Branded Content: ¿el futuro de la publicidad?

Branded Content: ¿el futuro de la publicidad?
Esta nueva forma de hacer publicidad no fija su objetivo en buyer personas, sino simplemente en personas, sin adjetivos y con un profundo matiz humano.

Producir contenidos con los que la audiencia se sienta identificada y escuchada, sin presión alguna por adquirir un producto o servicio determinado.

Grupo Virket explicó por qué branded content es el futuro de la publicidad. Para los profesionales de la mercadotecnia el branded content no es un concepto nuevo, pero sí una tendencia que en la actualidad se hace de más adeptos. ¿Por qué?

Más que ofrecer un mapa minucioso de la oferta propuesta, el branded content sugiere a manera de detalle la marca promocionada en un producto de entretenimiento, con lo cual se busca vincularse con la audiencia. Pero, ¿exactamente cómo sucede esto? Para explicarlo propondré un ejemplo pionero, el personaje animado “Popeye, el marino”. Este personaje de tiras cómicas y series animadas nace de la imaginación de Elzie Crisler Segar y hace su primera aparición pública en 1929, en el The New York Evening Journal.

La historia de este marino de aspecto tosco tenía como característica que al ingerir espinacas obtenía una fuerza descomunal, detalle que fue introducido por iniciativa de la Cámara de Productores de Espinacas de Estados Unidos con la finalidad de promover su consumo, principalmente en infantes.

De esta forma, lo que vemos, aún en la actualidad gracias a las producciones del gigante de la animación Hanna-Barbera, no es una serie de comerciales que motiven el consumo de espinacas, pero ese es el tópico esencial. Vender a través del entretenimiento y afianzar la fidelidad del cliente son los puntos clave del branded content.

El cliente no es primero, es lo único

Esta estrategia dentro del inbound marketing sirve para generar una mayor cantidad de leads, pues no sólo se trata de capturar la atención de la audiencia, promocionar la marca y conseguir un cliente nuevo, es comunicar emociones, entender y sorprender al público, quien a la postre devendrá fan. Esta nueva forma de hacer publicidad (o no tan reciente, ya que desde la década de los treinta viene gestándose con gran éxito), no fija su objetivo en buyer personas, sino simplemente en personas, sin adjetivos y con un profundo matiz humano.

Te puede interesar  Los millennials desafían al mercado financiero

Para adaptarse a los parámetros del mercado actual, es imperativo reinventar las reglas sobre cómo anunciarse. Lanzar a diestra y siniestra una marejada de comerciales en televisión, en Internet o en medios móviles parece obsoleto cuando se está frente a millones y millones de informaciones similares inundando la retina del espectador/cliente a cada instante.

Producir contenidos más sofisticados y menos intrusivos, con los que la audiencia se sienta identificada y escuchada, sin presión alguna por adquirir un producto o servicio determinado salvo la confianza de su marca predilecta: ese debe de ser el futuro de la publicidad, sentir y hacer sentir.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


romina-chizzotti
El impacto positivo de la tecnología en la gestión médica

Las instituciones relacionadas con la medicina y la salud están recurriendo a la tecnología con el objetivo de mejorar los...

Cerrar