Escalabilidad y flexibilidad como nunca antes: por qué las compañías logísticas deben invertir en robótica

Escalabilidad y flexibilidad como nunca antes: por qué las compañías logísticas deben invertir en robótica
Una vez que se entrenan los robots, se hace la magia.

La adaptación de los negocios es clave en estos tiempos donde las exigencias aumentan y la innovación predomina. Es por ello que la industria está enfocando todos su esfuerzos en robotizar sus procesos.

Durante el último año, el rubro logístico ha trabajado sin descanso para asumir los nuevos retos, ya que el comercio vive en una constante transformación en busca de una mejora en los procesos de cara al colaborador y consumidor final. Dentro de las principales innovaciones evidenciadas se encuentra la robotización.

Esta tecnología está impactando fuertemente en los almacenes ya que ayuda a los colaboradores a realizar tareas complejas, como el manejo de la carga pesada, mientras se dedican a mantener la continuidad de otros procesos. Por eso se considera que será la innovación del futuro.

Así lo asegura el CEO y cofundador de GreyOrange, Akash Gupta, quien en una reciente visita a Chile fue el encargado de ahondar en materia de robótica a través de una charla organizada por la Escuela de Negocios de la UAI y STG.

La robótica puede mezclar distintos tipos de tecnologías como la ingeniería mecánica, eléctrica y diversos software integrados, dando la posibilidad de tener una combinación mucho más avanzada”, agregó.

Al mismo tiempo, el ejecutivo aseguró que las compañías todavía están a tiempo de reinventarse y enfocar sus esfuerzos para los próximos años. Recalcó que en mercados como Estados Unidos y de Europa aproximadamente el 45% de las empresas ya están utilizando esta tecnología.

Estoy seguro que de aquí a cinco años las compañías a nivel global tendrán uno o dos proyectos que utilicen la robótica, ya que estarán expuestas a procesos de automatización más complejos”, sentenció Gupta.

Escalabilidad y evolución

La robótica no funcionaría sin la inteligencia artificial, tecnología avanzada que se encarga del aprendizaje y el análisis de grandes cantidades de datos para acceder a una toma de decisiones concreta frente a un escenario con muchas variables, donde el acierto es el que genera el gran impacto.

La inteligencia artificial presenta diversos desafíos, ya que quienes adopten la robotización, deben encargarse de entrenar y preparar al equipo para nuevos escenarios. Es importante que los datos con los que se entrena a la máquina no tengan ningún tipo de sesgo y eso es responsabilidad de las compañías e investigadores, quienes forman algoritmos para asegurar la protección”, señaló Gupta.

Una vez que se entrenan los robots, se hace la magia. Pero para conseguirlo, las compañías deben ser conscientes de sus responsabilidades, desafíos, costos y complejidad de las operaciones a cubrir. En ese sentido, contar con un grupo de personas que la entiendan, ayudará a transformar las empresas y ser más escalables.

La adopción e implementación de la robótica está sin duda marcando la pauta de la región. Si bien son algunas las empresas que a la fecha presentan grandes avances, mientras que otras se encuentran en las primeras etapas, con el paso del tiempo veremos cómo esta tendencia seguirá creciendo. Hoy somos testigos de cadenas de suministro más empoderadas y conscientes de la labor que cumple la tecnología en sus actividades”, comentó Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

Resultados adaptables a toda necesidad

Las cadenas de suministro han evidenciado los beneficios de la automatización y robótica, orquestando procesos mucho más completos de manera efectiva. Entre los cuales destacan:

  • Mejor velocidad y precisión: Los robots pueden realizar tareas rutinarias más rápido y con mayor precisión que los humanos, reduciendo errores, el desperdicio y los retrasos. Por ejemplo, los robots autónomos pueden clasificar, recoger, empacar y enviar pedidos en almacenes, mientras que los colaborativos pueden asistir a los colaboradores (humanos) en las líneas de fabricación y montaje.
  • Mayor eficiencia y seguridad: Los robots mejoran y optimizan las operaciones, el uso del espacio, el tiempo y los recursos. Los robots también pueden mejorar la seguridad de los trabajadores al encargarse de tareas peligrosas o repetitivas.
  • Menores costos y mayor productividad. Las máquinas ayudan a reducir los costos a largo plazo de las operaciones al disminuir los gastos de mano de obra, mantenimiento y energía: Los robots también pueden aumentar la productividad de los trabajadores al liberarlos de tareas de bajo valor y permitirles concentrarse en actividades más estratégicas, creativas o de alto valor.
  • Mayor visibilidad y recolección de datos: Esta tecnología proporciona visibilidad y recolección de datos en tiempo real, permitiendo una mejor toma de decisiones, pronósticos y planificación. Los robots también pueden aprovechar la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para aprender de su entorno, mejorando su rendimiento y adaptabilidad con el tiempo.

La robótica ya es la tecnología del presente y futuro. Es por ello que el foco de las empresas de aquí en adelante debe ser analizar sus cadenas de suministro, identificar los espacios de mejora y poner en marcha una innovación que sin duda traerá grandes beneficios”, concluyó Navarrete.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)