La transformación digital y el IoMT: conexiones hacía los hospitales del futuro

La transformación digital y el IoMT: conexiones hacía los hospitales del futuro
La tecnología salva vidas, impulsa un mercado en rápida expansión y se enfrenta a retos relacionados con la infraestructura hospitalaria, la confidencialidad de los pacientes y la seguridad de los datos.

Marcelo Oliveira, gerente de Soluciones Enterprise RUCKUS en CommScope, analiza en esta nota cómo la tecnología ayuda a salvar vidas.

Nunca los cambios en el sector salud han sido tan rápidos e importantes como los que presenciamos en los últimos años, con la transformación digital y el uso creciente de recursos como la inteligencia artificial y el internet de las cosas en los hospitales y demás instituciones sanitarias. Esta evolución ha cambiado profundamente los parámetros relacionados con la infraestructura de red necesaria para soportar las nuevas herramientas disponibles y, al mismo tiempo, ha creado retos críticos en relación con cuestiones como la seguridad de los datos y la confidencialidad de los pacientes.

El objetivo número uno de esta transformación es proporcionar a los pacientes un acceso al mejor tratamiento médico posible, y así salvar más vidas. Para esto, la información debe fluir, libremente de manera precisa y confiable, con la mayor parte del tráfico generado por los dispositivos informáticos en la nube, cumpliendo al mismo tiempo los requisitos normativos de protección de datos confidenciales. El mercado avanza a pasos agigantados y se estima que solo el segmento de IoMT (el llamado internet de las cosas médicas) alcanzará los 158.000 millones de dólares en 2022, según datos publicados por la consultora Deloitte.

La seguridad es lo primero

Sea cual sea el tamaño o la especialidad del hospital o el centro sanitario, la infraestructura de red debe adaptarse a las nuevas exigencias de eficiencia y seguridad; tiene que estar preparada para las innovaciones que se producirán a corto y medio plazo. Al fin y al cabo, la seguridad de los pacientes y sus datos debe ser lo primero. Según el Instituto de Ingeniería de Software de la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh (Estados Unidos), los factores internos son los principales retos de seguridad en los hospitales.

Más de la mitad de los incidentes de fraude interno en el sector sanitario implican el robo de datos de pacientes. En consecuencia, el mercado mundial de la ciberseguridad sanitaria crecerá un 15% cada año y alcanzará los 125.000 millones de dólares acumulados entre 2020 y 2025, según las previsiones de Cybersecurity Ventures.

Hospitales conectados

En el Hospital Ito de Tokio, por ejemplo, los esfuerzos de digitalización han ido acompañados de inversiones en seguridad, especialmente en redes robustas construidas con soluciones inalámbricas cableadas, capaces de garantizar el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos y privacidad. Estas redes conectan las cámaras IP remotas, los controles de acceso a las puertas y otras medidas de seguridad, así como un sistema inteligente AIM que proporciona una infraestructura física para la autovigilancia unificada y el acceso con tarjeta, entre otras funciones.

La conectividad avanzada aumenta la confiabilidad en la comunicación entre el personal, los pacientes y los visitantes. Los dispositivos conectados por Wi-Fi que generan datos de aplicaciones médicas o proporcionan acceso a los historiales de los pacientes y los análisis en tiempo real, también son habituales en los centros de salud. Estas herramientas permiten a los médicos y al personal de enfermería recibir alertas sobre la salud del paciente y tomar decisiones más certeras para orientar el tratamiento. Por otro lado, la infraestructura de seguridad debe impedir el acceso no autorizado mediante el seguimiento de los cambios en la capa física en tiempo real.

Protección de las inversiones

Teniendo en cuenta también la seguridad de las inversiones ya realizadas en los hospitales, tiene que reducirse la necesidad de cambiar continuamente el hardware y ser adaptable y escalable para satisfacer las nuevas aplicaciones. Las redes bien estructuradas atención ofrecen, además de una mayor confianza, una mejor experiencia para el paciente, tanto durante la distancia como en las visitas al hospital.

El hardware, el software y los servicios que están preparados para adaptarse a las próximas demandas, crean una base para la evolución de la red a largo plazo.Para las nuevas implantaciones o actualizaciones de TI, hay que tener en cuenta el cableado estructurado que permite que las redes cableadas e inalámbricas converjan en una única infraestructura, con un rendimiento que puede crecer a medida que surgen otros retos y oportunidades.

En China, por ejemplo, el Hospital Popular de Dezhou, en la provincia de Shandong, ha mejorado la eficiencia operativa gracias a una red de alto rendimiento con un conjunto de soluciones cableadas, Wi-Fi y celulares que aprovechan el potencial de la conectividad IoT , la eficiencia de los edificios inteligentes y la seguridad de grado sanitario. Y como es necesario abordar las soluciones heredadas, fue posible reutilizar la infraestructura LAN y WLAN existente y desplegar una plataforma de cableado común para una multitud de aplicaciones y dispositivos en el espacio sanitario.

La Unidad 4 del Hospital de la Universidad Médica de China, envió las bases para una futura expansión y desplegó una infraestructura de red y centro de datos basada en los requisitos de TI en línea con las normas internacionales. Una solución de infraestructura de red troncal de fibra óptica de 40G / 100G respaldada por un sistema de gestión de infraestructuras automatizado (que permite identificar y corregir rápidamente los fallos y adoptar medidas preventivas para mantener el sistema en funcionamiento), sustenta la transformación del hospital universitario en un gran centro médico totalmente digital.

Desde el cableado estructurado de cobre y fibra listo para el futuro, hasta las redes Wi-Fi súper eficientes y las plataformas celulares dentro de los edificios que ya son compatibles con la tecnología 5G, las soluciones pretenden capacitar a las organizaciones sanitarias públicas y privadas para acelerar la transformación ye innovación en el sector salud.

El sector salud está cambiando rápidamente, impulsado por las nuevas tecnologías y las expectativas de los pacientes. Una infraestructura sólida es un factor esencial para permitir los cambios que lograron la seguridad de los datos deseados, las sinergias tecnológicas de las operaciones de TI y la experiencia positiva de los empleados y los pacientes.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados