Cómo fortalecer la ciberseguridad en la industria de la salud

Cómo fortalecer la ciberseguridad en la industria de la salud
En 2023, el 60% de las organizaciones sanitarias fueron víctimas de ataques de ransomware.Kirk Jensen, leading marketing innovation & insight en WatchGuard Technologies.

En esta nota, analizaré los aspectos que se tocan entre la tecnología y la ciberseguridad en el sector de la salud.

La tecnología es una parte crucial de las industrias farmacéutica y sanitaria de hoy. Los avances en dispositivos médicos, uso de datos y sistemas interconectados han mejorado significativamente la atención al paciente, reducido los costos y aumentado la eficiencia. 

Sin embargo, a medida que crece la dependencia del sector de la tecnología, también aumenta el riesgo de ciberataques. 

Los ataques a hospitales pueden tener consecuencias graves, ya que las amenazas pueden propagarse a través de la red y afectar a los proveedores de atención médica, los socios de investigación farmacéutica, los fabricantes y los pacientes.

En 2023, el 60% de las organizaciones sanitarias fueron víctimas de ataques de ransomware, según un estudio reciente . Si bien este porcentaje es ligeramente inferior al de años anteriores, los ataques perpetrados el año pasado han sido más dañinos y han impactado a más personas, como explica en una entrevista John Riggi, asesor nacional de ciberseguridad de la Asociación Estadounidense de Hospitales

Se necesita un enfoque integral de ciberseguridad para garantizar la seguridad de la red en el sector sanitario. Al fortalecer la postura de seguridad de las organizaciones de atención médica, es esencial obtener visibilidad total de la red mediante la implementación de herramientas de monitoreo continuo para identificar anomalías o amenazas potenciales de inmediato.

3 ventajas de utilizar un firewall para proteger las redes sanitarias 

Los firewalls funcionan como la primera barrera de protección digital entre datos valiosos de la red, como la información médica protegida (PHI), y las amenazas cibernéticas. Esta barrera virtual bloquea el acceso a datos de entidades desconocidas, todo ello en función de configuraciones establecidas. Garantiza un flujo de datos seguro, regulando los datos entrantes y salientes en la red. Además de esta función clave, los firewalls brindan beneficios clave de ciberseguridad para hospitales y centros de atención médica:

1 – Garantizar el cumplimiento normativo

Los firewalls son fundamentales para cumplir con regulaciones como HIPAA (Ley de Responsabilidad y Portabilidad de Seguros Médicos). Sin embargo, deben configurarse correctamente para que sean realmente efectivos. Para este fin, se necesitan reglas específicas que permitan solo el tráfico de datos necesario desde direcciones de red autorizadas. Se deben evitar reglas amplias de “permisos”, ya que pueden permitir el acceso no autorizado a datos de PHI.

2 – Protección de dispositivos médicos

Debido al auge de los dispositivos de Internet de las cosas médicas (IoMT), numerosos dispositivos médicos ahora están interconectados, lo que facilita el monitoreo en tiempo real y el intercambio de datos sin problemas. La desventaja de este nuevo escenario es que plantea importantes riesgos de seguridad. Estos se pueden contrarrestar con un firewall, que segmenta la red, creando subredes independientes y controlando el tráfico entre ellas.

Esto reduce la posibilidad de que las amenazas se propaguen, ya que una infracción en una parte específica no necesariamente afectará a toda la red. Combinado con políticas de control de acceso bien ejecutadas y monitoreo activo del tráfico, esto proporciona un mayor control sobre la red, manteniéndola más segura. 

3 – Mejora del rendimiento de la red

Además de mejorar la seguridad, los firewalls optimizan el rendimiento de la red. Al gestionar el flujo de tráfico, pueden evitar el consumo innecesario de ancho de banda, garantizando el funcionamiento adecuado de las aplicaciones médicas críticas. Esto ayuda a optimizar la eficiencia general de la red al disminuir la latencia y mejorar los tiempos de respuesta.

La ciberseguridad debe ser una prioridad para las instituciones de salud; implementar un firewall es esencial para proteger sus redes. 

El sistema de salud Allegiance Health Management (AHMGT), con sede en Shreveport,  tiene una visión clara al respecto e implementó WatchGuard Firebox para administrar el tráfico de red no deseado de manera más efectiva en sus hospitales.

Los equipos responsables de la seguridad en estas organizaciones no siempre tienen la experiencia o el personal que necesitan para abordar toda la gama de necesidades cibernéticas. Conseguir el apoyo de un MSP puede resultar beneficioso en estos casos

Ultimas Noticias

Dejar su comentario sobre esta nota

Su direccion de correo no se publica. Los datos obligatorios se encuentran identificados con un asterisco (*)