Evitar el fraude y maximizar los servicios: importancia de la protección de activos en el comercio

Evitar el fraude y maximizar los servicios: importancia de la protección de activos en el comercio
El comercio debe contar con soluciones tecnológicas dirigidas a la prevención de pérdidas que permitan detectar patrones y anomalías.

Evitar pérdidas es clave en la logística, para ello, tener una visión en tiempo real de lo que sucede en los centros de distribución facilita el control e incentiva la prevención.

Las cadenas de suministro trabajan día a día en cientos de procesos para cumplir con las demandas y necesidades de los consumidores, sin embargo, además de ofrecer un excelente servicio externo, deben ocuparse de proteger sus activos para evitar pérdidas y desestabilizar el negocio.

No es un secreto que el comercio evolucionó a grandes pasos en los últimos años, y con ello una serie de factores que conforman la logística. La experiencia final del consumidor debe ser excepcional, pero potenciar los servicios también implica detectar anomalías e integrar flujos de trabajo internos.

Cuando una compañía monitorea en tiempo real lo que sucede dentro de su tienda o centro de distribución, tiene la información necesaria para proteger sus activos, minimizar las mermas, el desperdicio de productos, la pérdida de efectivo, el robo y fraude”, explica Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

En ese sentido, el comercio debe contar con soluciones tecnológicas dirigidas a la prevención de pérdidas que permitan detectar patrones y anomalías. Este es un factor prácticamente obligatorio hoy en día, ya que su uso proporciona de forma práctica descifrar big data y potenciar acciones correctivas oportunas.

Tecnologías accionables

A medida que los flujos de trabajo aumentan, los minoristas han tenido que redefinir sus estrategias de protección e integrar tecnologías y soluciones. Cuando una compañía se enfoca en la prevención de pérdidas, se asignan acciones a las personas más capacitadas para abordar cada oportunidad en tiempo real.

Para conseguirlo, implementar tecnologías como RFID permite realizar el procedimiento de captura de activos de una manera más rápida y ágil, identificando y auditando los mismos en cuestión de minutos. Esto facilita la detección temprana de cualquier anomalía y mantiene el negocio en orden”, detalla Navarrete.

La clave de esta tecnología de etiquetado, es que ofrece un acceso rápido a los inventarios, controlándolos tanto en tienda como online. Asimismo, facilita la recepción de productos sin necesidad de usar papel, agilizando los procesos y evitando caer en errores.

Minimizar la pérdida de inventario es fundamental para que el comercio se enfoque en lo más importante: la satisfacción del cliente. Detectar el fraude, monitorear y evitar errores será clave para que las compañías eleven sus niveles de servicio y se anticipen a cualquier vulnerabilidad.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)