Cloud 2.0: las empresas cambian el modelo de utilización de la nube

Cloud 2.0: las empresas cambian el modelo de utilización de la nube
El nuevo estándar de la industria es el de usar varias nubes, tanto públicas como privadas.Octavio Duré, gerente Senior de SE, región Sur de Latinoamérica

A medida que la tecnología de la nube se convierte en la corriente principal, las empresas se comienzan a hacer preguntas importantes.

Los comentarios recientes de Frank Gens, analista principal de IDC, argumentan que la computación en la nube ha alcanzado un punto de inflexión, porque la adopción “está pasando de la experimentación hacia la adopción masiva”. Los números sobre la adopción a la nube, como informa Network World son sorprendentes.

Gens predice que para 2018, el 60 por ciento de las cargas de trabajo de TI de las empresas estarán fuera de las instalaciones, y el 85 por ciento de las empresas se comprometerán con el modelo de arquitectura de nube híbrida y multi-nube. La clave en esta proceso de adopción, es poseer herramientas de gestión que permitan administrar de forma consistente la nube privada y las múltiples nubes públicas que una organización utilice. Y VMware es un socio clave en esta estrategia.

Las proyecciones de Gens representan un panorama claro: más utilización de las nubes públicas y una arquitectura híbrida como norma empresarial. A medida que la tecnología de la nube se convierte en la corriente principal, las empresas se comienzan a hacer preguntas importantes: ¿cómo nos trasladamos a una infraestructura multi-nube sin que esto haga la gestión aún más compleja? ¿cuáles son las principales barreras? ¿cuánto tiempo tardará?

Velocidad, agilidad y ahorro de costos

La computación en la nube tiene más de una década de antigüedad. Las empresas que inicialmente probaron las cargas de trabajo no críticas en nubes públicas están moviendo cada vez más sus cargas de trabajo de misión crítica a la nube. Las empresas de todas las industrias, y de todas partes del mundo, ven el valor de operar en la nube. Según el informe “el mercado de servicios en la nube pública crecerá rápidamente a u$s 236.000 millones en 2020” realizado por Forrester en septiembre de 2016:

  1. Los ingresos provenientes de las plataformas de nube públicas, servicios empresariales y aplicaciones (software como servicio, SaaS) crecerán a un CAGR global del 22 por ciento entre 2015 y 2020.
  2. Se espera que los ingresos en la nube pública alcancen los u$s 146.000 millones a finales de 2017.
  3. Y que estén en camino a u$s 236.000 millones en 2020.

Pero pasar a la nube sin previsión y una estrategia planeada puede ser problemático. Los silos en la nube, los costos inesperados y el compromiso de un único proveedor son problemas comunes de migrar a la nube demasiado rápido, o sin un objetivo institucional claro. Por ejemplo, no es raro que una empresa grande cree varias cuentas de nube, por varias líneas de negocio que inviertan simultáneamente en tecnologías de nube públicas, sin ninguna supervisión corporativa central. El resultado es una suma enorme para un solo proveedor, y con frecuencia la dirección de TI no lo sabe.

Te puede interesar  ¿Es el comienzo de la “era de las casas inteligentes”?

¿Por qué varias nubes?

Las grandes empresas de nube pública (Amazon, Microsoft, Google e IBM) así como los proveedores locales de servicios de nube (Telecom, Level3, Telefónica) han empezado a diferenciarse en precio y experiencia. Las empresas quieren varios proveedores de nube para usos específicos. Y por supuesto, para la mayoría de las empresas, siempre existe la necesidad de tener nubes privadas en paralelo.

Las empresas a menudo prefieren mantener los datos más sensibles, los secretos comerciales y la propiedad intelectual en una nube privada que pueden controlar. Del mismo modo, las industrias altamente reguladas, como el gobierno, los servicios financieros y el cuidado de salud, utilizan nubes privadas para proteger la información sensible. Y para la mayoría de las empresas, los sistemas heredados y las aplicaciones se adaptan mejor a una nube privada.

Los investigadores de Gartner están de acuerdo en que: “la mayoría de las organizaciones ya utilizan una combinación de servicios en la nube de diferentes proveedores de nube. Si bien el uso de la nube pública seguirá aumentando, el uso de la nube privada y los servicios alojados en una nube privada también se espera aumente. El uso creciente de varios proveedores de nube pública, además del crecimiento de varios tipos de servicios de nube privada, crearán un entorno de multi-nube en la mayoría de las empresas y una necesidad de coordinar el uso de la nube utilizando escenarios híbridos”.

Cloud 2.0

El nuevo estándar de la industria es el de usar varias nubes, tanto públicas como privadas. Esta próxima etapa traerá sus propios desafíos, pero los vendedores que faciliten que las empresas puedan ejecutar, administrar, conectar y asegurar sus aplicaciones a través de nubes y dispositivos en un entorno operativo común tendrán la mejor posición para el éxito y el crecimiento futuro. VMware, a través de Cloud Foundation (el paquete que permite virtualizar no sólo poder de cómputo sino también Almacenamiento y Redes) y de la plataforma vRealize (para gestionar nubes privadas y públicas) se posiciona como un socio estratégico para las empresas que avancen en este proceso.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Natura cerró alianza con TodoPago y lanza pagos con tarjeta de crédito y débito en Argentina

Más de 140 mil consultoras de la compañía de cosmética accederán en exclusiva a la plataforma y podrán comenzar a...

Cerrar