Sí, en Chile se innova, pero falta…

Sí, en Chile se innova, pero falta…
Es muy importante tener una visión innovadora de largo plazo, transversal a los diversos ámbitos de la sociedad.Diego González, gerente General de Defontana

Si queremos darle un fuerte impulso al país para crecer, sin duda alguna, las tecnologías de la información y comunicaciones pueden ser una llave maestra para hacerlo.

De acuerdo al último Índice Mundial de Innovación realizado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (Ompi), dependiente de Naciones Unidas, Chile se sitúa en el número 44, aunque ocupa el primer lugar de los países de la Región como la economía más innovadora de América Latina.

Según el informe, Chile se destaca en lo referente a instituciones, infraestructuras y desarrollo de las empresas. No obstante, no sale tan bien evaluado en lo que respecta a calidad de publicaciones científicas y producción de alto nivel tecnológico. Y es precisamente en este último aspecto en el cual se requiere con urgencia mayor interés y apoyo, tanto a nivel público como privado.

Ya lo hemos visto en otros ámbitos, la innovación nos ha destacado como economía emergente en varios aspectos; hemos exportado grandes ideas a otros países de la Región; nos han reconocido en término de infraestructura muchas veces. Sin embargo, en términos tecnológicos todavía estamos al debe, a pesar de los esfuerzos y de las diversas propuestas y agendas digitales de los últimos años.

Si queremos darle un fuerte impulso al país para crecer, sin duda alguna, las tecnologías de la información y comunicaciones, TIC, pueden ser una llave maestra para hacerlo. De ellas, y su buen uso, puede depender el éxito o el fracaso de un negocio.

Te puede interesar  La vulnerabilidad del IoT, un riesgo para las empresas

Si queremos ciudades inteligentes, una economía contundente, menos contaminación, un mejor transporte público, un sistema moderno y expedito de atención y gestión, entre otros, es vital poner atención a las decisiones que en la actualidad se tomen, a los proyectos que se emprendan, a las reformas que se lleven a cabo, a las inversiones que se realicen y a la forma en que entendemos, manejamos e incentivamos la incorporación de las TIC, tanto en los negocios, como en los procesos de las diversas áreas que mueven al país.

Por lo mismo, es muy importante tener una visión innovadora de largo plazo, transversal a los diversos ámbitos de la sociedad, donde las tecnologías de la información y comunicaciones sean el eje central; donde las ideas, las buenas prácticas y la ejecución de ellas se lleven a cabo en conjunto entre el Estado, la empresa privada y la academia. Sí, se innova, pero aún falta.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


Claudio Muruzabal
SAP lanza en Argentina programa para promover emprendedores digitales

La iniciativa fue anunciada a Mauricio Macri por ejecutivos de la compañía. Se presentará en agosto en Buenos Aires y...

Cerrar