El 70 % de los empleados prefiere horarios flexibles en lugar de trabajar menos

El 70 % de los empleados prefiere horarios flexibles en lugar de trabajar menos
Muchos managers temen que estas modalidades flexibles atenten contra la productividad.

Los datos surgen de una investigación exclusiva de Great Place to Work sobre Equilibrio entre vida laboral y personal, que contó con la opinión de más de 34.000 colaboradores.

Great Place to Work realizó una encuesta exclusiva, durante 2017, para conocer en profundidad qué entienden los empleados por equilibrio entre vida personal y laboral y, dentro de ese concepto, cuáles son las prácticas preferidas dentro del menú que ofrecen las mejores empresas para trabajar.

De la consulta participaron 34.500 empleados, la mayor parte de los cuales figuran en la franja 25-44 años (80%), muchos de ellos con estudios terciarios y/o universitarios (más del 80%).

Ante la primera pregunta, sobre qué entienden por equilibrio entre vida personal y laboral, el 60% de los consultados eligió trabajo flexible (horarios de entrada y salida, home office, etc.), mientras que el 30% se inclinó por tiempo libre (viernes corto, vacaciones extra, etc.). Salud y bienestar (servicios médicos en trabajo, hábitos saludables) quedó en tercer lugar, con algo menos del 10% de las elecciones.

Si analizamos los resultados desde la óptica de la edad, podemos comprobar que los jóvenes (menores de 25 años) asocian el equilibrio más a tiempo libre, mientras que los empleados de 25-44 años lo entienden como la posibilidad de tener mayor flexibilidad.

Esta preferencia se da también en cuanto a los cargos, siendo que los más altos optan por la flexibilidad y los más bajos a la menor carga horaria.

Flexibilidad, para una gratificación inmediata

La segunda pregunta de la encuesta apuntó a conocer cuáles son las prácticas ofrecidas por las empresas que más valoran los empleados, para equilibrar su vida personal y laboral.

Al igual que en el punto anterior, las respuestas son contundentes: más del 70% prefiere horarios flexibles, frente al 40% que opta por horario reducido. La alternativa de tener vacaciones pagas más allá de lo estipulado aparece en tercer lugar con algo más del 30% de las elecciones.

Aquí se ve cómo ha cambiado el paradigma de la gratificación tardía, según el cual se trabajaba fuerte primero para disfrutarlo más tarde. En la actualidad la gratificación no puede esperar tanto tiempo. Por eso, si las empresas ofrecen beneficios a destiempo, por más atractivos que sean, no ayudarán a cubrir ninguna expectativa.

¿Qué nos permite el horario flexible? Para algunos, la gratificación inmediata, un mayor comando sobre la vida de uno. Para otros, la posibilidad de integrar de manera más natural, el espacio laboral y el espacio social.

Te puede interesar  Workplace strategy: espacio de trabajo bien planificado

Si hacemos una comparación por género, vemos que las mayores diferencias se observan en la predilección de ellas por los espacios de de relajación –masajes, siestario, etc.- (15% contra 10) y de ellos por los espacios de recreación –sala de juegos, metegol, etc.- (15% contra 7%). 

¿Es suficiente lo que hacen las empresas? 

Si bien se habla mucho de la conciliación entre vida personal y laboral, todavía es algo relativamente nuevo en las empresas. El acortar la jornada de trabajo o volverla más flexible, otorgar ciertos beneficios ligados a una mayor autonomía contrasta con la condición de la mayoría de los trabajadores en nuestro país.

Incluso en las mejores empresas para trabajar, el puntaje (71) indica que los colaboradores siguen considerando este aspecto como un elemento a mejorar, teniendo en cuenta que dicha sentencia está muy por debajo del promedio general de clima (79).

Muchos managers temen que estas modalidades flexibles atenten contra la productividad. Sin embargo, en la medida en que las relaciones entre líderes y colaboradores se basen en la confianza, prescindiendo de la coordinación permanente de otro de más arriba y logrando que la gente tenga un mayor control sobre sus objetivos y tareas, es posible pensar que sería más viable animar a las personas para que equilibren su vida personal con la laboral.

Para cerrar, el equilibrio entre vida personal y laboral, como vimos, es diferente para cada uno. Los jóvenes querrán pasar el menor tiempo posible adentro de la oficina, el resto querrá trabajo flexible, todos querrán obtener beneficios de hábitos saludables y los más grandes, servicio médico on demand.

Por eso, además de generar más prácticas que vayan en ese sentido, las empresas deberán poner mucho foco en poder ofrecerle a cada uno lo que necesita.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Internet de las NanoCosas

Lo pequeño también se conecta a la red y transforma la industria; se trata de componentes cuyas dimensiones no superan...

Cerrar