¿Cuándo debe una empresa integrar freelancers a su equipo de trabajo?

¿Cuándo debe una empresa integrar freelancers a su equipo de trabajo?
Las empresas más grandes alrededor del mundo están integrando freelancers dentro de sus equipos de trabajo.

Existen tres momentos en los que contratar freelancers aumenta potencialmente la productividad de tu empresa: para cubrir requerimientos estacionales, reducir la carga de trabajo o probar nuevos procesos.

Las empresas más grandes alrededor del mundo están integrando freelancers dentro de sus equipos de trabajo: durante 2017, la demanda de servicios de estos profesionales se incrementó en 26%, entre las compañías Fortune 500. En América Latina esta tendencia no se quedó atrás, ya que la contratación de servicios de trabajadores independientes ha crecido alrededor del 180% al año, de acuerdo con Workana.

Muchos de estos profesionales son contratados para cubrir ciertas tareas durante temporadas específicas en las que el trabajo se incrementa. En términos financieros, esta forma de trabajo es muy rentable para las empresas, quienes pueden ahorrar hasta un 20% en costos laborales; al mismo tiempo que ayuda a los trabajadores independientes a fortalecer su portafolio de proyectos.

El uso de freelancers, por empresas transnacionales está aumentando, las principales razones que hemos identificado son: la rapidez en el reclutamiento, la flexibilidad en la contratación y los procesos poco burocráticos”, declaró Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana.

Para que la situación sea favorable en ambas partes, se debe tener certeza en que se entienda de manera rápida lo que espera la empresa de dicho proyecto, el objetivo de éste, y que los términos sean claros a corto, mediano y largo plazo.

De acuerdo con Workana, plataforma de contratación de profesionistas independientes líder en América Latina, hay momentos y condiciones específicas en las que la contratación de freelancers puede aumentar la productividad de una empresa:

1. Cuando necesitas cubrir requerimientos estacionales. Para cada negocio existen actividades que se desarrollan de forma cíclica o en periodos concretos del año, por ejemplo, verano, temporada navideña, e incluso algunos muy específicos como congresos de la industria a la que pertenecen o eventos propios a lo largo del año.

Es común que estos proyectos necesiten de personas con aptitudes muy específicas, puede ser cierto tipo de vendedor, un diseñador extra, redactores, traductores; etc. Posiciones clave para el evento particular, pero que no requieren integrarse de forma permanente a la organización. Con esto se evita realizar muchas contrataciones que a la larga solo implicarán costos elevados al liquidar a la plantilla sobrante cuando disminuye la carga de trabajo o el proyecto ha finalizado.

Te puede interesar  Banca y seguros: tendencias clave para no quedarse afuera de la transformación digital

2. Cuando la carga de trabajo te supera. La mayoría de las empresas tienen una plantilla de empleados fijos y cuando las tareas los sobrepasan es una buena idea recurrir a freelancers de confianza en lugar de contratar a nuevos trabajadores, por ejemplo, en caso de proyectos adicionales que requieren algunos brazos extra, es más sencillo y rápido realizar una contratación temporal de un par de personas en lugar de realizar todo el proceso para integrarlos a la organización: reclutamiento, capacitación, introducción y posteriormente el trabajo.

Un ejemplo claro son agencias de diseño, que complementan su plantilla con freelancers cuando el trabajo los rebasa, o dentro de las grandes empresas, algunos departamentos de contabilidad se benefician de manos extra para realizar declaraciones anuales o prepararse para auditorías, o también cada vez es más común que áreas de tecnología, contraten programadores extra para proyectos específicos”, agregó Bracciaforte.

3. Cuando quieres probar nuevos procesos. Quizá quieres implementar un nuevo sistema de trabajo o alguna innovación tecnológica, sin comprometer tu operación; o quieres probar el potencial de una nueva idea sin hacer una gran inversión, hasta comprobar que va por el camino correcto. En situaciones así, equipos temporales de freelancers te pueden ayudar tanto como parte del equipo, como a través de su experiencia para ayudar a definir nuevos procesos.

Integrar a un freelancer a tu plantilla de trabajo si bien facilita algunas tareas, puede que se convierta en un tema complejo al no estar dentro de la empresa, es por esa razón que resulta vital compartir las instrucciones de la tarea con lineamientos de acción específicos alineados a los valores de la organización y sus procesos de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Crece la tendencia mobile learning, ahora las aulas son cada vez más online

Ya no hace falta nisiquiera una computadora, los dispositivos móviles como el celular y la tablet están ganando terreno en...

Cerrar