El futuro de las redes virtualizadas y abiertas

El futuro de las redes virtualizadas y abiertas
Virtualizar la RAN es un enorme desafío. Requiere procesar y transferir datos a muy altas velocidades y muy bajas latencias. Juan Casal, director de Telco & Empresas Digitales de LatAm en Intel

El consumo global de datos y servicios móviles crece al mismo ritmo que la revolución digital. Si pensamos cómo todas las empresas y todas las industrias se digitalizaron en las últimas décadas, podemos explicar cómo hoy por hoy los dispositivos móviles son elementos indispensables de nuestra realidad.

Sacamos fotos que se suben a una nube, leemos las noticias, chequeamos el pronóstico del tiempo, hablamos con nuestros seres queridos, y desplazando el pulgar un centímetro continuamos leyendo y contestando correos electrónicos laborales.

La experiencia que tenemos de nuestros dispositivos móviles crece y mejora periódicamente, a medida que cada una de las aplicaciones que conforman nuestro mosaico de vida digital se actualizan, mejoran su funcionamiento, y agregamos nuevas.

¿Podrían nuestras infraestructuras de red, aquellas que dan vida a nuestros teléfonos móviles, estar definidas de tal manera que permitan una actualización periódica y simple? La respuesta es que sí y este es uno de los compromisos de Intel ante los operadores y el ecosistema.

En la última hemos liderado la transformación de las redes junto a un ecosistema de socios y operadores de todo el mundo, para hacer realidad esta visión. Como líderes en el silicio que da lugar a las redes de 4ta y 5ta generación, ha sido nuestra misión transformar y liberar estas redes para virtualizarlas y que puedan funcionar en software. Esto da a los operadores de hoy niveles de programabilidad y posibilidad de actualización sin precedentes, sumado a una mayor flexibilidad de despliegue, y reducción de costos operativos.

Si bien esta virtualización del núcleo de estas redes móviles parecía utópica hace 10 años, tomamos el desafío y diseñamos CPUs y software que ayudaron al ecosistema a moverlo hacia el software funcionando sobre servidores de propósito general. Dell’Oro pronostica que para finales de este año el 90% de los despliegues del núcleode la red van a ser virtualizados, con prácticamente la totalidad de ellos funcionando sobre nuestras CPUs.

Décadas de desarrollo de Software y Hardware permitieron hacer realidad esa visión para el núcleo de las redes, y hoy nos paramos frente a una situación análoga a la anterior cuando miramos a la otra mitad de la red: la Radio o RAN (Radio Access Network), que es básicamente la última instancia de la red, desde donde se emiten y reciben las microondas que conectan nuestros dispositivos celulares con el mundo.

Hoy la gran mayoría de los operadores despliegan RAN con equipamiento de propósito específico, muy difícil de actualizar y alterar una vez instalado. Nuestra ambición nuevamente es llevar esto a Software.

Virtualizar la RAN es un enorme desafío. Requiere procesar y transferir datos a muy altas velocidades y muy bajas latencias, con tasas de falla prácticamente nulas.

Desarrollar el procesamiento necesario para que un servidor de propósito general pueda combinar los niveles de performance, confiabilidad y costo esperados por los operadores tiene una complejidad muy alta, que ya venimos trabajando hace varios años, y con resultados obtenidos que nos hacen entender que es algo posible, y no tan lejano.

Quienes estuvimos en el MWC hace unas semanas, sabemos que uno de los temas principales por allí fue justamente la virtualización de la RAN, con demostraciones de la efectividad de esta tecnología en donde se las buscara. De nuestra parte, logramos demostrar el resultado de años de desarrollo orientado a la virtualización de la radio, presentando lo que es hoy por hoy la plataforma más optimizada y avanzada de CPU para este tipo de despliegues: la 4ta generación de procesadores Xeon, con aceleración embebida de vRAN.

Muchos nos preguntan por qué contamos con aceleración en el mismo CPU, en lugar de ejecutarla por separado. Eso es algo estratégico que será motivo de otra columna.

El camino de virtualización de la infraestructura de red es innegable, y más aún cuando se mira el nivel de servicio y flexibilidad que se va a demandar de estas redes a medida que nuestra realidad digital se siga expandiendo.

Siendo la plataforma que subyace las redes móviles de todo el mundo, tenemos el compromiso firme con el ecosistema para continuar el desarrollo de tecnologías de hardware y software que hagan esta visión de la red una realidad.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)