IoT: un desafío para las empresas que buscan agregar valor

IoT: un desafío para las empresas que buscan agregar valor
Podríamos automatizar la toma de acciones.Daniel Scarafía, director Regional de Hitachi Data Systems para Cono Sur

El resultado que tiene la IoT para las empresas es la mejora de los ingresos, ya sea por ahorros, al hacer más eficientes los procesos, o por generación de nuevos canales de ventas.

En la actualidad, la mayoría de las industrias que utilizan alguna clase de dispositivo con capacidad de enviar información en su cadena de producción, debería considerar alguna iniciativa de internet de las cosas (IoT), porque brinda conocimiento profundo y objetivo del negocio.

Es así de amplio, pero es una realidad, ya que a medida que se incorpora tecnología operativa de última generación para automatizar procesos, la capacidad de comunicarse de las “máquinas” es intrínseca.

Si hoy el lavarropas de tu casa es capaz de diagnosticar una falla e informarlo al servicio de garantía a través de un celular, imaginen la información que pueden entregar las maquinarias más complejas de un proceso productivo.

Por eso, el resultado más tangible que tiene la IoT para las empresas es la mejora de los ingresos, ya sea por ahorros, al hacer más eficientes los procesos, o por generación de nuevos canales de ventas.

Algunos ejemplos nos permiten dar cuenta de esto. En cuestiones vinculadas al bienestar público, el 50% del agua potable que generamos en Argentina se pierde por obsolescencia en el sistema de distribución. Algo similar ocurre en la energía eléctrica o en el gas natural.

Si pudiéramos reemplazar los medidores domiciliarios por algún dispositivo que compruebe e informe el consumo en tiempo real, podríamos detectar y corregir problemas con datos muy precisos, ya que no solo mediríamos el consumo hogareño promedio, sino que además sabríamos cuándo hay baja presión de gas, en qué zona se está perdiendo el agua o cuándo se está sobrecalentando la red eléctrica.

De esta manera, podríamos automatizar la toma de acciones, como enviar la cuadrilla al sitio exacto para reparar la pérdida de agua o reforzar el suministro eléctrico de acuerdo a la demanda.

Es una inversión que se paga sola a través de la mejora en la eficiencia del sistema de distribución, porque ese 50% de agua que se pierde hoy no lo paga nadie.

Todas las industrias deben considerar esta iniciativa de IoT, no sólo aquellas que viven de la información. Es cuestión de ejercitar la creatividad y descubrir el valor de implementarla.

Te puede interesar  Tendencias TI para 2017

Sin embargo, son muy pocas las empresas que están completamente conscientes de la explosión de datos que implica la IoT. Fundamentalmente, nos encontramos con dos temas que se repiten en la mayoría de los clientes.

El primero: para nosotros IoT es realmente big data porque nuestra experiencia nos indica que se cumplen indefectiblemente las definiciones de volumen, velocidad, variedad y variabilidad.

Si bien la información que generan los sensores de la infraestructura operativa son archivos de texto muy pequeños, estos son realmente muchos.

Además, este enorme volumen de datos debe ser almacenado, lo cual implica contar con una infraestructura de almacenamiento mayor y más eficiente.

Al mismo tiempo, implica reformular la infraestructura de protección de datos, porque dicho volumen debe ser resguardado, y muy probablemente no de la manera clásica a la cual estamos acostumbrados ya que estamos frente a volúmenes de información de magnitud superiores a los que se generan en un data center “clásico”.

En otras palabras, la infraestructura de almacenamiento y el respaldo de los datos deben adecuarse en función de la IoT.

En segundo lugar, como el volumen de datos es inmenso, las herramientas “clásicas” de análisis de información no suelen tener todas las capacidades necesarias ya que fueron concebidas para otro tipo de datos.

Lo más complicado en IoT es la ingesta y mezcla apropiada entre datos estructurados y no estructurados. Estas son tareas más complicadas y críticas que el análisis de los datos en sí, con lo cual la elección de la herramienta correcta es crucial.

Claramente las oportunidades que presenta la IoT son muchas, es cuestión de descubrir el valor de implementar una iniciativa como ésta.

Las empresas saben que lograrán su ventaja competitiva siendo pioneras en la implementación de dichas iniciativas, con la cual hay un sentido de urgencia instalado en el mercado.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


7 bases para generar credibilidad en tu ecommerce

¿Cuál es el objetivo final de cualquier ecommerce? Vender, hay factores que contribuyen sustancialmente al éxito de un ecommerce y...

Cerrar