Egresaron de la UNLP los primeros ingenieros en energía eléctrica de Argentina

Egresaron de la UNLP los primeros ingenieros en energía eléctrica de Argentina
Mónica Ávila, Mark Puleston, Vicente Franchella, Santiago Montero, Sebastián LLacsahuanga y Gustavo Mamani.

La directora de la carrera agradeció a las familias y a los amigos presentes por acompañar a los jóvenes en el trayecto de su formación.

Con un trabajo final de carrera acerca del proyecto de un parque solar fotovoltaico de 54,4 megavatios (MW), en la provincia de Neuquén, egresaron de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) los primeros cuatro estudiantes de Ingeniería en Energía Eléctrica del país. Se trata de Mónica Araceli Ávila, Mark Frederick Puleston, Santiago Javier Montero y Luis Sebastián Llacsahuanga. Se graduaron de una especialidad que ofrece grandes posibilidades laborales por la alta demanda existente tanto en la Argentina como en el exterior.

La presentación consistió en un trabajo de la materia Taller Integrador de Sistemas Eléctricos y fue defendido por el equipo integrado, además, por los estudiantes Vicente Franchella y Gustavo Daniel Mamani. La exposición se desarrolló ante la presencia de docentes, alumnos, familiares y amigos de los jóvenes en la Sala de Conferencia 1 del Departamento de Electrotecnia. Los docentes de la materia, que guiaron a los alumnos, son Carlos Biteznik, Beatriz Barbieri y Guido Serafini.

La ingeniera Patricia Arnera, directora de la carrera, afirmó que “la Facultad de Ingeniería de la UNLP siempre se ha destacado en propuestas innovadoras y, en este caso, es la primera Facultad en el país que se encuentra dictando la carrera Ingeniería en Energía Eléctrica, siendo el alcance de su título equivalente al de las carreras de Ingeniería Electricista o Ingeniería Eléctrica, como tradicionalmente se reconocía a esta terminal, y todo ello gracias la gestión realizada desde esta unidad académica”.

Arnera agregó que “de hecho, la Resolución 73/2020 del Ministerio de Educación establece que la denominación de la terminal del título de Ingeniero Electricista, incluida en el régimen del artículo 43 de la Ley de Educación Superior por Resolución Ministerial N° 1232/2001, comprende también la de “Ingeniero Electricista / Eléctrico / en Energía Eléctrica”.

La propuesta de la Facultad y la UNLP fue actualizar el título de la carrera, contemplando que el anterior (Ingeniería Electricista) no reflejaba el real alcance de la profesión. Por eso no resultaba atractiva para los jóvenes pese a ser una carrera estratégica para el desarrollo de la sociedad moderna.

La Ingeniería en Energía Eléctrica es clave para la transición energética. Se prevé que la demanda de energía eléctrica tendrá un significativo crecimiento, no solo por el comportamiento vegetativo de la población y su aumento, sino también por la “electrificación” de la demanda y la aparición de nuevos tipos de consumo (vehículos eléctricos, climatización, domatización en los usuarios finales, transformación de consumos en procesos industriales, etc.), sumado a la necesidad de incorporar generación de energía eléctrica baja en emisiones, se desprende que el sistema eléctrico (de transporte y distribución) se torna en el eje estructural para cumplir con la meta de disminuir a cero las emisiones de CO2 para el año 2050 (Net Zero-2050)”, detalló la directora.

Sobre el trabajo presentado, los flamantes graduados detallaron que eligieron el tema de las energías renovables porque es algo de interés común para todos. Fue desarrollado durante un cuatrimestre y aplicaron conocimientos que aprendieron a lo largo de la carrera. Los jóvenes destacaron especialmente el apoyo de los profesores y recomendaron la carrera a aquellos estudiantes que aún no tienen definido qué seguir a nivel universitario.

Es una carrera hermosa. Es larga, te pega los cachetazos que te tiene que pegar, pero es muy linda, da mucha satisfacción poder ir rompiendo tus propias varas. Y entender también da mucha satisfacción, saber de qué trata la carrera. Así que es altamente recomendable”, afirmó Llacsahuanga.

Por su parte, Santiago, nacido en Berazategui y con 27 años de edad, señaló que al ser pocos estudiantes en la carrera se tiene la ventaja de contar con un mayor acompañamiento por parte de los profesores.

Mientras que Puleston, platense de 22 años, resaltó que en las últimas etapas de la carrera advirtió la cantidad de salida laboral que tienen en la especialidad. De hecho, Mónica de 24 años y oriunda de Neuquén (vino a La Plata a estudiar), realizó una pasantía de verano en la provincia de Río Negro para la empresa Infa, que realiza servicios externos a la compañía Aluar. Ahora volverá a trabajar como ingeniera ya recibida. Y sus compañeros Santiago y Sebastián también realizarán este verano la misma pasantía, con posibilidad de ingresar a trabajar en el futuro.

Al finalizar la presentación, la directora de la carrera agradeció a las familias y a los amigos presentes por acompañar a los jóvenes en el trayecto de su formación.

Acuérdense que salieron de una Universidad pública que no es no arancelada, pero que todo lo que hay acá cuesta mucho dinero. Y lo hacemos con el esfuerzo de un montón de gente, incluso de quienes tal vez no tienen la posibilidad de estar en la Universidad, pero de alguna manera la están financiando. Así que piensen de qué manera trabajar para poder devolver lo que han recibido y construir la sociedad que todos merecemos”, concluyó Arnera.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)