La seguridad, un factor clave e indispensable en entornos de TI

La seguridad, un factor clave e indispensable en entornos de TI
Es posible gestionar de forma centralizada las alertas y los datos de los sensores captados por equipos de seguridad.

Existen soluciones capaces de mitigar brechas de seguridad.

En el mundo actual, con la gran dependencia de la infraestructura de las tecnologías de la información (TI) para mantener la continuidad de los negocios, es más esencial que nunca que una empresa proteja sus activos de TI y evite el tiempo de inactividad. Sin embargo, los equipos de TI se han vuelto tan resistentes estructuralmente en los últimos años que sus gestores a veces olvidan lo importante que es garantizar las condiciones adecuadas en el entorno donde están ubicados.

Si tenemos en cuenta que las organizaciones pierden hasta u$s 100 millones al año por tiempo de inactividad, según Infonetics Research, y los riesgos ambientales comunes como fugas de agua, altas temperaturas y humedad representaron el 11% de todas las interrupciones del centro de datos en un año calendario, la seguridad de esos sitios se convierte entonces en una prioridad.

Con la proliferación de redes de edge computing en la actualidad, los sitios TI se implementan con frecuencia en ubicaciones físicas de computación atípicas con mucho tráfico peatonal y condiciones ambientales impredecibles, por lo que es fundamental introducir sensores, vigilancia y control de acceso. Por lo tanto, la próxima generación de NetBotz 750 es la solución idónea para proteger estos entornos altamente especializados”, explicó Roberto Chávez, gerente de Desarrollo de Negocios Transaccionales SAM para Schneider Electric.

No solo el tiempo de inactividad supone un riesgo para la continuidad del negocio, sino también lo son los eventos de acceso intencional o malicioso a cuartos de TI amenazando la disponibilidad de sus operaciones, y también dejando a algunas empresas vulnerables a costosas multas por incumplir los estándares de calidad en la prestación de servicios.

A pesar de que muchas plataformas de ciberseguridad pueden parecer costosas, los beneficios que traen sopesan el valor de no tenerlas. Entre incumplimiento, infracción de datos, ataques de ransomware, entre otros, el impacto de tener algún tipo de vulnerabilidad en la red o en el entorno de TI puede generar costos insuperables. Por ejemplo, el costo promedio de una vulnerabilidad en la protección de datos puede ser de hasta u$s 8,19 millones, según un estudio de 2019 publicado por el Ponemon Institute e IBM Security. Por otro lado, los ataques de ransomware se han vuelto más frecuentes, y esto mismo ha hecho que resolverlos se vuelva una tarea altamente costosa.

Asimismo, si en un solo ataque de ransomware consideramos los costos y pérdidas asociadas, como el valor de la data extraviada, la reparación de infraestructura y la reconstrucción de la imagen de marca, el costo puede llegar a ser de más de u$s 713.000, en promedio, según Kapersky Labs. Descrita la importancia de estas plataformas de ciberseguridad, no cabe duda de que requieren soportarse sobre una plataforma de seguridad física que resguarde el alto pero necesario costo invertido en estas.

En conclusión, se vuelve relevante contar con soluciones adecuadas para proteger los dispositivos de TI que se encargan de gestionar y almacenar la data.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados