Latinoamérica: enorme potencial para inversiones post-Brexit

Latinoamérica: enorme potencial para inversiones post-Brexit
Gran Bretaña votó por salir de la Unión Europea.

Dado que la región continúa presente en la mente del consumidor como un destino atractivo y sugerente, existe un crecimiento simultáneo en las condiciones económicas.

Luego de que hace unos días un 52 por ciento de votantes británicos aprobaron el Brexit, los inversores extranjeros no pueden dejar de especular sobre el futuro del Reino Unido y de Europa en general.

Dado que la volatilidad de las inversiones parece ser una de las consecuencias de esta decisión, la atención se está dirigiendo gradualmente a otra parte del mundo: Latinoamérica.

El año 2015 evidenció que Latinoamérica es una potencia turística para tener en cuenta. La imagen del continente como un destino de moda ha demostrado que puede complacer a todo tipo de viajeros. Sin embargo, esto no debería resultar sorprendente.

Brasil capitalizó su preeminencia como anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol y, en breve, como epicentro de los Juegos Olímpicos de verano. Colombia y México se han adueñado de las carteleras y de Instagram para exhibir sus bellezas naturales, al tiempo que destacan sus economías nacionales cada vez más sofisticadas.

Perú, con su creciente oferta de complejos para eventos y capacidad hotelera, generó un aumento en los viajes corporativos, de congresos y de placer. El cambio radical de la economía argentina está dando lugar a un boom de oportunidades para numerosos segmentos hoteleros: categoría económica, con todos los servicios y de lujo.

Dado que Latinoamérica continúa presente en la mente del consumidor como un destino atractivo y sugerente, existe un crecimiento simultáneo en las condiciones económicas y en la infraestructura turística.

Estos tres factores combinados crean un escenario ideal para futuras inversiones. Se estima que el turismo en Latinoamérica se expandirá con mayor rapidez (3,7%) que en Europa (2,9%), al tiempo que el turismo receptivo aumenta al 6% comparado con el promedio mundial de 4,9%.

Como inversor internacional, es fundamental permanecer en la vanguardia de estas tendencias. Este es el momento para Latinoamérica y el momento es ahora. A continuación veremos por qué.

La contribución total del continente a partir del sector de Viajes y Turismo fue de u$s 371 mil millones en 2015 y se estima que alcanzará los u$s 535 mil millones para 2026.

Por otro lado, se estima que el PBI pasará del 9% al 9,7%.

Se espera que los arribos de turistas extranjeros aumenten de u$s 45 mil millones a u$s 76 mil millones, lo que significa un adicional de u$s 30 mil millones y un crecimiento de 5,3%.

El gasto por negocios (19%) y el gasto con fines de ocio (81%) son bajos comparados con el promedio mundial de 23%, es decir que existe una notable oportunidad de crecimiento.

Los mercados individuales dentro de Latinoamérica demuestran un potencial latente que no puede soslayarse. Veamos algunos de los más destacados:

Brasil

El año 2015 reveló que la oferta hotelera de Río de Janeiro no es suficiente para satisfacer el mercado turístico emergente de la ciudad. Si bien este año su inflación resulta bastante moderada con un índice de alrededor del 9%, se encuentra por encima de la meta de inflación del Banco Central y es muy improbable que haya recortes en las tasas de interés en el corto plazo. Mientras que el país se prepara para celebrar los Juegos Olímpicos 2016, se está creando una red aérea para incluir y conectar otros destinos que a menudo no figuran en las típicas guías de viajes. Esta nueva interfaz de viajes es un excelente ejemplo de cómo Brasil logró emerger de la reciente recesión mundial relativamente indemne, al tiempo que mantiene la inflación bajo control, estabiliza su entorno político general y genera un sistema bancario floreciente.

Argentina

Argentina sigue liderando los mercados latinoamericanos con el desarrollo de nuevas estructuras hoteleras y otros servicios turísticos. Continúa siendo la tercera economía más importante de Latinoamérica luego de Brasil y México, con un PBI superior a los u$s 500 mil millones. De hecho, es el segundo país con la mayor proporción de ciudadanos de clase media, lo que resulta en el coeficiente de Gini más bajo de la región. Dado que el Riesgo País cayó de 620 a 380 puntos básicos de septiembre de 2015 a abril de 2016, hasta la fecha se han confirmado inversiones locales y extranjeras que totalizan los u$s 22 mil millones.

Perú

Con la reciente victoria de Pedro Pablo Kuczynski en las elecciones presidenciales, la economía de Perú parece estar siguiendo la dirección correcta. Kuczynski se ha comprometido a sostener el ímpetu económico actual de Perú a través de un aumento de las inversiones en infraestructura. El país ostenta el índice inflacionario más bajo de Latinoamérica (2003-2014) y una tasa de cambio estable por debajo del promedio regional (2004-2014). Estos dos componentes, junto con un marco legal favorable para la inversión extranjera, le ha otorgado a Perú una calificación crediticia de BBB+ (por parte de S&P y la agencia Fitch) y de A3 por parte de Moody’s. Lima, su capital, figura como la cuarta ciudad en el ranking ICCA de Latinoamérica y América del Norte, lo que ubica al país en tercer lugar en el ranking latinoamericano de Doing Business 2016.

Te puede interesar  Oracle inaugura su primer centro de innovación en Latinoamérica

Colombia

El PBI de Colombia se ha duplicado en la última década. Con alrededor de 800 conexiones de líneas aéreas internacionales que unen 20 destinos en todo el mundo, el arribo de turistas extranjeros ha crecido un 33% desde 2013. No sorprende, entonces, que haya saltado 25 posiciones (del puesto número 50 al 25) en el ranking mundial ICCA, entre 2006 y 2014. Las principales cadenas hoteleras están percibiendo esto rápidamente. Por este motivo, se estima que en 2016 se agregarán cerca de 9.000 nuevas habitaciones hoteleras a las ya 60.000 existentes. Sin embargo, lo que es más llamativo aún es que Colombia reclama el primer puesto en la región y el sexto en el mundo en cuanto a la protección de inversores, de acuerdo con el Informe Doing Business 2014 del Banco Mundial.

Chile

El atractivo de Chile como centro de inversiones proviene de su calificación como la economía mejor evaluada de Latinoamérica. En su Informe Mundial de Inversiones 2015, la UNCTAD situó a Chile en el puesto número 11 dentro de las principales economías receptoras de inversión extranjera directa en 2014. Con un flujo de inversiones por u$s 23.000 millones, Chile ocupó el segundo lugar después de Brasil. Su economía de gran apertura proviene de 23 acuerdos de libre comercio con 60 países y convenios de doble imposición con 24 países, incluyendo al Reino Unido. En términos generales, la estabilidad económica, la transparencia y el entorno competitivo de Chile le han brindado al país calificaciones crediticias destacadas: AA- (S&P) y Aa3 (Moody’s).

Ecuador

Ecuador se convirtió en foco de atención debido a un infortunado terremoto ocurrido el pasado mes de abril. Mientras el país se recupera lentamente de ese terrible desastre natural, un aspecto bastante optimista de la región ha surgido en un primer plano: el flujo turístico ha continuado en forma ininterrumpida, con aeropuertos, hoteles y los principales destinos turísticos operando con normalidad. El desarrollo turístico es una prioridad para el país ahora más que nunca, en especial luego del arribo de 1.560.429 turistas extranjeros en 2015, lo que significó un incremento de ingresos de un 13,7% con respecto al año anterior. La respuesta de Ecuador ante el terremoto fue eficientemente contundente pero, más importante aún, demuestra la fuerza del país para sostener un floreciente entorno socioeconómico.

México

México está mostrándole a Latinoamérica lo que puede deparar el futuro. En la última década, el país estuvo estigmatizado como un destino sólo de playas all-inclusive. Sin embargo, con su flamante slogan de ser “El lugar que creías conocer”, México está haciendo un trabajo notable al promover sus destinos secundarios y fomentar a que los turistas hagan viajes más prolongados.

Cuba

Sin duda, 2015 fue el año de Cuba. Más de 3,5 millones de turistas arribaron a Cuba, lo que representa un crecimiento del 17% comparado con 2014, con un 44% que volvía a visitar el país. Este nuevo flujo turístico generó un incremento de ingresos directos del turismo de un 10,7% con respecto al año anterior. Los proyectos de desarrollo hotelero en carpeta comprenden un total de 134.300 habitaciones disponibles para 2030, con un potencial evaluado de 273.500 habitaciones, siempre y cuando el turismo siga creciendo exponencialmente. De hecho, para fines de 2016, se espera incorporar al mercado alrededor de 14.000 nuevas habitaciones. Cuba reclama el candelero como meca de las inversiones en Latinoamérica, y los accionistas están empezando a notarlo con rapidez.

Si bien el potencial de inversiones de la región latinoamericana es extraordinario, los inversores extranjeros están reconociendo una sensación de urgencia, de prioridad por orden de llegada. Por este motivo el momento de invertir es ahora.

El próximo evento SAHIC que tendrá lugar en Guayaquil, Ecuador, del 25 al 27 de septiembre de 2016 es una enriquecedora oportunidad para enterarse de los múltiples proyectos de inversión, no sólo en Ecuador, el país anfitrión, sino en el resto de esta próspera región.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


ZTE
ZTE y China Mobile lanzaron la futura arquitectura de red orientada al 5G

Gracias a la última generación de procesadores Intel Xeon.

Cerrar