Ser competitivos en la era digital cuando las soluciones de ciberseguridad marcan la diferencia

Ser competitivos en la era digital cuando las soluciones de ciberseguridad marcan la diferencia
A nivel global el 51% manifestó la utilización del análisis de big data para identificar amenazas.

PwC da a conocer los resultados de su encuesta global sobre seguridad de la información realizada a más de 10.000 ejecutivos de 133 países.

Como consecuencia de la digitalización de los negocios, las organizaciones ya no consideran a la ciberseguridad como una barrera o como un costo de IT, sino que la entienden como una solución y como una herramienta que puede facilitar su crecimiento. El 59% de los directivos y responsables de IT aseguró que la digitalización de sus ecosistemas empresariales ha impactado en el gasto en ciberseguridad. Estos datos y los que se presentan a continuación provienen de la encuesta global sobre seguridad de la información realizada por PwC y las revistas CIO y CSO en 2016 entre más de 10.000 ejecutivos de 133 países, entre ellos, Argentina.

Hoy en día, muchas organizaciones entienden que las soluciones de ciberseguridad también pueden potenciar su negocio, crear ventajas de mercado y construir confianza en la marca. En el caso específico de las empresas digitales, el software se está convirtiendo en la columna vertebral de las operaciones, productos y servicios, en donde la ciberseguridad y la privacidad juegan un rol clave. Los clientes esperan productos que sean atractivos y que protejan la integridad de su información.

Los encuestados a nivel global (51%), América del Sur (55,6%) y Argentina (52,1%) en particular coincidieron que la prioridad número uno de gastos en ciberseguridad para los próximos 12 meses debería ser, mejorar la colaboración entre el negocio, digital y IT. En segundo lugar tanto a nivel global (46%) como en Argentina (40,6%) manifiestan la necesidad de invertir en nuevos marcos de seguridad que se adapte a la evolución del modelo de negocios.

A su vez, las organizaciones giran hacia un nuevo modelo de ciberseguridad, donde se encuentran soluciones integrales como el almacenamiento en la nube, servicios de seguridad administrados, autenticación avanzada, análisis e inteligencia de amenazas y software de código abierto.

Las sinergias en la nube

Con mayor frecuencia las compañías utilizan la nube para almacenar toda o parte de sus infraestructuras tecnológicas y de seguridad. El 63% de los directivos a nivel global ejecuta operaciones de IT en la nube, y en Argentina más de la mitad de los encuestados (53,4%) manifestaron hacerlo. La ciberseguridad centrada en la nube puede ayudar a comprender mejor el ecosistema empresarial y sus amenazas tanto internas como externas. En Argentina, entre las principales funciones empresariales ejecutadas en la nube se encuentran, IT con el 53,4%, marketing y ventas con el 34,9% y finanzas con el 33,1%.

Esto funciona como un hilo unificador. La potencia y la interoperabilidad de las plataformas basadas en la nube permiten a las organizaciones sintetizar una gama de tecnologías sinérgicas. Las empresas pueden aprovechar la simplificación inherente de las arquitecturas en la nube para confiar en la seguridad de nuevos productos y servicios. Estas ventajas representan una gran oportunidad para la integración y mejora de la ciberseguridad y las herramientas de privacidad.

Según Diego Taich, director de Consultoría en Tecnología, Seguridad y Análisis Forense de PwC Argentina, “la nube se ha transformado en el apalancador de la evolución de Analytics, Mobile, Social business, Inteligencia Artificial (AI) y la irrupción del “IoT”. También hay una fuerte tendencia a basar en la nube servicios de seguridad que tradicionalmente se desarrollaban “on-premise”. Desde el punto de vista de la organización usuaria de los servicios de Cloud, es importante contemplar en los contratos con el Proveedor los temas de confidencialidad, niveles de servicio, auditoría y/u obtención de certificaciones que garanticen el cumplimiento de los controles y de los niveles de seguridad requeridos, así también como la protección, desde el punto de vista técnico y legal, de los datos sensibles que puedan estar impactados por regulaciones y que sean alojados en la nube”.

Te puede interesar  Advierten que la mayoría de los consumidores está en riesgo

Gestión de la seguridad

La gestión de la seguridad de los sistemas y tecnologías de las empresas es una cuestión más compleja. Estas se apoyan, mayoritariamente, en empresas externas especializadas, según reconoce el 62% de los entrevistados a nivel global, el 73,1% en América del Sur y un 59,2% en Argentina. Aquellos servicios de seguridad relacionados con la autenticación (64% global y 62,6 % Argentina), la prevención de pérdida de datos (61% global y 58,8% Argentina), y la identidad y gestión de accesos (61% global y 53,5% Argentina) son los tres que más apoyo externo demandan.

Análisis e inteligencia de amenazas

Para anticiparse a los riesgos las empresas deben realizar un análisis preciso sobre las amenazas en tiempo real para comprender las tácticas, técnicas y procedimientos de los adversarios. El trabajo de inteligencia se sintetiza en la nube y se crea una fuente única de datos que se puede gestionar en tiempo real. La capacidad de almacenamiento de la nube permite a las organizaciones monitorear grandes volúmenes de data, así como aplicaciones complejas e interconectadas para identificar actividades sospechosas.

A nivel global el 51% manifestó la utilización del análisis de big data para identificar amenazas, mientras que solo el 31% de los encuestados en Argentina confirmaron esta acción.

La autenticación avanzada, más allá de las contraseñas

En materia de autentificación, las compañías de todos los sectores se están inclinando por la utilización de tecnologías avanzadas que no solo hagan el proceso más fácil para los usuarios sino también más seguros como, por ejemplo, a la hora de autorizar transacciones. Algo que en el pasado parecía ser una cuestión que solo preocupaba al sector público o al sector financiero y que ahora se ha generalizado. El 57% de los entrevistados a nivel global ya usa algún tipo de tecnología biométrica (huellas, rasgos faciales, escaneo de retina) para los procesos de autentificación. En Argentina más de la mitad (55,5%) afirmó utilizar algún tipo de medición biométrica al igual que en América del Sur (63%)

Solución disruptiva

La adopción de software open-source o de código abierto, es uno de los grandes cambios que están experimentando las empresas de tecnología y de otras industrias. Casi la mitad de los directivos y responsables de IT en todo el mundo (49%) utilizan software de código abierto y aseguran que ha mejorado sus programas de seguridad, mientras que solo el 46,4% de los encuestados en Argentina manifestaron utilizarlo.

Entre los beneficios en el uso del software se encuentran, facilidad en el desarrollo e implementación de proyectos de IT, mejora en la seguridad cibernética y en la interoperabilidad con las aplicaciones existentes.

Si bien no todas estas tecnologías son nuevas, la forma en que se distribuyen y administran a menudo es variada, basadas en la nube u ofrecidas como servicios de seguridad administrados. Algunos, como la adopción de software de código abierto, representan un cambio radical en la forma en que las organizaciones desarrollan y administran sistemas locales.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Gigabyte presentó HULK, su nueva PC gamer

El fabricante de motherboards continúa ampliando su línea de productos gamer con un nuevo modelo, en formato de consola de...

Cerrar