Internet de las Cosas: un concepto que trasciende a la tecnología y cambia el modo de vivir

Internet de las Cosas: un concepto que trasciende a la tecnología y cambia el modo de vivir
Hoy existen 13.000 millones de dispositivos adaptados al mundo IoT.

¿Qué significa conectar todo con todo? ¿Cómo cambia IoT la vida cotidiana? ¿La infraestructura actual soportará el crecimiento de IoT?

Por otro lado, “hemos conformado un ecosistema de partners tecnológicos altamente capacitados y reconocidos en el mercado, quienes nos proveen algunos de los componentes necesarios para completar las soluciones integrales. BGH Tech Partner está creciendo muy rápidamente y está decidido a ser quien liderará el desarrollo de las soluciones IoT en Argentina y en América Latina”.

En Absolut Mobile, su CTO expresa: “Nosotros proponemos soluciones completas, para los que no tienen experiencia en este tipo de tecnologías y soluciones de desarrollo a medida para los que quieren incorporar IoT a productos existentes”.

Vida cotidiana: Dispositivos y hogares conectados

Son variados los beneficios que IoT podrá aportar a la vida diaria. Desde poder olvidarse de apagar el horno cuando la comida esté lista o que la cafetera esté sincronizada con la  alarma que configuramos para levantarnos a la mañana, hasta la utilización de reconocimiento facial al usar un dispositivo o al ingresar al hogar, o el uso de sistemas de iluminación y termostatos que ajusten la temperatura ambiente. La casa conectada es uno de los aspectos más palpables de lo que Internet de las Cosas significa.

Desde BGH pudimos observar, al introducir los aires acondicionados inteligentes Silent Air Gems y ahora el Smart Control Kit,  que la respuesta del mercado ante estos lanzamiento fue muy buena, con ventas alineadas a la previsión que habíamos realizado. Si bien todavía se mantienen como productos de nicho, se está dando un proceso de maduración por parte de los consumidores en lo que respecta al concepto de Internet of Things, a través del cual se comienza a comprender su aplicación, prestaciones y alcance, así como sus beneficios”, detalla Szajowicz.

Y agrega: “Internet of Things sigue siendo un concepto novedoso, que si bien las personas y las empresas aún no lo incorporan, valoran el hecho de contar con dispositivos que permiten automatizar favorablemente las labores diarias, garantizando el perfecto mantenimiento y funcionalidad de los sistemas. Asimismo, buscan -no sólo flexibilidad y comodidad- sino que aprecian el beneficio del ahorro energético, gestionando y aprovechando adecuadamente los recursos naturales. Internet of Things contribuye a aumentar la calidad de vida de los productos, modifica las condiciones ambientales y consigue que un hogar o hasta una ciudad sea más funcional, al permitir desarrollar facetas domésticas, profesionales y de ocio, concentradas en un solo lugar”.

Pero un mundo donde todo está conectado no todo es ideal. El uso de esta tecnología trae aparejados diferentes riesgos de seguridad y privacidad para el usuario final, ya que muchos de estos dispositivos no tienen medidas de protección o, si las tienen, son demasiado débiles. Además,  pueden contener diversas vulnerabilidades informáticas y, como están conectados a Internet, pueden llegar a ser detectados y atacados por terceros desde cualquier lugar.

Ante este contexto, las empresas trabajan en soluciones que permitan mejorar la seguridad del universo IoT. Desde EXO, Gallego plantea: “La seguridad y respaldo de la información es un punto central en las implementaciones de IoT. En lo que respecta a la solución de Exolinked, justamente el slogan de nuestra plataforma es ‘Seguro, Escalable y Fácil’. Para esto, nuestros datos se encuentran alojados en una Unidad de Almacenamiento protegida con accesos licenciados a través del Event Server con la implementación de Active Directory y el protocolo LDAP”.

Desde BGH Tech Partner, Haran comenta: “a seguridad merece especial atención porque resulta fundamental, sobre todo en procesos donde los niveles de automatización son muy elevados, altos estándares de seguridad que eviten interferencias de terceros o bien, por dar un ejemplo, que lo sensores no puedan ser anulados y/o intervenidos por alguien externo”. Y agrega: “Las recomendaciones que damos desde BGH Tech Partner son: tener una muy buena planificación y arquitectura tecnológica en el diseño de la solución; asegurar que el sensor sea el correcto, que no se lo roben/vandalicen, que no lo interfieran, y chequear cómo se transmiten/resguardan los datos; y que corroborar la seguridad del data center, corroborar el ingreso de personas físicas y los permisos de acceso de diversos perfiles de gestión”.

Te puede interesar  Acanto | Teknos hace realidad la IoT en el mundo empresarial

Hacia dónde irá el negocio

Gallego asegura: “El crecimiento de IoT será muy grande en Argentina, sobre todo considerando que nuestro país ha sufrido retrasos tecnológicos en los últimos años comparado con el resto del mundo. Actualmente, cuenta con 12 millones de cosas conectadas a Internet y se espera que tenga 32 millones para el 2020. Lo mismo ha de ocurrir en el resto de la región”.

Por su parte, Haran comenta: “En tanto que el concepto IoT está en la agenda de las empresas, explícita o implícitamente, estamos convencidos de que IoT marcará la agenda de CEOs, CIOs y de todo tipo de empresas durante los próximos cinco años, fundamentalmente en regiones como Latinoamérica donde existe un enorme potencial de desarrollo, proyectos y recursos humanos capacitados para llevarlos a cabo”.

Para Zuccala, “el principal objetivo es sin duda lograr una fusión entre el mundo real y el mundo digital. Para nosotros, el mayor desafío va a ser la creación de soluciones integrales a medida, ya que la comoditización de los productos masivos con IoT nos dejarán fuera de mercado rápidamente debido a la reducción de costos en función de los volúmenes de producción que pueden lograr los fabricantes asiáticos. En términos generales, a largo plazo, los que no incorporen IoT se verán en desventaja frente a sus competidores”.

En medio de estas predicciones, hay ciertos puntos en los que habrá que poner atención. Los grandes volúmenes de datos requerirán mayor capacidad en la redes para soportar el tráfico que se genere. El número de objetos conectados demandará estándares que permitan a todos conectarse con todo. La automatización de tareas significará un replanteo en los roles y los modelos de trabajo del futuro para una sociedad cada vez más conectada.

La seguridad de la información y la privacidad de los datos es otro de los retos que plantea esta tendencia. IoT va a redefinir, sin dudas, el modo de consumir, de decidir y de vivir de las personas.  Es por esto que, en los próximos cinco años,  las empresas (IDC estima que será más del 80% de las empresas) van a necesitar un plan de negocios que incluya una estrategia IoT, ya que todas las industrias, en mayor o menor grado, habrán comenzado a adoptar iniciativas de este tipo.

Queda preguntarse qué pasará con aquellas empresas o gobiernos que no se adapten a esta tendencia. Y entender que Internet de las Cosas no es sólo un mundo de objetos conectados.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Tele educación: aún hay oportunidades para aprovechar en América Latina

La inclusión de las TIC en educación estuvo históricamente respaldada por políticas públicas en América Latina, e impulsó a la...

Cerrar