Con estrés y exigencias, ¿dónde queda la creatividad?

Con estrés y exigencias, ¿dónde queda la creatividad?
Es importante que las empresas sean consistentes con su compromiso hacia la salud mental de sus empleados.

Adecco Argentina comparte algunas actividades que fomentan un pensamiento innovador y la resolución de problemas entre los empleados.

En un entorno laboral marcado por un ritmo acelerado y tensiones constantes, la creatividad se ve fuertemente afectada por el estrés y el agotamiento que sufren los trabajadores en la actualidad.

Ser creativo requiere energía y esa energía se vuelve escasa en fuerzas laborales que se ven inmersas intentando sobrevivir a las actividades y responsabilidades diarias. Si tenemos en cuenta que más del 40% de los empleados reportan estrés y agotamiento en su lugar de trabajo, resulta evidente que la creatividad e innovación pasan a un segundo plano. Entonces, ¿qué momento queda para la creatividad?

Las empresas deben impulsar y ayudar a sus empleados a ser creativos. El rol de los líderes es fundamental para motivar a los equipos y encontrar espacios para la innovación y creatividad. Comunicarse periódicamente y ser claros sobre los próximos proyectos que requerirán contribuciones creativas son puntos claves para traer ideas nuevas y frescura a las empresas.

Adecco Argentina reconoce esta situación y comparte una lista de actividades que se pueden implementar en las organizaciones con el fin de fomentar un pensamiento más innovador y la resolución de problemas entre los empleados.

Habilitar un espacio para el juego

Es importante que los líderes tengan la capacidad de persuadir a su equipo para que reserven un tiempo y un espacio diario destinado a actividades lúdicas. A diferencia de lo que nos podemos imaginar, tomarse un tiempo del horario laboral, por más breve que sea, y dedicarlo a este tipo de actividades está directamente relacionado con el estímulo de las células cerebrales y el impulso de la creatividad.

Hacer una excursión

Un pequeño cambio en el entorno y la rutina puede impulsar la creatividad en el trabajo y aliviar parte de la monotonía de la jornada laboral. Un contexto distinto puede llevar a una nueva forma de pensar y a la generación de ideas frescas y originales. Por ejemplo, ¿por qué no desafiar al ingenio y al trabajo en equipo organizando una salida a una sala de escape? O bien una salida en contacto con la naturaleza.

Programar tiempo creativo intencional

Motivar a los equipos para que experimenten con una nueva actividad resulta un desafío interesante para desarrollar la creatividad. Los líderes pueden realizar sugerencias como empezar a tejer, aprender a tocar un instrumento musical, cocinar una receta nueva o dibujar y pintar.

Fomentar jornadas de salud mental

Los días de salud mental son necesarios e imprescindibles para evitar el agotamiento y permitir que los empleados recarguen energías, se relajen y como resultado puedan ser más creativos.

Se puede considerar implementar acciones donde los empleados tengan la oportunidad de trabajar desde casa si lo necesitan, trabajar medio día o tomarse el día libre. Este incentivo puede aumentar la productividad y motivación de los empleados, al mismo tiempo que apoya el bienestar físico y mental.

Contratar a un coach de bienestar

Es importante que las empresas sean consistentes con su compromiso hacia la salud mental de sus empleados. Contar con una persona en la organización que pueda asesorar sobre bienestar puede ayudar a los trabajadores a adoptar una mentalidad positiva, realizar cambios y generar hábitos en su estilo de vida para respaldar sus objetivos. Ante empleados con menor estrés y preocupaciones diarias, la posibilidad de encontrar espacios y energía para la creatividad es mayor.

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)