Cómo hacer para que el big data funcione para el negocio

Cómo hacer para que el big data funcione para el negocio
Las empresas tradicionales deben implementar tecnologías y procesos que ayuden a agilizar sus operaciones.Eduardo Lugo, VP de BMC para América Latina

IDC predice que para el 2020 se creará cada segundo alrededor de 1,7 MB de nueva información por cada humano en el planeta.

Desde retail hasta salud, viajes y automotriz, esto significa que las industrias no tienen otra opción que adoptar servicios digitales lo antes posible.

Pero como los consumidores esperan más información en sus huellas dactilares a una velocidad tan rápida, la presión aumenta para que las organizaciones sigan el ritmo de un mercado que evoluciona a una velocidad interminable.

Para satisfacer esta demanda, las empresas tradicionales deben implementar nuevas tecnologías y procesos que ayuden a agilizar sus operaciones, reorganizar sus fuerzas de trabajo e impulsar nuevos ingresos para ayudarles a aumentar la rentabilidad.

Las organizaciones tradicionales que implementan exitosamente las estrategias requeridas para hacer frente al crecimiento explosivo de los datos lograrán cambiar sus negocios para alinearse con la economía digital, descubriendo rápidamente los beneficios.

¿Cómo puede el directorio prepararse mejor para estos cambios?

El “negocio digital” no se limita a sustituir lo antiguo por lo nuevo. Se trata de aprovechar la tecnología para mejorar cada aspecto de una organización, la remodelación y la redefinición de las empresas desde el principio.

Eso no quiere decir que las organizaciones a través de cada vertical no están experimentando los beneficios de la transformación digital, incluso antes de redefinir su negocio como tal. La computación en la nube está haciendo que la propiedad de los sistemas empresariales sea más simple y más rentable, por ejemplo, mientras que la movilidad y el BYOD están proporcionando a la fuerza laboral una mayor flexibilidad en cómo y dónde trabajan.

Pero si bien estas iniciativas permiten que las empresas se vuelvan más ágiles, también traen consigo una nueva serie de desafíos: la necesidad de un enfoque renovado en la integración y coordinación de equipos, procesos y sistemas que abarcan toda la gama de disciplinas de gestión de TI.

Para un CIO, por ejemplo, estas iniciativas de transformación digital representan más tecnología para administrar, formas más diversas de usarla y más complejidades en el modo de implementarla. Este es un territorio inexplorado para muchos CIOs y ofrece oportunidades ilimitadas para la innovación. Incluso ha llevado a muchas empresas a crear una nueva posición de C-Staff para centrarse exclusivamente en nuevas tecnologías y estrategias digitales: el Chief Digital Officer (CDO).

Por esta razón, es importante que los líderes reconozcan que para preparar a sus empresas para el cambio al terreno digital, también deben tomar medidas ellos mismos. Los CIOs deben tener una visión clara del negocio y ver la tecnología como una forma de generar ingresos y hacer crecer el negocio en lugar de tratarlo como un centro de costos.

Mientras tanto, los Chief Marketing Officers (CMOs) necesitan obtener acceso en tiempo real a analíticas de negocios y descubrir tendencias más rápido que nunca, y los Chief Technology Officers (CTOs) y CDOs deben planear una estrategia de tecnología digital centrada en el cliente (que ayuda a innovar de manera abierta, colaborativa y móvil).

Estas oportunidades y estrategias son un trampolín para el liderazgo de cualquier negocio que está a punto de sufrir o está actualmente en medio de una transformación digital. Si los líderes empresariales pueden liberarse de su “zona de confort” en TI, pueden agregar valor considerable al liderar la innovación en toda la organización.

¿Cómo benefician los grandes datos al consumidor final?

Los consumidores de hoy en día están adoptando un nuevo conjunto de comportamientos, que se realizan tanto en plataformas digitales como en tiendas. Como resultado, hay una cantidad creciente de datos disponibles acerca de sus datos demográficos, hábitos de gasto, preferencias y actividad que cuando se analizan en un nivel macro e individual conduce a ideas significativas. Esto ayuda a las empresas a entender a sus consumidores, impulsar el compromiso y retener las ventas.

Te puede interesar  Se viene el “Meta OS”

La tendencia está impactando claramente en todos los niveles de negocio hoy en día y consecuentemente ayudando a negocios a satisfacer las demandas del cliente. De hecho, un informe reciente de McKinsey afirma que las empresas que hacen un amplio uso de la analítica de los clientes ven una mejora del beneficio del 126% sobre los competidores.

Gracias a estos cambios en el comportamiento, compañías como Spotify pueden ahora utilizar datos de sus usuarios para informar de todo, desde anuncios hasta la creación de recomendaciones personalizadas en su lista de reproducción semanal de Spotify. Al analizar las preferencias de los oyentes desde un nivel superior, Spotify es capaz de identificar tendencias y ayudar a la gente a encontrar nuevas canciones que realmente disfrutarán.

¿Cómo los grandes datos cambian la manera en que dirigimos nuestro negocio?

Son pocos los negocios que no han sido afectados por la tecnología. Desde la forma de pedir comida para llevar hasta la forma de reservar un turno con el médico o realizar un seguimiento de ventas, la digitalización de los negocios ha llevado a la creación de nuevos roles de trabajo y modelos de negocio, y la evolución de otros.

Un claro ejemplo de esto es el caso de Red Roof Inn. La cadena hotelera ha demostrado el valor de la información en tiempo real para su negocio mediante el aprovechamiento de datos tales como las condiciones meteorológicas y las estadísticas de cancelación de vuelos para orientar a los usuarios móviles en las regiones afectadas por las cancelaciones de vuelos debido al mal tiempo. Desde el lanzamiento de esta estrategia, la empresa ha realizado un aumento del diez por ciento en los ingresos en el área donde se desplegó la estrategia.

Sin embargo, aunque hay innumerables maneras de que los procesos existentes puedan verse afectados al incorporar grandes datos en las operaciones de una organización, no significa que el simple hecho de extender un enfoque tradicional de inteligencia de negocios (BI) haga que se produzca el conocimiento que el big data promete. Algunos aspectos del análisis de datos, la arquitectura y la gobernanza pueden requerir un enfoque completamente diferente.

Por lo tanto, es importante considerar e implementar nuevas tecnologías y procesos de manera continua. Sin embargo, aunque las tecnologías que agilizan las operaciones y reorganizan la fuerza de trabajo ayudarán a hacer el mejor uso de los grandes datos para impulsar nuevos ingresos y aumentar la rentabilidad de las empresas, esto por sí solo no es suficiente. Igualmente importante es un cambio en la mentalidad del directorio, liberándose de la tradicional “zona de confort” en TI.

Juntas, las decisiones estratégicas de tecnología digital y la mentalidad adecuada pueden ayudar a alinear los objetivos de negocio con la economía digital, ayudando a cualquier organización en cualquier industria a mantenerse al día con las demandas en constante evolución del mercado.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Tecnología y gobierno, la llave para el ciudadano del futuro

El 31 de mayo se llevará a cabo en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina el...

Cerrar