamentos que sustenten propuestas, incentivar la credibilidad en su trabajo; sin embargo hay que entender que la tecnología es una herramienta más y no la única fuerte de información ni tampoco la más certera. Es necesario saber seleccionar la información adecuada.
  3. Paciencia: uno de los retos primordiales que enfrenta esta generación. Aprender que el viaje toma su tiempo y no trae resultados inmediatos, sobre todo las cosas que realmente generan valor: las relaciones, satisfacción y éxito laboral, alegría y sobre todo conocerse a sí mismos- “autoconciencia”- toma tiempo y no pasa de la noche a la mañana. La clave está en el enfoque y la constancia que se imprima, tener una visión clara a mediano y largo plazo en vez de una gratificación instantánea puede genera resultados aún más impactantes y sobre todo duraderos.
Te puede interesar  La mejor ruta a una nube segura debe tener una estrategia integral

Para los jefes:

  1. Liderazgo: ejercer un liderazgo digno de admiración no es tarea fácil; se debe aprender a escuchar, delegar con sabiduría e inspirar a la participación del equipo, entender las capacidades y habilidades de cada uno para potencializarlas a manera de que cumplan sus objetivos personales alineados con los de la empresa, desarrollar actividades de networking y participación empresarial en las cuales se les incluya y puedan sentirse actores importantes en el cumplimiento del proyecto. Es importante entender que no todos van a ser una copia del jefe por lo que hay que entender a cada uno para potencializar sus carreras.
  2. Cambios desde la Alta Dirección: para incentivar cualquier cambio en la compañía es necesario que sea inspirado y ejecutado desde la Alta Dirección de la empresa, si este no los apoya, ningún cambio será exitoso.
  3. Impulsar Top Talent: entender que el brindar la formación adecuada a un top talent hoy, no implica formar un remplazo, al contrario, se estará formando a alguien que podría llegar a ser un colega exitoso en el ramo. Esto también trae un impacto positivo hacia el mentoring del jefe pero no es algo que dará frutos a corto plazo.

Todos tenemos algo en común, el deseo de querer ser escuchados y tomados en cuenta. Como parte de la generación milenial también tenemos la responsabilidad de auto motivarnos y encontrar un drive personal del porqué hacemos las cosas.

También, encontrar las fortalezas de nuestros jefes y aprovecharlas para incentivar el propio crecimiento. Es esencial estar abiertos a escuchar el feedback sobre nuestro desempeño y así constantemente retener y proveer el status quo.

Ambos tienen lecciones que aprender uno del otro y el trabajo en equipo es esa herramienta esencial que puede llevarlos a la realización de exitosos proyectos que gratifiquen a ambas partes.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Finalistas del concurso de creatividad comunicacional de Fundación Itaú

Participaron más de 100 alumnos de carreras relacionadas con publicidad y diseño de todo el país, en la segunda edición...

Cerrar