eSIM: la nueva era de las tarjetas SIM

eSIM: la nueva era de las tarjetas SIM
La creación de una tarjeta SIM programable tiene un impacto potencial en la rotación de clientes.

La actual generación de dispositivos conectados requiere de un nuevo tipo de tecnología.

Históricamente, la función de la SIM era almacenar de forma segura la identidad del usuario cuando el dispositivo se conectaba a la red, sin embargo, esta tecnología funcionó durante la era de los teléfonos móviles y de voz.

En la actualidad, no es efectivo utilizarlo en vehículos, medidores y otros dispositivos máquina a máquina (M2M), así mismo es inadecuado para nuevos productos de consumo conectados, como relojes, juguetes y wearables.

Es por esto que, en octubre de 2013, el organismo de los operadores GSMA (Global System for Mobile Communications), reveló que estaba desarrollando un nuevo tipo de tarjeta SIM que podría soldarse y luego programarse para ser conectado a un carrier elegido de forma remota. La llamó SIM integrada o eSIM, para abreviar.

La creación de una tarjeta SIM programable tiene un impacto potencial en la rotación de clientes y también la oportunidad del mercado es enorme.

Según el informe Ericsson Mobility Report de 2016 prevé que de los 28 mil millones de dispositivos que se van a conectar en 2021, casi 16 mil millones van a ser dispositivos del IoT (Internet of things), lo que es una gran oportunidad para los operadores.

Al respecto, Ignacio Tresca, Business Development & Innovation – LAS, señaló que “Quizás el área con mayor potencial para las eSIM sea la de los dispositivos de consumo, tales como cámaras y relojes inteligentes”.

Te puede interesar  Nokia y China Mobile llevan a cabo pruebas de tecnologías 4G y RAN

Según el análisis de EY (Ernst & Young), se prevé que para el 2020, el mercado del IoT para dispositivos electrónicos de consumo, que ni siquiera existía en 2014, va a valer € 160-190 mil millones al año (aproximadamente u$s 178-211 mil millones al año), y Beecham Research menciona que, para 2020, la industria automotriz y la de la electrónica de consumo van a constituir dos tercios de todas las conexiones.

Jean-Christophe Tisseuil, gerente de Tecnología SIM de la GSMA, dijo: “El espacio que se ahorra mediante la incorporación de una tarjeta SIM puede alcanzar un 90% en una tarjeta física. Esto ayuda a los fabricantes de equipos originales a liberar espacio para otros usos, como para las baterías. Además, las eSIM M2M integradas soportan mucho mejor las vibraciones y el calor, por lo que se pueden soldar en el interior de un motor y aun así funcionar”.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Transformación digital

Es urgente hacer un esfuerzo consciente, real y comprometido para reinventarse, pues es la única forma de ser realmente competitivo.

Cerrar