La Inteligencia Artificial y las profesiones del futuro

La Inteligencia Artificial y las profesiones del futuro
La adopción de la IA trae consigo desafíos que no nos deben ser indiferentes. Ariel Jeria, gerente General de Rompecabeza

El constante avance de la tecnología trae consigo tantas oportunidades como desafíos.

Estamos en el umbral de una verdadera revolución laboral, impulsada por una nueva ola de innovaciones. Esto ya se pudo apreciar hace algunos años, cuando el auge del comercio electrónico y las aplicaciones de envíos transformaron el panorama laboral, creando una infinidad de roles y ocupaciones que hasta entonces no existían. Hoy, la inteligencia artificial (IA) se presenta como la siguiente gran promesa de cambio y desarrollo.

Por ejemplo, está el caso del ingeniero especialista en Prompt. Esta figura se encarga de trabajar con modelos de lenguaje avanzados, como ChatGPT de OpenAI , para ajustar los “prompts” o disparadores de conversación para obtener las respuestas más precisas y útiles. Su trabajo no sólo está centrado en la programación, sino que requiere una comprensión profunda del lenguaje humano, su psicología social y las implicaciones éticas de la propia tecnología.

En marketing y publicidad, la IA permite la personalización y optimización de campañas en tiempo real, por lo que cada vez se necesitarán más expertos en marketing de IA. Es decir, profesionales capaces de comprender y utilizar los algoritmos de aprendizaje automático para alcanzar y superar los objetivos de las marcas o productos.

En salud, la IA está contribuyendo a la creación de roles como el de especialistas en informática médica, quienes se dedican a mejorar la precisión y eficacia de los diagnósticos utilizando algoritmos de aprendizaje profundo. En la logística y transporte, se abre campo para profesionales especializados en la optimización de rutas de entrega y flujos de trabajo, en el que, incluso, pueden considerar el uso de vehículos autónomos.

El sector de las finanzas tampoco se queda atrás. Ahora encontramos a los asesores financieros de IA, que utilizan sistemas inteligentes para ofrecer asesoría personalizada a clientes con diversos perfiles de riesgo. Además, están los analistas de seguridad de IA, que se encargan de proteger sistemas, redes y datos contra los ciberataques.

Esta revolución de la IA no se limita a la creación de nuevas profesiones. También está transformando las maneras en que trabajamos en puestos ya existentes, pues se configura como una herramienta con el potencial de mejorar la productividad, al liberar trabajadores de tareas monótonas y repetitivas, y también porque abre oportunidades de toma de decisiones más informadas.

La adopción de la IA trae consigo desafíos que no nos deben ser indiferentes. Al igual como ocurre con la incorporación de cualquier nueva tecnología en el lugar de trabajo, es fundamental la reeducación y formación continua de la fuerza laboral, así como políticas internas que protejan a los trabajadores del desplazamiento laboral. Potenciar los talentos de cada compañía, sin duda, permitirá sacar el máximo partido a las oportunidades que trae la Inteligencia Artificial.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)