¿Es la nube un modelo apropiado para los centros de datos?

¿Es la nube un modelo apropiado para los centros de datos?
El tipo de centros de datos de una empresa depende del tipo de negocio.Gabriela Mora, supervisora de Comunicaciones de Marketing de Emerson Network Power para Caribe y Latinoamérica

La nube ofrece ventajas a las compañías en términos de servicios confiables, de implementaciones rápidas y de fácil escalabilidad.

Conforme la cantidad de dispositivos móviles, computadoras y servidores aumentó, la infraestructura crítica integrada evolucionó y las instalaciones se transformaron en centros de datos. En consecuencia creció la demanda de servicios para centros de datos y su infraestructura: de hecho, los centros de datos se extendieron de tal forma que, hoy, son entidades de negocios y un amplio mercado de trabajo.

Computación en nube y coubicaciones

Recientemente, surgió una tendencia en los centros de datos: la computación en nube. Este nuevo modelo se volvió una tendencia para el almacenamiento de datos, aplicaciones remotas, sistemas y software de empresas. La nube ofrece ventajas a las compañías en términos de servicios confiables, de implementaciones rápidas y de fácil escalabilidad.

Otra tendencia corresponde a los centros de datos que ofrecen toda la infraestructura crítica para la continuidad los negocios de las empresas. Para eso, se mantiene un entorno con generadores de energía, conmutadores de transferencia, UPS, aires acondicionados de precisión y un área de producción, en el cual las compañías ponen sus servidores. Esto se conoce como “coubicación” y es uno de los modelos más seguros y económicos para disponer de servicios en la Internet, sin preocuparse por cuestiones de infraestructura, disponibilidad, seguridad y monitoreo. La coubicación reduce la necesidad de tener espacio físico propio, costos de mantenimiento e inversiones de capital.

Para entender mejor como funciona este tipo de servicio, vamos a usar el ejemplo de una tienda virtual. Imagine que esa tienda virtual genera muchos datos y transacciones de compra y venta. Si se cae ese sitio web, la tienda deja de funcionar. En vez de construir su propio centro de datos, esa empresa puede optar por almacenar sus servidores en una infraestructura confiable (inclusive desde el punto de vista del suministro eléctrico) preparada para estar disponible las 24 horas del día. Para aprovechar este entorno y estos servicios, la tienda en línea debe pagar el costo mensual. El beneficio para la tienda es que no tendrá que hacer una gran inversión de capital para tener su propia infraestructura.

También aumenta la velocidad de implementación de la infraestructura que respalda el negocio. Otro resultado corresponde a lograr la disponibilidad y la confiabilidad adecuada para los negocios con el costo de un alquiler, sin necesidad de inmovilizar capital en un centro de datos propio (modelo de costos operativos). Es importante destacar que, aun al compartir el centro de datos, como un condominio, con otras empresas o, inclusive, otras tiendas virtuales, el entono garantiza que los datos de la empresa que utiliza una coubicación estarán seguros y tendrán privacidad garantizada.

Ahora bien, desde el punto de vista de la coubicación, la ventaja es que su infraestructura es autosustentable y generará un alquiler por el servicio de centros de datos. Eso se logrará sin producir o acceder ningún dato de terceros. La mayor preocupación de las empresas propietarias de los centros de datos es siempre garantizar la disponibilidad de los servicios y mejorar la eficiencia energética. Para eso es fundamental que los administradores de este entorno garanticen la utilización de productos que funcionan de forma segura y eficiente. Esto aplica para los generadores de energía, UPS, aires acondicionados de precisión, monitoreo, soluciones de transferencia, software para configuración y accesorios.

Te puede interesar  Transformando la manera de comprar más allá del e-Commerce

Si comparamos un centro de datos con una fábrica, estaríamos hablando de una fábrica que funciona 24 horas al día. Imagine que esa fábrica depende exclusivamente de la disponibilidad y no puede parar. En caso del centro de datos, esta alta disponibilidad produce como resultado servicios, en vez de productos, que garantizan la continuidad de los negocios de los clientes. En su mayoría, el valor agregado del centro de datos es cientos de veces mayor que las ventajas de una fábrica.

Es fundamental estudiar la nube y la coubicación sin pensar solo en una reducción del costo. Según el estudio del Harvard Business Review: Business Agility in the Cloud, el 70% de las empresas entrevistadas para este informe ya habían adoptado el almacenamiento en la nube. Los factores decisivos para eso fueron la agilidad de respuesta (un 32%), búsqueda de innovación (un 14%) y la reducción de costos (un 14%), además de otros.

Este es un escenario revolucionario para empresas que no tienen servicios de centros de datos como su fin. Sin embargo, por medio de la contratación de terceros pueden aprovechar las ventajas de este entorno.

Ser propietario del centro de datos

Por otro lado, cabe destacar que existen industrias en las cuales las prioridades se inclinan hacia ser propietarios del centro de datos. De hecho, en el mercado financiero, la situación es un poco diferente: las instituciones financieras todavía prefieren tener su propia infraestructura de centros de datos para tener un control total de sus operaciones. Además, la demanda que tiene un banco para almacenar datos y para ofrecer disponibilidad de banda es mucho mayor que con otras industrias. Entonces, para atender mejor la demanda actual y futura, los bancos y aseguradores prefieren mantener su propio centro de datos.

Para alcanzar más agilidad de respuesta, algunos bancos crearon sus propias nubes privadas o híbridas. En general, una institución mantiene pequeñas estructuras de datos en sus sucursales bancarias, y hacen una imagen de esa información en la estructura del centro de datos principal. Es una práctica saludable y común tener infraestructuras de servidores más pequeñas, como centros de datos mini dentro de las sucursales. Esa arquitectura ayuda a la institución a disminuir la posibilidad de latencia en la red. Si esto no aconteciera, todas las sucursales se conectarían de forma directa y diaria con el centro de datos principal. Eso causaría un aumento significativo del tráfico de datos y la respuesta estaría por debajo de las expectativas de los usuarios. Por consiguiente, se justifica que las sucursales cuenten con centros de datos pequeños, fáciles de administrar y siempre disponibles.

En conclusión, podemos definir que el tipo de centros de datos de una empresa depende del tipo de negocio, así como de la demanda y del impacto del crecimiento del espacio físico para almacenar datos.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Ericsson lanzó servicios de red para el IoT masivo

Reúne una amplia gama de servicios de red de radio que permitirá a los operadores introducir sin problemas, las aplicaciones...

Cerrar