Calidad de software: hacia una industria de excelencia

Calidad de software: hacia una industria de excelencia
Las personas son la esencia del desarrollo de software.Alejandro Bianchi, presidente de Liveware

Una industria del software con calidad se logra con el compromiso efectivo de todos los actores: estado, universidad y empresa.

Hoy en día está clara la necesidad que tienen las organizaciones en “mejorar la calidad” del software, pero no hay una visión consensuada acerca del significado de esta frase. Muchos entienden que la calidad se mejora a través del testing, otros sostienen que es un concepto abstracto para el software y que por lo tanto es difícil de implantar debido a los costos que implica su introducción en el ciclo de desarrollo.

Finalmente, otra parte de la comunidad reconoce que la calidad se mejora a través de varias acciones que, bien planificadas, ayudan a lograr mejores productos a costos razonables y respetando las necesidades de cada mercado o dominio industrial en lo referido a tiempo de salida al mercado.

La calidad de los procesos influye en la calidad de los productos y servicios, por lo que se sostienen los siguientes principios:

  1. La calidad del producto es dependiente de la calidad del proceso de producción, por lo tanto, cuando hablamos de “mejorar la calidad” nos referimos a acciones que ataquen las dos entidades: productos y procesos.
  2. La calidad es costosa, por lo tanto, es importante entender el negocio y el dominio de aplicaciones para poder determinar el costo de calidad y el costo de la no calidad y en función a estos determinar la ecuación justa de costo/beneficio.
  3. No existe calidad sin mediciones. Si una organización no puede demostrar la calidad presente en sus productos o en sus procesos de producción, sus esfuerzos solo son visibles de manera subjetiva y por lo tanto le costará mejorar de manera continua.
  4. Calidad es hacer las cosas de manera eficiente y al menor costo, por lo tanto, un proceso de calidad debe ser capaz de anticipar los problemas y/o detectarlos en las mismas actividades que los producen. El testing es bueno, pero es caro, consume demasiado tiempo y muchas veces es inefectivo, por consiguiente, una visión robusta de calidad debe sostener que a la etapa de testing llegue un producto de calidad y no esperar a que sea introducida en el proceso de pruebas.
  5. Las herramientas o los métodos por si mismos no proveen calidad. Es necesario trabajar en mejorar las capacidades y competencias de los recursos humanos para que puedan hacer un uso efectivo de estas bajo una clara política de calidad y de objetivos de negocios. Recordar siempre que las personas son la esencia del desarrollo de software y todo esfuerzo en mejorar su formación contribuyen directamente en la mejora integral de una organización.
  6. No puede decirse que una organización que, en forma alternativa tiene éxitos y fracasos, posee una cultura de calidad. Por lo tanto “calidad” es sinónimo de mejora continua para buscar la estabilidad de procesos que aseguren repetibilidad de éxitos y capacidad de adaptarse a los cambios que la tecnología y los mercados imponen.
  7. La responsabilidad de “mejorar la calidad” es del nivel más alto de la organización. Su compromiso y capacidad de comunicar decisiones y políticas deben asegurar que los ingenieros entiendan el mensaje y tomen las mejoras como propias, creándose un ambiente de mutua confianza y colaboración aún en las situaciones más conflictivas.
  8. Los modelos de madurez y estándares de calidad son buenas herramientas para orientar un programa de mejora, pero mal interpretados y/o implantados pueden provocar un efecto contrario al buscado. Por lo tanto, los objetivos del negocio guían las definiciones de procesos, incorporación de métodos y/o tecnología y los modelos contribuyen a decirnos “que”, pero el “cómo” es nuestra responsabilidad. Se debe recordar siempre que la industria argentina produce software, por lo tanto, la ingeniería es una actividad crítica en el logro de la mejora de la calidad.
  9. Disponer de un área de “aseguramiento de calidad” es esencial para consolidar un programa de mejoras, pero esta área tiene la obligación de escuchar a los diferentes niveles de la organización. Su contribución puede ser importante al momento de definir procesos y prácticas y debe recordar que su trabajo comienza con coaching y no con un foco exclusivo en auditorías.
  10. Mucho se habla de madurez, pero poco se entiende de este concepto: madurez es la capacidad de una organización o grupo de analizar y resolver problemas en base a hechos objetivos. Los nueve principios anteriores contribuyen a lograr esta definición.
Te puede interesar  Empresas y organismos públicos desaprovechan la mitad del software que compran

Es así como una industria del software con calidad se logra con el compromiso efectivo de todos los actores: Estado, Universidad y Empresa. La cultura de la calidad define una manera de hacer negocios y mostrar una ventaja competitiva. No se puede agregar valor a un producto o servicio que no tiene calidad visible y evaluable. En este sentido esta cultura se debe crear desde la misma formación profesional de los futuros profesionales, con políticas concretas que impulsen el desarrollo con calidad y las empresas asumir el compromiso para un desarrollo centrado en la excelencia a todos los niveles.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


CIO: rol fundamental para la supervivencia de toda organización en la era digital

En el contexto actual donde el negocio es tecnología y la tecnología es el negocio, el Chief Executive Officer cumple...

Cerrar