Continuidad operativa, modalidad 2030

Continuidad operativa, modalidad 2030
Es un gran desafío mantener lo ganado en el proceso de la implantación de la transformación digital.Albaro Vega, gerente Ingeniería de ITQ Latam

El principal reto que las empresas han debido enfrentar durante la pandemia tiene que ver con la implantación acelerada de la transformación digital.

La continuidad operativa es parte del área de operaciones, la cual generalmente es la columna vertebral de una compañía, pues se intercomunica con todas las áreas y es la encargada de fabricar y/o prestar los servicios y/o productos que la compañía comercializa. Romper esa cadena es crítico. Por lo tanto, dar la continuidad operativa y asegurar el proceso de producción es fundamental para poder cumplir con las metas de la compañía y, lo más importante, cumplir con sus clientes.

En ese sentido, el principal reto que las empresas han debido enfrentar durante la pandemia y así poder mantener la continuidad operativa, tiene que ver con la implantación acelerada de la transformación digital. Las grandes empresas ya tenían en su mirada tal dinámica de transformación y se encontraban en migración de procesos, tecnología y capacitando al personal, pero esta pandemia aceleró en 10 años esta implantación de la transformación digital.

Pasamos de marzo de 2020 a julio de 2030. Tales procesos, tecnologías y personas, que hoy en día se encuentran brindado soporte y por ende la continuidad operativa de los negocios, lo realizan en una modalidad impensada hasta marzo 2020: a distancia.

Efectivamente, existe la tecnología para poder realizar labores a distancia. Un punto a favor es que Chile, a nivel latinoamericano, es pionero en telecomunicaciones, cloud y movilidad; favorece también, que la población cuenta con un alto nivel de alfabetización digital, lo que hace más fácil que las personas asimilen esta nueva forma de trabajar. ¿Cómo? generando la cultura de trabajo a distancia, confiando en las personas, teniendo los objetivos claros y adaptando el BCP (Business Continuity Plan) a la modalidad de trabajo a distancia.

No obstante, aún hay retos por delante una vez terminada la pandemia. Uno de ellos, y sumamente importante, es la preocupación por las personas. Las empresas deben asegurar que sus colaboradores se encuentren aptos psicológicamente para volver al lugar de trabajo y salir del confinamiento. Hemos visto como ya se comienza a hablar del síndrome de la cabaña.

Por otro lado, es un gran desafío mantener lo ganado en el proceso de la implantación de la transformación digital. Es clave innovar en nuevas prácticas que se adapten a la nueva normalidad y tener presente que la continuidad operativa se debe abordar por el modelo de negocio, qué tan digital se puede llegar a ser y de qué manera utilizar esa tecnología para soportarla.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados