El camino al 5G: una mezcla de desafíos y oportunidades

El camino al 5G: una mezcla de desafíos y oportunidades
La infraestructura de red es una gran parte de la etapa de análisis que los operadores están realizando rumbo a 5G.Kashif Hussain, gerente de Marketing de Soluciones para la línea CellAdvisor de Viavi Solutions

El camino a las redes 5G está en conversaciones globales, y cada región presenta su única combinación de desafíos y oportunidades.

En América Latina, probablemente no veamos una migración al 5G como ocurrió con el 3G, ya que el 5G, de manera similar al 4G, tiene ventajas y características específicas. En los próximos años, las operadoras pueden priorizar las diferentes áreas de la red teniendo en cuenta los servicios y la geografía, por ejemplo, tomar la decisión de migrar o mantener una mezcla de las redes 4G y 5G. El escenario más probable es que el 5G empiece con oferta en las áreas de negocios en los centros urbanos y, luego, se expanda en las grandes ciudades.

Expectativas en espiral

Añadiendo a la carga de trabajo de las operadoras, la red 5G requerirá una mayor capacidad inalámbrica, conexión de grandes volúmenes de dispositivos orientados a la gente, y conectar aún más objetos del Internet de las Cosas, además de obtener ahorros significativos de consumo energético. Esta no es tarea fácil.

En este contexto, y debido al deseo de corregir lo que no resultó satisfactoriamente en la migración a 4G, cada aspecto de las redes futuras es objeto de cuidadosos estudios. Si las operadoras esperan ofrecer lo que los consumidores, las empresas y los gobiernos están a la espera, y lograr entregarlo sin contratiempos, ajustado a presupuesto y sin demoras, las partes críticas de la infraestructura de la red deben ser examinadas bajo el microscopio.

Fibra hasta la antena: eficiencia de costos, procesos más simples y mejoras en la QoE

Una de las principales áreas bajo discusión es el tipo de infraestructura de red que los operadores adopten, en particular aquellas que requieran de una atención y cuidados continuos. Las estaciones base con tecnología de fibra hasta la antena han resultado ser muy populares en los EE. UU. y existe ya suficiente experiencia con las mismas. En lugar de un enfoque de componentes, en la que una antena está conectada a una unidad de banda de base a través de conexión coaxial, esta nueva generación de estaciones radio-base utiliza un enfoque de arquitectura distribuida. Se coloca un cabezal de radio remoto en el tope de la torre, utilizando una conexión de fibra óptica para sincronizarla con la unidad de banda base.

Las antiguas estaciones base con conexión coaxial experimentaban degradación de la señal, además el mantenimiento de las mismas resulta costoso. Los nuevos sistemas de fibra hasta la antena hacen frente a este problema, proporcionando a los operadores una serie de ventajas que las instalaciones tradicionales no pueden ofrecer. Uno de los principales beneficios es el tiempo necesario para ejecutar una serie de pruebas. El volumen de pruebas que se pueden realizar es enorme cuando se realiza a través de una conexión de fibra. Si existe un problema en la fibra, se puede determinar donde reside el daño con una exactitud de centímetros. Esto hace que el proceso de aislar el problema sea mucho más fácil. Todo esto significa que la cantidad de tiempo y, por lo tanto, el costo que debe incurrirse en el mantenimiento de una estación base se reduzca drásticamente.

Te puede interesar  F5 impulsa la preparación de los proveedores de servicios latinoamericanos para 5G y el IoT

Otra de las ventajas del uso de conexiones de fibra es que la existencia de fibra sucia se puede identificar con gran rapidez. Una fibra sucia es donde partículas extrañas terminan acumulándose en las superficies de contacto del conector de fibra óptica y comienzan a degradar el rendimiento. En un estudio realizado en el 2001, se encontró que las conexiones de fibras contaminadas eran la principal causa de fallas en enlaces de fibra, ¡representando un 85% de las fallas! Una inspección sistemática proactiva de la fibra puede ayudar a prevenir la degradación del servicio, aunque esto requeriría una gran inversión de tiempo y recursos.

Una pieza importante del rompecabezas 5G

La infraestructura de red es una gran parte de la etapa de análisis que los operadores están realizando rumbo a 5G. Hacer una inmersión profunda en cada una de las áreas de gestión de red es clave para mantener los costos bajos a medida que los operadores empiezan a unir las piezas del rompecabezas 5G.

A menos que se adopten nuevos enfoques, nuevas formas de trabajo, nuevos modelos de implementación y diferentes tecnologías, podría ser desastroso para los operadores. Mientras la expectativa sea excesivamente alta, la realidad resultará subóptima de forma inevitable. Sin embargo, no todo es pesimismo. Si se introduce la tecnología adecuada, los operadores tendrán mucho más control sobre sus redes. Problemas continuos tales como la suciedad en la fibra se puede combatir con facilidad. En lugar de estar siempre a la defensiva y reaccionar a las fallas, los operadores pueden empezar a ser proactivos y hacer uso de la información disponible para ellos.

El truco para los operadores es tomar un enfoque mesurado, seleccionar sabiamente los componentes que formarán parte de la próxima generación de infraestructura de red, y exigir que cada uno de estos componentes del sistema entreguen el mayor valor posible. Al hacer esto, los operadores serán capaces de reducir los incidentes experimentados durante la migración a 4G y tener más control sobre las redes que operan.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Las aseguradoras invierten más de 160.000 millones de euros en el mundo ‘insurtech’

Según Tecnocom, el mundo del seguro vive un proceso de transformación donde la conectividad es el principal factor disruptivo.

Cerrar