Compromiso y la resiliencia de los trabajadores ante la pandemia de COVID-19

Compromiso y la resiliencia de los trabajadores ante la pandemia de COVID-19
La experiencia del cambio también influyó en las expectativas de las personas sobre el futuro del trabajo.

Según el estudio, el 15% de los trabajadores argentinos están completamente comprometidos y el 13% son completamente resilientes.

Una investigación realizada por el Instituto de Investigación de ADP, a fines de 2020, en 25 países de todo el mundo, incluida Argentina, mostró cómo el COVID-19 influyó en la participación y la resiliencia de los empleados en el lugar de trabajo. En el estudio, el compromiso se define como una actitud positiva y dedicada hacia el trabajo y el empleador.

La resiliencia, por otro lado, se define como la capacidad de soportar condiciones desafiantes en el sitio y durante el trabajo. Se entrevistaron cerca de 27 mil empleados.

Internacionalmente, el compromiso sigue siendo bajo. “En comparación con otro estudio anterior, que realizamos en 2018, el porcentaje de empleados totalmente involucrados ha disminuido un punto porcentual. Hoy, el 14% de los trabajadores están plenamente comprometidos. Arabia Saudita (21%), India (20%) y Sudáfrica (19%) lideran la encuesta, mientras que Corea del Sur, Taiwán y China son los países con la tasa de participación más baja, con 6%, 8% y 8%, respectivamente. En Argentina, hubo una aumento del 2% en la participación de los trabajadores, que pasó del 13% en 2018 al 15% en 2020”, señaló Mariane Guerra, VP de Recursos Humanos de ADP en América Latina.

En el caso de la resiliencia en el lugar de trabajo, la tasa también es baja. Solo el 15% de los empleados en todo el mundo son muy resilientes. Los países con mayor porcentaje de empleados altamente resilientes son: India (32%), Arabia Saudita (26%) y los Emiratos Árabes Unidos (24%), mientras que los que tienen la tasa más baja son Taiwán, Suecia y Corea del Sur, con 8 % cada uno. En Argentina, la tasa de trabajadores altamente resilientes alcanzó el 13%, dos puntos porcentuales menos que el promedio mundial.

Resiliencia y COVID-19

Para efectos del estudio, los países se dividieron en tres grupos: Alto impacto (Brasil, Francia, Italia, España, Suecia, Inglaterra y Estados Unidos), Impacto moderado (Argentina, Canadá, India, Israel, México, Países Bajos, Rusia, Arabia Saudita y Sudáfrica) y de bajo impacto (Australia, China, Egipto, Alemania, Japón, Corea del Sur, Singapur, Taiwán y los Emiratos Árabes Unidos), según varios criterios relacionados con el COVID-19, a saber, casos promedio por millón. , muertes promedio por millón y tasa de desempleo.

El hecho de que un país haya experimentado un impacto alto o bajo no ha tenido un efecto estadísticamente significativo en el compromiso o la resiliencia en el lugar de trabajo. La diferencia entre ellos fue, como máximo, de tres puntos porcentuales.

Experiencia personal con COVID-19

Si bien los efectos a nivel macro en los países no afectaron la resiliencia y el compromiso, los efectos a nivel micro sí lo hicieron, pero en la dirección opuesta a lo esperado.

Los individuos con niveles más altos de experiencia personal con el COVID-19 demostraron niveles mucho más altos de resiliencia. Este nivel varió ampliamente según el país y el tipo de trabajo: el 61% de los egipcios, el 51% de los brasileños y el 21% de los argentinos se han visto afectados personalmente, mientras que solo el 6% de los japoneses y el 5% de los taiwaneses han sentido el efecto.

Los cambios en el lugar de trabajo debido a la pandemia han acabado teniendo muchos efectos secundarios en la economía y las empresas. Entre los cambios señalados por el estudio, podemos mencionar: mayor uso de tecnología, más horas de trabajo, migración al trabajo virtual, despidos (reducción de salario u horas), incentivo para tomar vacaciones anticipadas, promociones puestas en espera, entre otros.

Según Guerra, la experiencia del cambio también influyó en las expectativas de las personas sobre el futuro del trabajo. Cuantos más cambios en el lugar de trabajo experimentaron, más resilientes se sintieron. Los empleados que experimentaron al menos cinco cambios en el trabajo eran 13,2 veces más propensos a ser muy resilientes.

La cantidad de cambios también variaba en función de la industria. Tecnología, finanzas, educación e información experimentaron más cambios, donde más del 50 % de los colaboradores experimentaron dos o más cambios.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados